Fabricantes Industria

El sector aeroespacial se une para impulsar la sostenibilidad de la aviación

E-Fan X, un avión híbrido propuesto por Airbus. Su idea es sustituir uno de los cuatro motores de gas de un avión modelo BAe 146 de pasajeros por un turborreactor eléctrico.

Los directores de tecnología de siete de los fabricantes aeroespaciales más importantes del mundo han emitido una declaración conjunta en la que se comprometen a cooperar para impulsar la sostenibilidad de la aviación. 

La aviación conecta el mundo de forma eficiente y rápida al transportar personas, alimentos y mercancías y abrir nuevas oportunidades económicas por todo el planeta.

Al mismo tiempo, el cambio climático se ha convertido en una clara preocupación para nuestra sociedad. El impacto de la humanidad sobre el clima exige acciones en varios frentes.

En cifras, la aviación supone el 2% de las emisiones de dióxido de carbono antropogénicas, por ello, el sector se ha propuesto el reto de reducir las emisiones netas de CO2 ante una demanda de transporte aéreo que ha crecido de forma significativa.

El sector de la aviación ya está tomando medidas significativas para proteger el planeta y así lo seguirá haciendo, refleja una declaración conjunta hecha por los directores de tecnología de siete de los fabricantes aeroespaciales más importantes del mundo: Grazia Vittadini de AirbusGreg Hyslop de The Boeing CompanyBruno Stoufflet de Dassault AviationEric Ducharme de GE AviationPaul Stein de Rolls-RoyceStéphane Cueille de SafranPaul Eremenko de UTC.

Como directores tecnológicos del sector, tenemos el compromiso de impulsar la sostenibilidad de la aviación. Creemos en este sector y en su papel para hacer de nuestro mundo un lugar más prometedor y seguro. También creemos firmemente que tenemos una hoja de ruta que permitirá que la aviación sea sostenible y desempeñe un papel aún más importante en nuestra comunidad global, dice el comunicado.

El comunicado explica que: «El sector de la aviación se ha convertido en el primer sector industrial del mundo en fijarse un ambicioso objetivo: reducir las emisiones de CO2 a la mitad para 2050, en comparación con los niveles de 2005, y limitar el aumento de las emisiones netas de CO2 para 2020″. 

Entre las medidas acordadas señalan que «estamos en el camino de alcanzar dichos compromisos a corto plazo, incluida la implantación en 2019 del ‘Plan de compensación y reducción del carbono para la aviación internacional (CORSIA, por sus siglas en inglés)’ tal y como acordaron las naciones que conforman la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI)».

COMPROMISO DE COOPERACIÓN

La declaración conjunta expone que los directores de tecnología que forman parte de este proyecto «están trabajando a un nivel sin precedentes para garantizar que el sector cumple con estos compromisos sólidos y necesarios».

En primer lugar, continuar con el desarrollo del diseño y la tecnología de aviones y motores en una búsqueda incansable de mejoras en el consumo de combustible y en la reducción de las emisiones de CO2, apoyar la comercialización de combustibles sostenibles y alternativos para la aviación -en torno a 185.000 vuelos comerciales ya han demostrado que los aviones actuales están listos para su uso-, y por último, desarrollar tecnologías radicalmente nuevas en materia de aviones y propulsión y acelerar tecnologías que faciliten la «tercera generación» de la aviación.

También se destacan otros factores como papel esencial en este propósito, como, por ejemplo la gestión eficiente del tráfico aéreo y el enrutamiento de los aviones de modo que se minimice el consumo de combustible.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies