Defensa Espacio Ministerio de Defensa

Los ministros de Defensa y Ciencia visitan el nuevo Centro de Operaciones y Vigilancia Espacial

Margarita Robles, ministra de Defensa, y Pedro Duque, ministro de Ciencia, han visitado el nuevo centro de Operaciones y Vigilancia Espacial, dependiente del Ejército del Aire, que está ubicado en la base aérea de Torrejón de Ardoz.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, acompañada por el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, han visitado esta mañana el nuevo Centro de Operaciones y Vigilancia Espacial (COVE), en la base aérea de Torrejón de Ardoz, con el fin de conocer con más detalle la misión de esta unidad para vigilar el espacio ultraterrestre, dependiente del Ejército del Aire.

El COVE está adscrito a la jefatura del Sistema de Vigilancia y Control Aeroespacial (SVICA) del Mando Aéreo de Combate, y fue creado para atender a la necesidad, cada vez mayor, de vigilar el espacio dado su nuevo papel en los sistemas de defensa nacionales. “La importancia del espacio es innegable, tiene un carácter absolutamente transversal, afecta a todos los sectores, desde el económico al ocio, pasando por el transporte y, sobre todo, al de seguridad y defensa”, ha explicado el general de brigada Juan Francisco Sanz, jefe de la SVICA.

El general ha señalado que las amenazas y desafíos provenientes del espacio se se han incrementado sustancialmente y ha expuesto algunos ejemplos. Entre las acciones de carácter intencionado de naturaleza hostil (amenazas) están los ‘satélites inspectores’, que pueden aproximarse a otros con la intención de obstaculizar su funcionamiento o sacarles de su propia órbita, aunque también pueden acercarse para solventar problemas.

TOTALMENTE OPERATIVO EN 2023

El Centro de Operaciones de Vigilancia Espacial (COVE) se integra en el Sistema Nacional de Vigilancia y Seguimiento Espacial (Spanish Space Surveillance and Tracking, S3T) y aumenta significativamente la eficacia y eficiencia de los medios disponibles. La primera fase de su desarrollo se completó en junio de 2020, está previsto que la segunda finalice en junio de 2021 y alcanzará todas sus capacidades en junio de 2023, con un equipo de 30 personas de alta cualificación en los cometidos del COVE.

A corto y medio plazo, su misión es la vigilancia del espacio ultraterrestre, especialmente en lo que afecta al desarrollo de las operaciones militares de las Fuerzas Armadas. Pero entre sus actividades también se incluye la distribución de predicciones de meteorología espacial y su posible impacto, así como predicciones acerca de la exactitud de las señales de posicionamiento, navegación y tiempo. A más largo plazo, está previsto que sea capaz de prestar servicios de gestión de tráfico espacial.

Asimismo, el COVE tendrá un importante papel a nivel de cooperación nacional e internacional, con la industria y universidades, la OTAN y la UE, y con EEUU, ya que se requiere un intercambio de conocimientos, adiestramiento y formación que implica mucha cooperación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies