Aviación comercial Enaire trafico aéreo

Europa completa las pruebas del nuevo sistema IOP entre centros de control aéreo dentro de SESAR

Con este nuevo sistema de comunicaicón entre los 63 centros de control de tráfico aéreo en Europa, estos podrán intercambiar en tiempo real información de los vuelos que controlan.

Con la participación de los gestores del espacio aéreo de Alemania (DFS), Francia (DSNA), España (Enaire), Italia (ENAV); el Centro de Control del Espacio Aéreo Superior en Maastricht (MUAC) de Eurocontrol; y los proveedores de tecnología Indra, Leonardo y Thales, se han completado las pruebas, dentro del programa SESAR, del nuevo sistema interoperabilidad tierra-tierra (IOP) para conexión en tiempo real entre los 63 centros de control de tráfico aéreo en Europa. Con este se facilitará el intercambio de información sobre los vuelos controlados por cada uno y lograr una gestión más fluida y eficiente del tráfico.

Según han explicado desde Indra, “La solución aborda un problema que se repite en el espacio aéreo europeo. Muchos vuelos se ven obligados a ajustar su trayectoria o velocidad cada vez que cruzan una frontera o sector aéreo para evitar conflictos con otras aeronaves. Esta situación se produce principalmente porque los centros de control de tráfico aéreo comparten y actualizan la información de las trayectorias de los vuelos de forma secuencial.

Para superar este problema, el proyecto de interoperabilidad tierra-tierra (IOP) 4DTM de SESAR JU, coordinado por Indra, ha desarrollado una nueva solución que permite compartir información fiable, completa y actualizada de la trayectoria de un vuelo, desde el despegue hasta el aterrizaje, que tiene en cuenta cualquier posible restricción que exista en los distintos espacios aéreos y sectores que vaya a cruzar”.

Con la nueva solución todas las acciones que cada centro efectuó en las pruebas “fueron inmediatamente visibles para los demás”.

Los ensayos se han realizado en dos tandas, una en abril de 2019, y la segunda el pasado mes de junio, si bien es ahora cuando Indra ha informado de los mismos. Las pruebas de junio se realizaron con un simulador “que reprodujo las operaciones que habitualmente gestionan los centros de control de Maastricht, Reims, Karlsruhe, Ginebra, Zúrich, Padua y Milán”.

En el simulador se practicaron, según han explicado también desde Indra, “cambios en la altura de vuelo solicitados por la aeronave para evitar tormentas; cambios de ruta solicitados por la aeronave para acortar distancias; actualizaciones en tiempo real de la información relativa a la trayectoria de un vuelo mediante los datos del objeto de vuelo; comprobaciones de la flexibilidad del proceso de traspaso de los procedimientos de vuelo entre los centros de control; la gestión coordinada entre los centros de control; y diversos mecanismos de simulación para prever y negociar cambios”.

Una de las ventajas de este nuevo sistema es que los controladores ya no tendrán que comunicarse por teléfono entre centros para coordinar las transferencias de aeronaves entre ellos. También podrán pedir a sus compañeros en oros centros que ajusten la trayectoria de un avión o “objeto de vuelo” como los denominan ahora, para ajustarla a las necesidades futuras de su sector.

Esta mayor coordinación lleva como corolario que los centros podrán gestionar más vuelos “con mayor precisión y puntualidad, reduciendo los costes para las aerolíneas, las emisiones de CO2 y ofreciendo un mejor servicio a los pasajeros”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies