carga SEPLA

Panair denuncia que su cierre es para favorecer al grupo ASL

Sepla y el sindicato de ASL España, denuncian que la única razón del cierre de la antigua Panair es favorecer la estrategia del grupo inversor irlandés y sus operaciones, y no la obsolescencia de las naves españolas tal y como comunicó el grupo empresarial en febrero. 

La antigua Panair, hoy ASL Spain, que cuenta con 30 años de historia y es una de las aerolíneas más antiguas de España tiene los días contados tal y como han comunicado en un encuentro con prensa en las instalaciones del Sepla los representantes sindicales de la aerolínea: Rafael Sacristán, jefe de la Sección Sindical en Sepla – ASL España; Miguel Diaz y Lars Eric, pertenecientes a la Sección Sindical Sepla; Pedro Arriola, jefe de la asesoría jurídica del Sepla y José María Labadía, asesor laboral de Sepla.

El cierre de la compañía supondría el despido directo de 160 trabajadores, entre ellos 50 pilotos, «sin una causa de peso que justificara los mismos» ha comentado Sacristán.

El ‘no’ futuro de ASL España se viene fraguando, como ya hemos informado en la revista Fly News, desde que en febrero representantes del grupo irlandés ASL anunciaran a los trabajadores en Madrid el cierre de su filial en España, ASL España, antigua Panair.

«A través de una presentación de power point nos hicieron saber la intención clara de cerrarnos sin argumentar ningún motivo que a nosotros nos pareciera razonable» recuerda el jefe de la Sección Sindical de Sepla – ASL España, Rafael Sacristán.

El motivo que ASL dio a los trabajadores de Panair durante este encuentro fue «la obsolescencia de las naves con la que la filial española está operando y que estos aviones serán inadecuados para el mercado emergente de la carga aérea». 

El grupo ASL, que adquirió Panair en mayo de 2016, alega al cierre de la filial española que los cargueros con los que opera, BAe 146, no cumplen con los requisitos de capacidad o rango que precisan. Sepla, sin embargo, rechaza absolutamente este argumento y «alaba las virtudes de las aeronaves con las que se opera, de las que incluso revistas especializadas inglesas se han hecho eco». 

Durante su intervención Sacristán también ha destacado que las aeronaves «supuestamente obsoletas han sido vendidas de forma progresiva a otras compañías, que operarán de forma externa para ASL». 

ASL España, contaba con 8 BAe 146, y de ellas cuatro ya han sido vendidas al grupo J & G Aviation y otra de ellas a una compañía australiana, dejando a la aerolínea únicamente con tres aeronaves, «aunque por poco tiempo, creemos que en agosto se irá la última aeronave de ASL España a otra compañía que barajamos que podría ser VDL». 

Rafael Sacristán reitera que los motivos que alega el grupo irlandés para cerrar Panair son inexistentes, porque «la compañía ha sido rentable de toda la vida». De hecho, el representante sindical ha subrayado que «el grupo no puede alegar al cierre motivos económicos porque siempre año tras año Panair ha dado beneficios, sin haber un solo año en la historia de la aerolínea en que hayamos dado perdidas». 

Consecuentemente, los representantes sindicales han explicado que esta situación ha creado una gran incertidumbre en la plantilla de Panair. «Los trabajadores han visto además de la venta de aeronaves la deslocalización de la producción y como se ha favorecido a otras partes del grupo, casualmente a la parte irlandesa del grupo a la que se le ha favorecido con la incorporación de nuevas aeronaves a su flota y la adjudicación de rutas que antes pertenecían a otras filiales europeas».

Esta incertidumbre ha hecho que pilotos con antigüedad de más de 20 años hayan optado por irse de la compañía, «incluso sin haber recibido la indemnización que les correspondía en el caso de que Panair finalmente cierre» en palabras de Sacristán.

Desde Sepla han comunicado que no entienden «tanta pasividad por parte de instituciones europeas y por parte del estado español» del que aseguran que no han recibido ningún apoyo. «El estado español no ha hecho ningún movimiento para apoyar a una de las aerolínea de carga españolas más importante del país» ha aclarado Sacristán.

A pesar de los esfuerzos de los sindicatos por entablar conversaciones con el grupo y «mostrar flexibilidad para poder mantener sus puestos de trabajo» el grupo no ha informado de ningún plan de viabilidad que asegure mantener los puestos de los empleados de la aerolínea española. «Tampoco han ofrecido ninguna oferta de recolocación y en el caso de que llegara, solo estarían interesados en pilotos y mecánicos« profesionales con licencia para operar los aviones que la compañía declara como obsoletos, dejando fuera a personal de handling, administración, etcétera.

LA HISTORIA DE PANAIR

BAe 146 de Panair en el aeropuerto de Sevilla.
BAe 146 de Panair en el aeropuerto de Sevilla.

Panair fue fundada por un grupo de accionistas entre los que se encontraba TNT Australia y Gerardo Paukner a través de su empresa A. Paukner, S.ATNT (Thomas Nationwide Transport) Australia fue el origen de este grupo de transporte; y Paukner crearía después Pauknair, aerolínea española «hermana » de Panair, que operó con dos BAe 146 de pasaje principalmente entre Melilla y Málaga y Madrid. Paukner fue también socio de Iberia y Lufthansa en la creación de Viva Air.

Paukner salío del capital social de Panair cuando TNT fue vendida al Correos de Holanda en 1996. Después sería comprada en 2016 por Fedex. Panair, como aerolínea independiente pudo continuar sus operaciones aunque se negoció su venta a ASL.

 

 

Sira March

Añadir comentario

Haz click aquí para escribir un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies