Aerolineas Europa

Brexit duro para las líneas aéreas

 

El Reino Unido será “tercer país” a partir de abril de 2019. Cesan licencias de operación y derechos de tráfico para las líneas aéreas británicas y de la UE.


El Directorio General de Transporte y Movilidad de la Comisión Europea confirmó en un comunicado de finales del mes de enero el estado en el que quedarán las compañías aéreas de la Unión Europea y del Reino Unido a partir del  próximo 30 de marzo de 2019 (a las 00:00 horas CET). En pocas palabras, el Reino Unido pasa a ser un “tercer país”, con las consecuencias que ello acarrea.

Las líneas aéreas que tengan licencias de operación europeas podrán mantenerlas con la condición de que su principal centro de negocio esté situado en un estado miembro de la UE, y que la mayoría y el control efectivo de la compañía lo tengan nacionales de estados miembros de la UE. En el caso de compañías con licencia británica, las licencias de operación concedidas por el Reino Unido no serán ya licencias válidas de la UE.

Después de su salida, el Reino Unido dejará automáticamente de estar cubierto por los acuerdos de transporte de la Unión. Esto tendrá consecuencias respecto a los derechos de tráfico y otros aspectos cubiertos por dichos acuerdos. Así por ejemplo, las líneas aéreas del Reino Unido no tendrán ninguno de los derechos de transporte aéreo signados por la Unión Europea de forma bilateral con terceros países, ya sea desde el Reino Unido o desde territorios de la Unión Europea. Y de forma recíproca las  líneas aéreas de la Unión Europea no tendrán derechos de tráfico hacia o desde el territorio del Reino Unido hacia terceros países.

En el texto publicado  se afirma que: Los derechos bajo esos acuerdos, como acuerdo para compartir mercado, incluyendo leasing, servicios intermodales o que conlleven flexibilidad operacional, podrían verse afectados cuando se ejerzan en el territorio del Reino Unido o en conexión con compañías del Reino Unido».

Las compañías aéreas de la UE podrían no tener acceso a los derechos de designación o tráfico disponibles bajo los acuerdos bilaterales entre el Reino Unido y terceros países, en referencia al principio de designación de Unión Europea del tercer país afectado.

El comunicado advierte también a las líneas aéreas de que deben estar preparadas para el momento en que se produzca la separación. En este sentido, algunas compañías de Reino Unido, como easyjet ya ha creado una sociedad en Austria, país que pertenece a la Unión Europea,  que les cubre ante la pérdida de los derechos de tráfico inherentes a la Unión Europea.

Otras aerolíneas, como Ryanair, anunciaron que incluso podrían dejar de volar dentro del Reino Unido,  que supone el 2 por ciento de su tráfico total de pasajeros, pero la aerolínea se puede ver seriamente afectada por los numerosos vuelos en distintos destinos británicos a destinos turísticos de la UE, como España y Grecia principalmente.

Respecto a las aerolíneas del Grupo IAG, British Airways, Iberia, Air Lingus y Vueling, el presidente de Iberia, Luis Gallego, siempre recuerda que IAG tiene sede española, por lo que estaría cubierta por la regulación de la Unión Europea.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies