Defensa Ministerio de Defensa

Defensa incrementa su presupuesto un 4,6 por ciento

Margarita Robles, ministra de Defensa, explicó en el Congreso de los Diputados en que gastará su departamento los 9.411,93 millones de euros asignados en los Presupuestos Generales del Estado 2021.

Jarro de  agua fría para la industria.  El presupuesto asignado en la Ley General de Presupuestos del Estado al ministerio de Defensa, presentado ayer por la ministra Margarita Robles en el Congreso de los Diputados, deja en el aire todos los compromisos adquiridos por Pedro Sánchez con el máximo ejecutivo de Airbus, Guillaume Faury, el pasado 30 de julio.

El ministerio de Defensa tiene asignado en los PGE un total de  de 9.411,59 millones de euros. Esta cifra supone un incremento del 4,6 por ciento respecto a 2020. La ministra explicó ayer en el Congreso de los Diputados las líneas generales de gasto de este montante, que suma 4 17,59 millones más de euros que en el presupuesto anterior.

Durante su comparecencia la ministra anunció que el Consejo de Ministros de ayer martes 1 de diciembre aprobó la eliminación del recorte del 20 por ciento en las retribuciones que sufrían los militares en la reserva al cumplir los 63 años, cumpliendo así con una de las principales reivindicaciones de las asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas y de los grupos parlamentarios.

También destacó el aumento de 175 millones de gasto de personal con mejoras en las retribuciones de tropa y marinería, que espera puedan hacerse efectivas el 1 de enero. “Una mejora estructural relevante para tropa y marinería, que supone la elevación del nivel básico del complemento de destino desde el 13 actual al 14. Por partidas, es la de personal la que acapara el mayor montante, un total de 5.240 millones de euros, para un personal de 130.000 efectivos.

El segundo capítulo con mayor presupuesto es de las inversiones en nuevos programas de modernización de las Fuerzas Armadas, que asciende a un total 3.090 millones, el equivalente a un 32,8% del presupuesto total del Ministerio, con especial interés en los planes especiales de modernización, cuya dotación se incrementa en 177,1 millones de euros (un 8,2%). Según Margarita Robles: “Estos programas sirven a los objetivos de la política de Defensa, pero también contribuyen a los de otras políticas de Estado: la del empleo, la industrial o la de acción exterior”, ha manifestado Robles, añadiendo que “proporcionan además independencia tecnológica a España y Europa”.”

Dentro de este capítulo el mayor importe corresponde a programas ya en marcha. El reparto es el siguiente:  Eurofighter Typhoon (488,8 millones), el avión de transporte A400M (321,5 millones), el submarino S80 (300 millones), el helicóptero NH90 (280,2 millones), el blindado 8×8 Dragón (245,2 millones), las fragatas F110 (218,2 millones) o la modernización de los helicópteros CH47 Chinook (165,8 millones).

También se incluyen la segunda fase del blindado Pizarro (71,5 millones), los helicópteros de ataque Tigre (69,7 millones), el sistema del combate del futuro, que incluye el FCAS (53,7 millones), el nuevo BAM de Intervención Subacuática (53,4 millones), el carro de combate Leopard (41,8 millones), los misiles contra carro (20,0 millones) y el programa BAM de la Armada (5,0 millones).Habrá otros 355 millones fuera de los PEAS, que incluyen, por ejemplo adquisiciones como el nuevo entrenador del Ejército del Aire, el Pilatus PC-21, al que se van a destinar 95 millones; el proyecto del radar Lanza 5G, al que irá destinada una partida de 20,8 millones de euros; o el nuevo simulador para los helicópteros Chinook (13 millones).

En ninguno de los apartados destinados a las modernizaciones se encuentran partidas que estén destinadas a las adquisición de nuevos aviones de reabastecimiento en vuelo, de patrulla marítima, o el próximo entrenador avanzado para el Ejército del Aire, parte de los compromisos adquiridos en julio por parte del presidente del Gobierno y Guillaume Faury, CEO del grupo Airbus. Desde la multinacional afirman que las negociaciones siguen en marcha. Explican también que hay diferencias en la dificultad para firmar estos compromisos, desde la facilidad que tendría un supuesto contrato para la renovación de los aviones de patrulla marítima, a la complejidad del nuevo entrenador  avanzado.

El presupuesto asignado al Ejército del Aire es de 16,2 millones de euros. Mientras que la dotación en investigación, desarrollo e innovación en Defensa supone un total de 30,44 millones de euros, incrementándose en casi ocho millones de euros.

Esther Apesteguía

1 comentario

Haz click aquí para escribir un comentario

  • Todo lo que sea gastar menos del 2% es básicamente ir dejando sin capacidades el ejército y ya corremos el riesgo de que Marruecos nos iguale o incluso supere. Las subidas de presupuesto siempre son bienvenidas pero esto es una basura en comparación con lo que realmente se necesita invertir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies