" "
Portada » El sector aéreo alerta de la pérdida de 11 millones de turistas por las nuevas tasas a la aviación
Aerolineas ALA medio ambiente Sostenibilidad

El sector aéreo alerta de la pérdida de 11 millones de turistas por las nuevas tasas a la aviación

ALA ha presentado un informe encargado a Deloitte en el que analiza el fuerte impacto económico que tendrían las nuevas tasas pensadas para la aviación.

El informe “Volando hacia un futuro sostenible” sostiene que el coste económico para el conjunto de la economía española en 2030 de las tres medidas contenidas el paquete Fit For 55, dirigidas a la aviación tendrá un fuerte impacto en España, al tratarse de un país eminentemente turístico, en el que el 80 por ciento de viajeros llegan y salen de España en avión, según afirmó Javier Gándara, el presidente de ALA, durante la presentación de dicho informe.

Cuatrocientos mil empleos menos y una caída del PIB del 1,6 por ciento, lo que equivale a 23.000 millones de euros,  en 2030. Este sería el impacto directo para la economía española de la implantación de las tres medidas contenidas en el paquete europeo «Fit For 55«, más el de la aplicación del impuesto a los billetes al avión que está estudiando el Gobierno español, medida incluida en el Libro Blanco sobre la reforma Tributaria.

Jesús Valero, responsable del aérea Economics Financial Advisory de Deloitte explicó que en el paquete Fit For 55 de la Unión Europea se contemplan varias medidas con diverso impacto en la aviación. El uso de una cuotra del 5% de combustibles SAF en el horizonte de 2030, que es entre un 3 y un 6 por ciento más caro que el combustible convencional.

La restricción de derechos de emisiones de CO2, con el consiguiente encarecimiento de los mismos, como recoge la propuesta legislativa de modificación del Régimen de Comercio de Derechos de Emisiones (ETS) en el que actualmente trabaja la Comisión Europea.

La aplicación de un impuesto al queroseno de aviación de 7,53 euros/gigajulio que propone la reforma de la directiva de Fiscalidad Energética, y por último, la posible aplicación de un impuesto al billete de 7,85 euros que baraja establecer el Ejecutivo español.

Según Valero, todas estas medidas supondrán un incremento del precio de los billetes de avión para viajar hacia España, con la consiguiente reducción del número de turistas internacionales, -cifrado por Deloitte en 11 millones menos de viajeros- y la consecuente pérdida de ingresos.

La consultora cifra esta caída de ingresos en más de 12.000 millones de euros de gasto de estos turistas perdidos, y no solo en el sector aéreo, sino también en otras actividades asociadas directamente al turismo, como el alojamiento –3.600 millones-, y el sector de la alimentación y la restauración, -3.200 millones de euros.

Gándara también apuntó que la aviación es uno de los sectores de más difícil descarbonización y también señaló que son las compañías aéreas europeas las más presionadas para realizar la transición verde, puesto que en otras regiones del mundo la presión política y de opinión pública es mucho menor, poniendo en una importante desventaja a este grupo de empresas en el viejo continente frente a otros competidores mundiales.

Las medidas fiscales –impuestos al queroseno de aviación y la tasa a los billetes aéreos-se traducirían en una caída del PIB de nuestro país del 0,9 por ciento, y una pérdida de 236.000 empleos, que es equivalente al número total de trabajadores del sector de la construcción, explicó Valero.

Mientras que las medidas medioambientales -ETS y SAF- supondrían una caída del 0,7 por ciento del PIB en 200 y una pérdida de 194.000 empleos, los mismos que ocupa el sector del automóvil, concluyó Valero.

La inauguración de la jornada corrió a cargo de Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, quién afirmó que la organización está plenamente alineada con los objetivos del sector aéreo en España y que tienen todo el apoyo de la CEOE.

ALA denuncia espíritu recaudatorio

Garamendi pidió prudencia a la hora de poner en marcha nuevas medidas fiscales e impuestos que “pueden suponer un importante lastre para la competitividad del sector aéreo, que es estratégico y sistémico para la conectividad de España como país periférico, pilar fundamental del turismo y generador de empleo y riqueza”.

Garamendi insistió en la concienciación que existe entre el empresariado español sobre la sostenibilidad como el único camino a seguir, pero pidió sentido común, abogando por una transición inteligente, ordena y equilibrada.

Por su parte Javier Gándara presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de España, también se reafirmó en el compromiso de la aviación con la descarbonización. “Las aerolíneas estamos comprometidas a alcanzar las emisiones netas cero en el año 2050 y y ya estamos recorriendo el camino de la descarbonización”.

El presidente de ALA también quiso diferenciar entre las diferentes medidas que se están barajando de cara a realizar esta transición verde en el sector aeronáutico, así explicó que: “Desde el sector estamos de acuerdo con las medidas medioambientales que contribuyan a alcanzar ese objetivo, como es el caso de la introducción de los combustibles sostenibles SAF y la aplicación de un sistema de derechos de emisiones ETS, y estamos dispuestos a asumir este sobrecoste, sin embargo, las medidas fiscales responden a un afán recaudatorio y no descarbonizan, generando un importante impacto en el sector turísticos, uno de los pilares de la economía española”.

La jornada concluyó con una mesa redonda, moderada por la editora jefe de Business Insider España, la periodista Yovanna Blanco, y con la participación de Juan Cierco, director Corporativo de Iberia, Guillermo Albizuri, director de Travel, Education & Digital Natives de Google, Luis Yzuel Sanz, presidente de Hostelería de España y María Zarraluqi, vicepresidenta de Expansión Globla de Meliá Hoteles.

El representante del sector aéreo en esta mesa redonda,  Juan Cierco de Iberia, apuntó que el sector se enfrenta a un reto descomunal, “pero desde Iberia tenemos el firme compromiso de cumplir el objetivo. Para conseguirlo hay que hacerlo con sentido común, diálogo, además hay que garantizar el presente, la viabilidad de las aerolíneas después de la peor crisis que ha vivido el sector en su historia por la pandemia. El camino debe ser recorrido de forma conjunta, tanto a nivel social, como tecnológico y económico” , afirmó.

Esther Apesteguía

2 comentarios

Haz click aquí para escribir un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies