El Sentinel 2A ya está en órbita con 18 millones de euros en tecnología española

 

POR JUAN PONS. El Sentinel 2A ya está en órbita. La nueva plataforma europea, lanzada con éxito en la madrugada del día 23 de junio,  para supervisar el medio ambiente de la Tierra embarca importantes subsistemas fabricados por una decena de empresas nacionales.

Lanzado con éxito el satélite Sentinel 2A

Lanzado con éxito el satélite Sentinel 2A

Puntual a su cita, exactamente a las 3:52:58 de la madrugada, hora de Madrid, tal y como estaba programado, un nuevo cohete Vega despegaba desde la base espacial de Kurú (Guayana francesa) para poner en órbita al Sentinel 2A, el segundo satélite del programa europeo Copernicus para la vigilancia medio ambiental y la seguridad.

Una vez que en las próximas semanas se lleven a cabo los controles de rigor y se verifique que todo a bordo funciona correctamente, esta nueva plataforma espacial de 1,13 toneladas proporcionará información para ayudar a mejorar la agricultura y la silvicultura, así como para favorecer el rendimiento de las cosechas a escala mundial. A finales del próximo año le seguirá al espacio su hermano gemelo, el Sentinel 2B.

Tanto el Sentinel 2A como el 2B estarán emplazados a 786 kilómetros de altura y en una órbita polar, de modo que cada diez días ofrecerán imágenes ópticas globales en el espectro visible e infrarrojo de la vegetación, el suelo y la superficie del agua, así como de las zonas costeras. Ambos llevan a bordo una sensible cámara multiespectral de alta resolución (MSI). Se trata de un avanzado instrumento con 10 metros de resolución, que facilitará ingentes cantidades de imágenes y datos ─del orden de Terabytes─ sobre la salud de la superficie terrestre.

Con todo ese inmenso caudal de información se generarán mapas detallados de zonas arrasadas por incendios, del avance de la deforestación y la desertización. También de la gestión de las zonas agrícolas, lo que permitirá caracterizar cultivos y establecer estrategias para optimizar el uso de fertilizantes. Pero la clave de los Sentinel 2 radica en que los datos que aportan “son continuos, gratuitos y accesibles desde Internet”, asegura Ferrán Gascón, ingeniero de la ESA responsable de la calidad de los datos.

En el marco de los estudios sobre el cambio climático, los Sentinel 2 medirán la evolución de todos los glaciares existentes en el mundo, especialmente del retroceso que sufren los existentes en Europa. También permitirán trazar mapas de la ocupación del suelo y ver los límites de las ciudades ya que, por ejemplo, “en Sudamérica, existen países que no conocen la extensión y alcance de sus ciudades”, puntualiza Gascón.

60 EMPRESAS DE 20 NACIONES

En la construcción del Sentinel 2A han participado 60 empresas de 20 naciones europeas, de ellas ocho españolas, que han conseguido ganar contratos y aportar tecnología por valor de cerca de 18 millones de euros. Pero si contamos la aportación al Sentinel 2B, los contratos ascienden a 25 millones de euros, todo ello bajo la gestión del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

Dado que el contratista principal de ambos satélites ha sido Airbus Defense & Space Alemania, su homónima española ─Airbus Defense & Space España, la antigua CASA Espacio─, ha salido beneficiada y ha recibido una carga de trabajo por un total que ronda los 10 millones de euros. En su factoría de las cercanías de Madrid, la ex CASA Espacio ha fabricado la estructura, ha instalado el complejo cableado y ha puesto a punto el subsistema de protección térmica, todo por unos 10 millones de euros.

En el instrumento óptico MSI, el corazón del satélite, SENER ha diseñado y construido un preciso mecanismo de calibración y obturación, mientras que IberEspacio ha desarrollado el hardware del control térmico, que protege al MSI de las bruscas variaciones de temperatura. Airbus CRISA ha aportado la electrónica de proximidad y la unidad de control de potencia del citado instrumento.

Thales Alenia Space España es la responsable de las comunicaciones, tanto en banda S para telemetría como en banda X, para la correcta transmisión de los datos. En el segmento terreno, Indra ha conseguido poner a punto uno de los dos Centros de Procesado y Archivo de datos de la misión, que tiene la sede en las instalaciones de la empresa en San Fernando de Henares (Madrid).

GMV ha efectuado el minucioso análisis de la misión, mientras que Elecnor Deimos Space ha estado comprometida tanto en la planificación de la misión como también en las actividades de calibración y control de calidad de datos. El INTA y la Universidad Politécnica de Valencia han aportado su saber hacer  entidades en el marco de estudios de operatividad.

Los satélites Sentinel 2 son ingenios que forman parte de la constelación Copernicus, una iniciativa conjunta de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Unión Europea, con la que se pretende ofrecer un ingente volumen de imágenes y datos para velar por la salud y la seguridad de la superficie terrestre y los océanos.

F

Tags:

 
 
 

0 Comentarios

 

Sé el primero en comentar la noticia.

 

Escribe un comentario

 




XHTML: Puede usar:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>