Aviones militares Defensa I+D+i

Eurofighter da luz verde al desarrollo futuro del DASS Praetorian

Los lanzadores de bengalas son solo una parte del sistema de defensa del Eurofighter, Los pods de punta de ala albergan equipos de contramedidas electronicas y un señuelo remolcable para atraer a los misiles enemigos.
Los lanzadores de bengalas son solo una parte del sistema de defensa del Eurofighter, Los pods de punta de ala albergan equipos de contramedidas electronicas y un señuelo remolcable para atraer a los misiles enemigos.

La española Indra es una de las empresas que forman el consorcio EuroDASS para el desarrollo del subsistema de ayuda defensiva Praetorian para el Eurofighter Long term Evolution

La empresa italiana Leonardo, en representación del consorcio EuroDASS, ha firmado un acuerdo con BAE Systems para explorar el futuro del subsistema de ayuda defensiva (DASS ppor sus siglas en inglés) Praetorian del Eurofighter Typhoon.

Estos trabajos deberán “garantizará que el sistema de defensa electrónica del Typhoon siga siendo, en las próximas décadas, uno de los más avanzados del mundo” señalan desde EuroDASS y forman parte de los estudios que se están llevando a cabo para la definición del Eurofighter Long Term Evolution. Este programa está destinado a modernizar al Eurofighter para que pueda mantenerse como un sistema de combate de primera línea al menos hasta 2040, cuando se estima podría comenzar a entrar en servicio la nueva generación de aviones, denominada por ahora FCAS por Alemania, España y Francia, y Tempest por Reino Unido e Italia.

EuroDASS está integrado por Leonardo, Elettronica, Indra y Hensoldt y su producto, el Praetorian combina en el avión diversos equipos de detección de amenazas, como misiles, y sistemas para contrarrestar las mismas, incluyendo lanzadores de bengalas, chafft e interferidores electrónicos.

Se espera que el estudio ofrezca opciones técnicas y capacidades a largo plazo sobre las que sustentar el desarrollo de la plataforma en el futuro. Estas podrían afectar tanto la mejora de la arquitectura, para poder incorporar nuevas funcionalidades de forma rápida y con menor coste, como a la explotación y fusión de los sensores que aportan la flexibilidad multiroll de la plataforma. Varias de estas opciones se estudiarán y se presentarán a los países socios del Eurofighter para respaldar una toma de decisiones informada” explican desde el consorcio.

El desarrollo de este sistema de defensa no ha estado libre de problemas, dado que surgió como un programa en el que estaban las cuatro naciones Eurofighter (Alemania, España, Francia e Italia). En 1991 Alemania se retiró debido al coste del mismo, al igual que hizo posteriormente España al siguiente año. Alemania decidió volver en 1996 al ver que el sistema alternativo que Airbus estaba desarrollando en Alemania era aún más caro. Un año antes España había decidido regresar también al programa. En aquel momento los socios del desarrollo eran GEC-Marconi (hoy parte de BAE Systems), que tenía un 60 por ciento de EuroDASS y Elettronica. Para el regreso de España se firmó un acuerdo con la empresa italiana para que Indra asumiese parte de los trabajos adjudicados a esta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies