Aeropuertos

Concluye el Curso de Investigación de Incidentes y Accidentes de Aeronaves

La séptima edición del curso de Investigación de Incidentes y Accidentes de Aeronaves concluyó ayer, con la titulación de 48 alumnos, y una clase final de curso centrada en la seguridad operacional en las compañías aéreas.

Felipe Laorden, manager de Seguridad Operacional de Iberia, fue el encargo  de impartir la última clase durante la jornada de clausura de la séptima edición del Curso de Investigación de Incidentes y Accidentes de Aeronaves (INACCaero), centrada en el tema de la seguridad operacional en las compañías aéreas.

La investigación de los accidentes de aviación civil, como medio útil y necesario para mejorar la seguridad aérea mediante la prevención de los mismos, está regulada en el ámbito internacional en el Convenio sobre aviación civil internacional firmado en Chicago el 7 de diciembre de 1944, mediante el que se creó la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). Cuenta con dos anexos relevantes, el anexo 13 (Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación) y el 19 (Gestión de la Seguridad Operacional).

En torno a estos dos anexos y a cómo confluyen en el ámbito de la seguridad operacional de las compañías aéreas versó la conferencia de clausura de la séptima edición del Curso de Investigación de Incidentes y Accidentes de Aeronaves (INACCaero) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). “El nexo entre los anexos”, fue el título elegido por Felipe Laorden, manager de Seguridad Operacional de Iberia. Durante su disertación explicó la finalidad del sistema de seguridad operacional (SMS), que incluye la vigilancia de la operación, la detección de riesgos, la emisión de recomendaciones y el seguimiento de los peligros. «Esto implica tres tipos de procesos, trabajos predictivos, proactivos y reactivos, “con los que intentamos que vuestro trabajo de investigación de un accidente no tenga que activarse”, afirmó Laorden.

Esta séptima edición, ha sido seguida por 48 alumnos, 19 en la modalidad presencial y 29 en la semipresencial. De ellos, casi la mitad pertenecen a las Fuerzas Armadas, pues el ministerio de Defensa apuesta por este curso para formar a sus profesionales en este complejo campo. Otros son pilotos, ingenieros o abogados. Y es que una de las señas de identidad de este título propio de formación continua es el  enfoque plural que también está presente en las investigaciones de incidentes y accidentes aéreos, pues, en palabras de Felipe Laorden, “es el carácter multidisciplinar de cualquier investigación aeronáutica lo que le da validez y soporte”.

APOYO INSTITUCIONAL

El curso INACCaero de la UPM está apoyado por todas las instituciones implicadas en esta actividad en España. La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), la Comisión para la Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares (CITAAM), la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), el Instituto Iberoamericano del Derecho Aeronáutico y del Espacio y de la Aviación Comercial (IIDAEAC), el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) y la Asociación Española de Pilotos (AEP). Estas entidades han destacado, durante el acto de clausura, el esfuerzo realizado por los alumnos y los organizadores para sacar adelante el curso en el contexto de la crisis sanitaria de la Covid 19, que ha contemplado todas las medidas de prevención necesarias.

Cristina Cuerno, directora del curso, entregó los diplomas y felicitó a los titulados, esperando que en este curso además de aportarles conocimientos y destrezas, se les haya transmitido “el entusiasmo y la ética, ambas fundamentales en esta apasionante actividad”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies