Aviación comercial COVID19 IATA

IATA: Mascarillas a bordo sí, separación no

Cada vez màs aerolineas obligan ya a usar mascarillas a bordo.
Cada vez màs aerolineas obligan ya a usar mascarillas a bordo.

IATA apoya el uso de mascarillas por los pasajeros y tripulaciones a bordo de los aviones pero se muestra contraria a dejar asientos libres.

Para la asociación de líneas aéreas IATA, el uso de mascarillas a bordo de los aviones es suficiente para evitar el riesgo de contagio del COVID-19 durante los vuelos comerciales. “La evidencia sugiere que el riesgo de transmisión a bordo de un avión es bajo. Y vamos a tomar las medidas necesarias, como el uso de una mascarillas por parte de los pasajeros y  miembros de la tripulación, para agregar una capa adicional de protección. Necesitamos encontrar una solución que tranquilice a los pasajeros mientras mantiene los costos de los viajes aéreos a un precio asequible. Uno de estos aspectos, en ausencia del otro, no sería una solución duradera” ha declarado Alexandre de Juniac, director general y director ejecutivo de IATA.

Así fueron parando las aerolíneas sus aviones por el COVID-19.
Así fueron parando las aerolíneas sus aviones por el COVID-19.

Al referirse a los costos, De Juniac critica las medidas de distanciamiento social a bordo dejando asientos libres. Las aerolíneas mantienen que el que el aire de una aeronaves se renueve completamente cada pocos minutos y el uso de biofiltros avanzados de gran capacidad de retención de virus y similares hace casi imposible la transmisión del COVID-19 en vuelo. Una opinión que comparte la Organización Mundial de la Salud. Estos biofiltros son los de máxima capacidad, como los usados en los quirofanos.

Por el contrario, algunos estudios muestran la facilidad con la que uno puede contagiarse en el vuelo. Estos estudios son en su mayoría previos al COVID-19 y son genéricos de una infección. Unos se basan en el movimiento de pasajeros y tripulantes por la cabina durante el vuelo, así como durante las fases de embarque y desembarque del pasaje, y otros a la distancia entre pasajeros. En los segundos la tasa de infección es la misma a menos de dos filas del pasajero con el virus que a mayor distancia.

Ya hay 16.184 aviones parados en el mundo
Ya hay 16.184 aviones parados en el mundo

Para ayudar a reducir el peligro de infección, además de las mascarillas, IATA ha recomendado tomar la temperatura a pasajeros, empleados del aeropuerto y viajeros. Adoptar nuevos procedimientos de embarque y desembarque que reduzcan el contacto entre los pasajeros y los miembros de la tripulación. La limitación de movimientos en la cabina durante el vuelo. Llevar a cabo limpiezas de la cabina más frecuentemente y de una forma más exhaustiva. La simplificación de los procedimientos de servicio a bordo, para reducir el movimiento de los TCP y las interacciones con los pasajeros.

Desde IATA ponen además el ejemplo de que “el seguimiento de los contactos después de un vuelo de China a Canadá de un pasajero con síntomas de COVID-19 no reveló ningún caso de transmisión a bordo. Igualmente, el seguimiento de los contactos después de un vuelo entre China y Estados Unidos con 12 personas sintomáticas de COVID-19 no reveló ningún caso de transmisión a bordo”.

Los 16.184 aviones parados por región del mundo
Los 16.184 aviones parados por región del mundo

Otros motivos de IATA para no apoyar el que se dejen asientos libres entre pasajeros a bordo son que: “Una encuesta informal de IATA entre 18 aerolíneas revela que durante el período de enero a marzo de 2020, solo hubo tres episodios sospechosos de transmisión en vuelo, siendo los tres de un pasajero a un miembro de la tripulación. Se han informado otros cuatro episodios de transmisión de piloto a piloto, que pueden haber ocurrido durante el vuelo, pero también antes o después (incluso durante el tiempo de escala). No ha habido transmisión de un pasajero a otro”.

Otro estudio de IATA “más detallado del seguimiento de los contactos de 1.100 pasajeros durante el período de enero a marzo de 2020, confirmó que no hubo ningún caso de transmisión secundaria entre más de 100.000 pasajeros que habían tomado los mismos vuelos. Solo se encontraron dos casos entre los miembros de la tripulación”.

Varias de estas recomendaciones ya están siendo llevadas a cabo por numerosas aerolíneas que mantienen operaciones regulares.

Desinfección de un avión
Desinfección de un avión

Para IATA hay varias “razones plausibles por las cuales COVID-19, que se transmite principalmente por gotitas del tracto respiratorio, no se ha extendido más a bordo de los aviones”. Entre ellas está la forma en que se viaja: sentados y mirando hacia adelante, por lo que hay poca interacción cara a cara. Que los asientos actúan como una barrera para la transmisión hacia adelante y hacia atrás. Que la circulación del aire a bordo es vertical hacia el suelo, lo que “reduce aún más el potencial de transmisión hacia la parte delantera y trasera de la cabina; Además, la intensa circulación de aire no favorece la circulación de las gotas tanto como en otro ambiente interior”.

Y por si fuera poco, IATA y numerosas aerolíneas señalan que dejar un asiento libre entre pasajeros no cumple con la distancia mínima de seguridad marcada de al menos un metro y medio, ya que los asientos suelen tener unos entre 45 y 50 cm de ancho en turista

Estimación de IATA del aumento de los costes si hay que aplicar la separación social en los aviones.
Estimación de IATA del aumento de los costes si hay que aplicar la separación social en los aviones.

Para Alexandre de Juniac, “Necesitamos una vacuna, un pasaporte inmune o una prueba eficaz de COVID-19 que se pueda hacer a gran escala. En cada caso, el trabajo en progreso es prometedor. Pero nada de esto sucederá antes de que tengamos que reiniciar la industria. Es por eso que tenemos que prepararnos mediante una serie de medidas, cuya combinación reducirá aún más el ya bajo riesgo de transmisión en vuelo. Y debemos ser cuidadosos y evitar soluciones demasiado rígidas, para que podamos adoptar rápidamente medidas más efectivas que puedan estar disponibles para nosotros«.

Dejar un asiento libre entre cada dos dejaría la ocupación media en un 62 por ciento según IATA, 15 puntos por debajo de lo que se considera el nivel de equilibrio, es decir, el momento en que una aerolínea cubre sus gastos, que está en una media del 77 por ciento. IATA considera que “en comparación con 2019, se espera que las tarifas aéreas aumenten dramáticamente, del 43 al 54 por ciento dependiendo de la región, solo para cubrir los costos”.

Aumento del coste de los billetes Por distanciamiento social
Coeficiente de ocupación (%) Precio promedio en 2019 (dólares) Precio promedio con distanciamiento social (dólares) Aumento del precio promedio (%)
África y Oriente Medio 75 181 259 43
Asia-Pacífico 81 141 217 54
Europa 79 135 201 49
América Latina 79 146 219 50
Norteamérica 75 202 289 43
Asia del norte 76 135 195 45

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies