Historia aviación Industria

La historia de los reactores comerciales de Boeing comenzó hoy, hace 65 años

Se cumplen 65 años del comienzos de Boeing en la aviación comercial a reacción.

Hoy -15 de julio- hace 65 años que voló el que sería el progenitor de los reactores comerciales actuales de Boeing y de multitud de aplicaciones militares. El 15 de julio de 1954 Alvin M. “Tex” Johnston y Richard L. “Dix” Loesch lanzaron al aire un avión de líneas muy modernas pintado en amarillo y marrón, con la matrícula N70700. El Dash 80 realizó un vuelo sin mayores problemas, y los ejecutivos de la compañía respiraron aliviados.

Boeing había invertido 16 millones de dólares de sus propios fondos en aquel avión. Al roll-out, el 14 de mayo había asistido el fundador de la compañía, William Edward Boeing, dando mayor realce a la ocasión. La jugada le salió muy bien a Boeing. Una semana después del primer vuelo, la USAF contrataba la construcción de 29 KC-135, los primeros de una larga lista de pedidos militares, que alcanzarían las 820 unidades.

En octubre de ese mismo año, Pan American Airways firmaba la compra de 20 Boeing 707, los primeros de los 1.010 que saldrían de las cadenas de producción. Aunque similares a primera vista, la serie militar y la civil eran aviones diferentes, con fuselaje distinto y alas optimizadas para las misiones que debían realizar.

La entrada en servicio de la flota de bombarderos a reacción, B-47 y B-52, obligaba a la incorporación de un avión reavituallador capaz de atender las necesidades de esta flota. El KC-97 carecía de la velocidad necesaria para realizar la operación de forma segura. Es por ello que el Dash 80 comenzó a ser diseñado como un sustituto del Boeing 377/KC-97.

La evolución del avión llegó a su iteración número 80 (de ahí lo de Dash 80) alas en flecha con los motores colgando, empenaje horizontal y vertical en flecha. Una configuración que se ha ido repitiendo en los modelos comerciales desde entonces. El modelo Boeing 707 derivado se mostró superior al Comet entonces en servicio, de hecho, era cerca de 100 nudos más rápido, y doblaba su alcance. El mercado civil se fue hacia Estados Unidos, donde en un momento dado competían el Boeing 707, el Douglas DC-8 y el Convair 990 Coronado.

La solidez del diseño inicial se probó un año después ante miles de personas cuando en el Lake Washington Festival Tex Johnston realizó un doble tonel. Pero quizá el testimonio mayor de la solidez del diseño son los cientos de versiones que se han realizado sobre la célula de los KC-135, y que han servido como aviones Sigint o Elint, hasta el E-3 AWACS con un radar montado sobre el dorso.

A día de hoy cientos de KC-135 siguen en servicio con la Fuerza Aérea estadounidense, mientras que otras muchas fuerzas aéreas siguen utilizándolos como tanqueros o aviones de transporte.

El Ejército del Aire español llegó a contar con 4 Boeing 707 en servicio, conocidos como T.17 según nomenclatura del EdA. El último fue retirado el 27 de septiembre de 2016, después de 28 años de servicio y 35.800 horas de vuelo. En España realizó misiones de reabastecimiento en vuelo, transporte VIP y vigilancia electrónica.

El Dash 80 fue una arriesgada apuesta para Boeing que le salió muy bien. Su posición actual en el mercado civil tiene sus orígenes en este prototipo. Boeing terminó con la competencia en Estados Unidos, Convair, Lockheed y Douglas, y es actualmente la mayor compañía aeroespacial en Estados Unidos.

En un momento dado, llegó a dominar las tres cuartas partes del mercado mundial. «If it ain’t Boeing I’not going» («Si no es un Boeing, no voy») rezaba el dicho, pero esto, ahora, también es historia. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies