Aviones I+D+i Industria nuevas tecnologías

Kelekona, un aerobus para 40 pasajeros

La empresa estadounidense Kelekona propone un avión de 40 plazas y una autonomía de más de 500 km con tecnologías de los aerotaxis EVTOL.

Kelekona ha anunciado su proyecto de un autobús volante para desplazamientos entre ciudades que hará uso de las tecnologías que se están desarrollando para los EVOTL o aerotaxis voladores para la movilidad urbana.

La empresa apuesta por un diseño de ala volante impulsada por ocho motores eléctricos, capaz de trasladar a algo más de 500 kilómetros, en una hora de vuelo, a 40 pasajeros y un piloto, o a ese piloto y 4.500 kg de carga. Desde Kelekona ponen como ejemplo de pares de ciudades que podrán unir en una hora de vuelo Los Ángeles y San Francisco (560 km en línea recta), Nueva York a Washington (330 km), y Londres y París (350 km). Por carretera estas ciudades están a entre cuatro y cinco horas y media.

El diseño de la aeronave hará un amplio uso de aleaciones de aluminio y de materiales compuestos junto a piezas producidas por fabricación aditiva (impresión 3D).

Los ocho motores eléctricos, situados en parejas a ambos lados del fuselaje, en las partes delantera y trasera del mismo, bascularán para el despegue y aterrizaje vertical y ofrecer empuje horizontal durante el vuelo, mientras que el fuselaje, como señalamos con forma de ala volante, se encargará de la sustentación. Un aspecto a destacar es que las palas de las hélices movidas por los motores, además de estar carenadas, serán de paso variable para adaptarlas mejor a cada fase de vuelo.

Las baterías necesarias irán alojadas en un pod que formará la parte inferior del fuselaje y que podrá ser reemplazado tras cada vuelo por uno con sus baterías cargadas, mientras el usado pasa a la estación de recarga.

El acceso al interior se hará por medio de una rampa situada en la sección trasera del fuselaje.

Como medidas de seguridad en vuelo, Kelekona apuesta por dos radares, situados encima y debajo del fuselaje, y cámaras de video que cubren todos los sectores alrededor de la aeronave que dan “100 millas de conciencia ambiental adicional para detectar y evitar aeronaves desconocidas, pájaros, anomalías climáticas o infraestructuras que no aparezcan en las cartas y mapas”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies