Espacio Misiones

India fracasa en su primer asalto a la superficie de la Luna

El módulo de descenso Vikram sobre la sonda nodriza Chandrayaan 2

No ha sido posible y el módulo de descenso Vikram de la Agencia India de Investigación Espacial que debía alunizar a unos 350 kilómetros del polo sur lunar se ha estrellado contra la superficie de la Luna.

Ahora ha sido el módulo de descenso Vikram de la misión Chandrayaan 2 de India la que ha fracasado en su intento de posarse en el polo sur de nuestro satélite natural. Pero el pasado 11 de abril fue el módulo de descenso Beresheet de Israel el que se estrelló contra la polvorienta superficie lunar.

El resultado es que tan solo Estados Unidos, Rusia y China han podido emplazar una y otra vez sus respectivas tecnologías sobre la Luna y que ni India ni Israel han podido convertirse en los cuartos países en ver cumplidas sus expectativas de igualar a las tres grandes potencias.

Los técnicos y científicos del Centro de Control de Byalalu próximo a Bangalore perdieron contacto con el módulo de alunizaje Vikram el 6 de septiembre, momentos antes de que se posara sobre la superficie, cuando se encontraba a una distancia de 2,1 kilómetros de la superficie y pocos segundos de alcanzarla.

Zona del alunizaje de Vikram (arriba) y del impacto de la ya concluida misión previa Chandrayaan 1

Aunque la razón de ser de Vikram era convertirse en el primer artefacto humano en posarse sobre uno de los polos de la Luna, no todo está perdido. A pesar del fracaso del módulo de descenso y del vehículo todo terreno de exploración que estaba en su interior, la sonda nodriza Chandrayaan-2 permanece en órbita con más de media docena de instrumentos científicos, que deben seguir en funcionamiento durante al menos un año en una órbita circular alrededor de la Luna, a tan solo un centenar de kilómetros de la superficie.

Los principales objetivos del orbitador Chandrayaan 2 ‒nave lunar 2 en sánscrito‒ son confirmar la presencia de agua en las regiones situadas permanentemente ocultas a la luz solar, estudiar la llamada exosfera ‒la muy tenue atmósfera de la Luna‒ y determinar los principales elementos presentes en la Luna, principalmente la existencia de helio 3.

Recreación de Vikram posada en la Luna con el todo terreno Pragyan

La pérdida de Vikram es un duro golpe para la Agencia India de Investigación Espacial (ISRO) y el gobierno de Nueva Delhi por varias razones. Una de ellas es porque su rival asiático, China, es la única nación que ha logrado alcanzar la Luna en su primer intento y, además, mantiene en funcionamiento la sonda Chang’e 4 y su vehículo todo terreno Yutu 2 sobre la cara oculta de la Luna.

Aunque la ISRO no tiene en marcha ningún otro programa semejante, parece razonable que el primer ministro Narendra Modi dará luz verde a alguna ambiciosa iniciativa semejante que logre retomar las esperanzas de India de alcanzar la Luna.

La misión Chandrayaan 2 fue lanzada al espacio el pasado 22 de julio a bordo de un cohete nacional GSLV Mk III M1, que despegó desde el centro espacial Satish Dhawan de la isla de Sriharikota. La misión estaba compuesta por el orbitador y el módulo de descenso Vikram, que alojaba en su interior un vehículo todo terreno de 27 kilos bautizado Pragyan ‒que en sánscrito significa sabiduría‒ con instrumentos para analizar el suelo lunar.

A pesar de la decepción de los técnicos de la ISRO, el orbitador continúa en servicio

En su trayectoria hacia el satélite natural de la Tierra, Chandrayaan 2 quedó situada el 20 de agosto en una órbita lunar muy alta, hasta que el 1 de septiembre alcanzó una órbita circular de tan solo 127 x 119 kilómetros. Vikram se separó del orbitador el 2 de septiembre y durante los siguientes dos días encendió sus motores hasta alcanzar los 30 kilómetros.

Con un periodo de vida de dos semanas y una autonomía de 500 metros, los científicos indios confiaban en Pragyan para poder recoger muestras minerales y tomar imágenes del suelo lunar.

La ya desaparecida Pragyan tenía unas dimensiones de 0,9 x 0,75 x 0,85 metros y estaba dotada con seis ruedas que le debían permitir trasladarse a una velocidad de 1 centímetro por segundo para recorrer alrededor de medio kilómetro en total. Pero tanto Vikram como Pragyan son los elementos que han quedado destruidos por el fracaso de su entrada sobre la Luna.

Etiquetas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies