Cursos de piloto comercial Escuelas formación aeronáutica

El concurso de fotografía de Aerotec ya tiene ganador

Marcos Durán, alumno de la escuela, ha sido el ganador absoluto de los premios de Fotografía de Aerotec en esta edición de 2022.

Las mejores fotos de la flota de Aerotec Escuela de Pilotos. La escuela da por finalizado el concurso de Fotografía en su edición de 2022. Aerotec organiza todos los años este premio entre sus alumnos, que es premiado con horas gratis de simulador.

Marcos Durán, autor de la imagen que ilustra esta noticia, ha sido el ganador absoluto, y será premiado con dos horas de simulador. La escuela, y debido a la gran calidad de los trabajos presentados, ha decidido premiar a todos los participantes, con una hora de simulador. El nombre de los alumnos que han participado y que se beneficiarán de este premio son:Aitor Rodríguez, Ana Klabukova, Ivan Sanz, Jose Luis Andrade, Miguel Peracho, Pablo Calleja y Sergio Agudo.

Todo lo que necesitas saber para ser piloto

1La veterana escuela, con más de 25 años de historia formando pilotos, apuesta por una formación de calidad y para ello aconseja a los futuros aspirantes a pilotos sobre los itinerarios formativos más adecuados para comenzar con esta formación aeronáutica.

«Una de las preguntas que más oímos cuando se nos acerca alguien joven interesado en trabajar como piloto en un futuro, es ¿Qué bachillerato tengo que estudiar para ser piloto?, afirman desde la escuela, explicando que: «Estrictamente hablando, no es obligatorio estudiar bachillerato de ningún tipo para poder acceder a los estudios de piloto.»

Pero en la práctica -continua la fuente de Aerotec-  será ventajoso llegar con una serie de conocimientos de base al inicio del ATPL. Más que un tipo de bachillerato en concreto, lo importante son una serie de asignaturas y conocimientos cuya base es recomendable que quede bien asentada antes de comenzar con el curso de piloto de transporte de líneas aéreas.

No están todas las asignaturas, ya que el temario del curso es mucho más amplio, pero estas son las recomendaciones de Aerotec para comenzar bien «armado» el curso de piloto de aviación comercial.

Inglés. El lenguaje aeronáutico por excelencia, el inglés es de lo primero en lo que muchos piensan cuando deciden hacerse pilotos. El inglés aeronáutico demanda además un dominio muy elevado del mismo, ya que lejos de escuchar un perfecto inglés británico con toda nitidez, los pilotos necesitan comunicarse en inglés con personas que no son angloparlantes y hacerlo además a través de radios y sistemas de escucha plagados de interferencias y con una calidad de sonido que en ocasiones puede llegar a ser muy baja. Aun así, no desesperéis: nadie llega nunca con suficiente nivel de inglés a los cursos, de ahí que esa sea una asignatura principal para todos nuestros alumnos.

Geografía. Para los despistados, decir que el trabajo de un piloto consiste en, esencialmente, volar de un lugar a otro del mundo. A pesar de tener potentes sistemas de navegación y apoyo instrumental tales como el GPS integrados en la cabina, los pilotos no cuentan con las referencias, señalizaciones, caminos e indicaciones en las que solemos apoyarnos cuando queremos ir de un lugar a otro en un medio de transporte terrestre. Orientarse a miles de metros de altura funciona de manera muy diferente a cuando estás a ras del suelo, de ahí que el estudio y lectura de mapas y cartas de navegación sea primordial.

Cálculo geométrico. Una gran parte de la vida del piloto consiste en calcular cosas ¿qué cosas? Todo tipo de cosas: la masa y centrado del avión, el combustible a emplear en el vuelo, los grados de viraje en un ruta, y así suma y sigue (nunca mejor dicho). Sobre todo, se emplea mucho el cálculo trigonométrico, vital para trazar rutas. Por supuesto, los pilotos cuentan con ordenadores de abordo y programas sofisticados dedicados a evitar esos errores propios de calcular las cosas de cabeza, pero en todo caso, deberemos entender la lógica de lo que estamos haciendo ya que un ordenador puede seguir nuestras instrucciones a la perfección, pero nunca pensará ni decidirá por nosotros, que somos los que al fin y al cabo estaremos a los mandos de la aeronave.
Aún así, esto es como todo: si venís a una escuela de pilotos es para aprender. Nadie llega enseñado desde casa, y tanto las clases convencionales como las lecciones de refuerzo se crearon para suplir esos conocimientos que la educación obligatoria no ha podido tocar con suficiente profundidad.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies