Aerolineas Europa

Ryanair cerrará bases por el Boeing 737 MAX

El Boeing 737 MAX 200 incluye una puerta extra a cada lado del fuselaje para aumentar el número de pasajeros a 200.
El Boeing 737 MAX 200 incluye una puerta extra a cada lado del fuselaje para aumentar el número de pasajeros a 200.

La paralización del Boeing 737 MAX ha obligado a Ryanair a revisar a la baja de sus previsiones de crecimiento para el verano de 2020 del 7 al 3 por ciento y a anunciar que cerrará varias bases.

 

Hace unos días, Michael O’Leary, consejero delegado de Ryanair nos manifestaba que la paralización en tierra de los aviones Boeing 737 MAX, que supone también la paralización de las entregas, podría afectar a las previsiones del grupo de aerolíneas  para el próximo verano.

Ahora, O’Leary ha confirmado este temor, indicando que para el verano de 2020 Ryanair crecerá sólo un 3 por ciento respecto al verano de 2019 en lugar del previsto 7 por ciento.

Este “frenazo” supondrá también que en su año fiscal del 1 de abril  de 2020 al 31 de marzo de 2021 transportarán 5 millones menos pasajeros que los 162 millones previstos.

O’Leary ha declarado que siguen comprometidos con el Boeing 737 MAX, y que ahora esperan retorne al servicio antes del final de 2019 (algunos analistas sin embargo señalan que esto no ocurrirá hasta 2020). “Sin embargo, la fecha exacta de este retorno sigue siendo incierta. Boeing espera que un paquete de certificación se presente a los reguladores antes de septiembre, con un regreso al servicio poco después. Creemos que sería prudente planificar que esa fecha se retrasará algunos meses, posiblemente hasta diciembre. Como Ryanair ha ordenado el Boeing MAX200, que es una variante de los aviones MAX, estos deben ser certificados por separado por FAA y EASA. Ryanair espera que el MAX200 sea aprobado para poder operarlo en vuelos comerciales dentro de los dos meses posteriores al regreso al servicio MAX”.

Así, las previsiones que ahora mismo maneja Ryanair es que puedan recibir su primer Boeing 737 MAX200 entre enero y febrero de 2020. Sobre esto, O’Leary continúa: “Dado que Ryanair sólo puede recibir entre 6 y 8 aviones nuevos cada mes, ahora estamos planeando nuestros horarios de verano de 2020 basados en que recibiremos 30 aviones B-737 MAX hasta finales de mayo de 2020. Menos que los 58 aviones MAX originalmente programados para operar en nuestro horario de verano 2020. Este número podría aumentar, o caer aún más, dependiendo de cuándo el B-737 MAX realmente regresa a los servicios de vuelo”.

Con esto, como señalamos, O’Leary ha anunciado que Ryanair y sus aerolíneas asociadas, Ryanair Sun, Lauda y Ryanair UK reducirán su crecimiento previsto para el verano de 2020 del 7 al 3 por ciento, y que “Este déficit en las entregas de aviones requerirá algunos recortes y cierres de bases para el verano de 2020, pero también para el invierno de 2019. Estamos iniciando los trabajos para determinar qué bases, con resultados por debajo de lo debido, o que nos causan pérdidas, deberían sufrir estos recortes y/o cierres a corto plazo a partir de noviembre de 2019. También consultaremos con nuestra gente y nuestros sindicatos para planificar e implementar estos recortes y cierres, causados ​​directamente por los retrasos de entrega de los B-737 MAX”.

O’Leary ha completado sus declaraciones señalando que trabajarán con Boeing y EASA para poder recuperar el retraso de las entregas a lo largo del invierno de 2020y podamos restaurar nuestro crecimiento a niveles normales para el verano de 2021”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies