Los estados europeos clientes del A400M le dicen “no” a Airbus

 

Los secretarios de Defensa de los clientes europeos del A400M rechazaron la petición de Airbus de no aplicar las penalizaciones previstas por contrato por los problemas técnicos, falta de capacidades y retrasos del programa, en una reunión celebrada ayer en Madrid.

Los avances en el A400M han sido importantes en 2016 pero no han bastado para evitar que Airbus Group haya tenido que aprovisonar otros 2.200 millones de euros.

Los avances en el A400M han sido importantes en 2016 pero no han bastado para evitar que Airbus Group haya tenido que provisonar otros 2.200 millones de euros.

Los clientes del A400M dan un nuevo tirón de orejas a Airbus por el programa A400M. En una reunión celebrada ayer en la sede del  Ministerio de Defensa español, en la que participaron los secretarios de Estado de Defensa de  las naciones miembros del programa – Alemania, Bélgica, España, Francia, Luxemburgo, Reino Unido y Turquía – junto a representantes de Airbus Defence & Space - entre ellos, según publica Le Figaro, el presidente de Airbus DS Dirk Hope- y del consorcio constructor del motor, Europrop International (EPI), los países miembros del programa manifestaron a Airbus DS que no dejarán de aplicar las penalizaciones estipuladas en contrato por los problemas del avión.

El consorcio europeo pedía a los países del programa una aportación de alrededor de  300 millones de euros para paliar la “sangría” del mismo, a lo que según publican algunos medios, los países europeos se han negado. No obstante, estos mismos medios afirman que finalmente se han acercado posiciones, y los secretarios de Estado de Defensa -el español Agustín Conde entre ellos- presentes en la reunión han mostrado su entendimiento respecto a los problemas del avión y a los sobrecostes del desarrollo de un programa de este tipo.

En el comunicado conjunto remitido por el Ministerio de Defensa se afirma que:   “Los secretarios de Estado han mantenido un diálogo útil y constructivo con los representantes de Airbus sobre los asuntos más relevantes del Programa. Todos ellos han expresado su total confianza con el avión A400M, remarcando que aporta una capacidad única a nivel mundial. Se ha acordado una línea de acción común de progreso que recoge la totalidad de los intereses del Programa, de las Fuerzas Armadas y de los contribuyentes. Las próximas reuniones continuarán según esta línea”.

Está previsto que la próxima reunión se celebre en la base aérea británica de Brize Norton durante el mes de junio.

AIRBUS PENALIZARÁ A ESPAÑA CON 243 MILLONES SI NO VENDE 13 A400M

La agenda del secretario de Estado de Defensa Agustín Conde estuvo ayer plagada de citas. A la reunión en el Ministerio con sus homólogos europeos del programa A400M, siguió su comparecencia en la Comisión de Defensa del Congreso, donde explicó que el pasado año Defensa firmó con Airbus DS una penalización de 243 millones de euros si no vende a terceros los 13 A400M que no pondrá en servicio con el Ejército del Aire, del pedido inicial de 27 unidades firmados por España, de los que sólo operará 14, por un coste de adquisición de algo más de 5.000 millones de euros.

En esta comparecencia, Conde afirmó que el presupuesto de Defensa para 2017 se incrementará un 30 por ciento, incluyendo el pago de 1.824 millones de facturas pendientes del año pasado y de 2017 correspondientes a los Programas Especiales de Armamento- PEA-, que hasta la fecha se pagaban vía créditos especiales, medida que fue declarad ilegal por el Tribunal Constitucional.

Los PEA, afirmó Agustín Conde durante su comparecencia, acumulan una deuda de 30.075 millones que deberá pagarse hasta el año 2030. En estos programas están incluidos el caza Eurofighter y el avión de transporte militar A400M y los helicópteros Tigre y NH90, entre otros. En su primera comparecencia ante el Congreso desde que asumió el cargo, Conde afirmó también  que “existe un firme compromiso del Ministerio de Defensa para atender en 2017 los pagos de los Programas Especiales de Armamento que no pudieron satisfacerse en 2016, como consecuencia de la sentencia del Tribunal Constitucional (contraria a los decretos extraordinarios aprobados en su momento), cuyo importe asciende a 716,8 millones de euros“.

El ministerio de Defensa da respuesta así a la demanda de la industria sectorial de encontrar un vía estable y programada para proceder al pago de esta deuda aplazada. Aunque, se confirma también la preocupación de esta misma industria de que el “anunciado” incremento en los presupuestos de Defensa hasta acercarse al 2 por ciento del PIB, vaya todo a parar a el pago de la deuda de estos programas especiales, y no se lance ningún otro nuevo programa que permita el mantenimiento del empleo y de la tecnología adquirida en estos años.

Así lo explicaron los participantes en el Encuentro sobre el Futuro de la Industria de Defensa en España organizado por Fly News el pasado mes de febrero.

Tags:

 
 
 

0 Comentarios

 

Sé el primero en comentar la noticia.

 

Escribe un comentario

 




XHTML: Puede usar:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>