">

Éxito de la última prueba del dispensador para los GRACE-FO

 

Diseñado y construido por Airbus en España se ha llevado a cabo en Alemania la última prueba de la la estructura del dispensador que sujetará durante su lanzamiento a los satélites gemelos GRACE-FO.

Prueba de la estructura realizada en España con modelos de los satélites GRACE-FO.

Prueba de la estructura realizada en España con modelos de los satélites GRACE-FO.

Airbus Defence and Space en España, especialista en estructuras para varias cargas útiles de lanzamientos múltiples, ha desarrollado en menos de un año el dispensador para la próxima generación de los satélites GRACE, la cual será lanzada con el objetivo de seguir la cartografía del campo gravitatorio de la Tierra.

Los dos satélites GRACE-FO han sido construidos por Airbus en Alemania por cuenta del Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA.

La estructura hecha en España es un diseño clásico, con un cilindro central de fibra de carbono donde los satélites se sujetan por medio de cuatro mecanismos de amarre y liberación que cuentan cada uno con los resortes, conectores y arneses necesarios.

La prueba realizada ahora sirvió para demostrar la compatibilidad mecánica y eléctrica entre los satélites, el dispensador y el lanzador, y es la última que se efectúa hasta la integración completa de los satélites, cuando se llevará a cabo la prueba del montaje en el lanzador.

Los satélites de investigación GRACE-FO serán lanzados con un cohete Falcon 9 a una órbita polar a una altitud de unos 500 km, manteniendo entre sí una distancia de 220 km. Esta distancia varía según la intensidad del campo gravitatorio en cada momento y midiendo la distancia por sistemas que incluyen GPS y un equipo de microondas, se pueden determinar los cambios en dicho campo. Los nuevos GRACE-FO incluirán también un nuevo sistema de medición por interferometría laser.

La gravedad de la Tierra varía en función de las masas de agua, hielo y tierra, y estas pueden cambiar de posición por el clima: estaciones, cambio climático, o terremotos. Las mediciones de los satélites GRACE permiten hacer un mapa mensual del campo gravitatorio desde que fueron lanzados los primeros en 2002.

Los GRACE-FO, que serán lanzados en 2018, se mantendrán en órbita cinco años y cada día cada uno de ellos facilitará 200 medidas de distribución de temperaturas, y contenido de vapor de agua en la atmósfera e ionosfera.

Tags:

 
 
 

0 Comentarios

 

Sé el primero en comentar la noticia.

 

Escribe un comentario

 




XHTML: Puede usar:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>