Accidentes cazas Defensa

Nuevo problema para el Lockheed Martin F-35: Corea para su flota

El primero de los F-35 surcoreanos poco antes de su entrega.
El primero de los F-35 surcoreanos poco antes de su entrega.

La toma sin tren de un F-35A de Corea del Sur ha llevado a su fuerza aérea a dejar en tierra sus aviones mientras se investiga el incidente.

El 4 de enero, uno de los 40 Lockheed Martin F-35A de la Fuerza Aérea de Corea del Sur tuvo un fallo completo de sistemas, salvo los mandos de vuelo y motor, durante un vuelo de entrenamiento.

Según informó el segundo jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea de Corea del Sur, durante el vuelo a baja cota, el piloto empezó a oír explosiones y los instrumentos comenzaron a mostrar fallos. Ante esto, el piloto decidió aterrizar en la base aérea de Seosan, a algo menos de 100 km de su base en Cheomju. Ante la imposibilidad de bajar el tren de aterrizaje del avión, la pista fue cubierta con espuma para la toma sin tren.

Tras este fallo masivo de los sistemas de a bordo, la Fuerza Aérea de Corea del Sur decidió la paralización de todos los aviones mientras se investiga lo ocurrido.

Si bien es la primera toma sin tren de un F-35, en Estados Unidos los aviones se han parado también en varias ocasiones, primero por un fuego en tierra, después tras el primer accidente del modelo, y en otra ocasión por problemas con el sistema de oxígeno para el piloto. Japón también los paró después de que uno de los suyos se estrellase en el Pacífico a unos 135 km de la costa del extremo norte de la isla de Honshu, la mayor de las islas del archipiélago japonés.

En total se han perdel ido en accidentes seis aviones F-35:

Uno de los Marines, 27 de octubre de 2016, tras un fuego en vuelo y un aterrizaje de emergencia.

Uno de la Marina de EE.UU. tras un fallo de motor el 28 de septiembre de 2018.

El citado de la Fuerza Aérea de Japón, el 9 de abril de 2019.

Dos de la USAF, el 23 de junio de 2014, por el referido incendio en tierra, y el 19 de mayo de 2020, durante el aterrizaje, se salió de la pista y se incendió tras eyectarse el piloto.

Y uno de la RAF británica, en el Mediterráneo, en una ubicación que no se ha hecho pública el 17 de noviembre de 2021. El avión cayó al mar al no lograr velocidad para despegar del portaviones HMS Queen Elizabeth. Los restos de este fueron recuperados por un equipo formado por medios británicos, estadounidenses e italianos para evitar que fuesen recuperados por algún otro país.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies