Aerolineas Europa

Los cierres anunciados por Ryanair ponen en peligro 1,4 millones de asientos en 2020

El anuncio sorpresa de Ryanair sobre la intención del cierre de las bases de Tenerife Sur, Las Palmas y Girona en España, y Faro en Portugal, pueden suponer la eliminación de la oferta de 1,4 millones de asientos de avión, con el perjuicio que causaría al sector turístico de estas localizaciones.

El anuncio de Ryanair de que piensa cerrar las bases de Tenerife Sur, Las Palmas y Girona a partir del próximo 8 de enero, ha puesto en alerta al sector turístico en estas regiones.Para medir el impacto de estos cierres, la consultora de Inteligencia Turística Mabrian Technologies, en colaboración con Interface Tourism Spain, ha cuantificado cómo podría afectar esta situación a cada uno de los destinos, a partir de los datos de Flightsats con la programación oficial de vuelos, actualizada a 1 de agosto. Según la consultora, estos cierres, más la base de Faro en Portugal, podría dejar en el aire más de 1,4 millones de plazas aéreas.

Según los datos de la consultora las Islas Canarias sería sin duda el destino más afectado por estos cierres, y en especial Tenerife, ya que entre el aeropuerto de Tenerife Sur y el de Las Palmas son más de 949.000 plazas las que se ponen en juego en el primer semestre de 2020. El aeropuerto de Faro, en el Algarve portugués, también sufriría una dura caída (360 mil plazas), mientras que el de Girona sería el aeropuerto menos afectado (99 mil plazas).

Si se analiza la posible pérdida de plazas por mercados de origen, el mercado británico es el que resultaría más afectado, con más de 535 mil plazas, seguido del mercado español, con más de 253 mil plazas, y el mercado alemán con prácticamente 172 mil plazas.

Si bien, la aerolínea afirmó al anunciar el cierre de estas bases, que ninguna ruta  se verá afectada, ya que serán atendidas por vuelos desde otras bases a partir de noviembre.

El retraso en la entrega de hasta 30 aviones Boeing B-737 MAX, que continúan en tierra a la espera de las autorizaciones de las distintas autoridades aeronáuticas en todo el mundo, es el argumento esgrimido por Ryanair para justificar la reducción de la actividad en las bases españolas. A lo que hay que sumar la caída de resultados por el alza del combustible y el incremento de los costes laborales le obliga a un recorte de gastos que pasa por el posible cierre de esas tres bases. (Ryanair cerrará bases por el B 737 MAX)

Ante el anuncio, los pilotos españoles de la compañía anunciaron la convocatoria de huelga a partir del mes de septiembre, aunque la aerolínea todavía no ha hecho público el número de pilotos que se verían afectados. (Ryanair anuncia en la misma semana despidos de pilotos y convocatorias de empleo)

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies