Aeropuertos

La digitalización, el presente y futuro de la operación en tierra de Iberia

La división de Aeropuertos de Iberia ha diseñado una hoja de ruta en la que la digitalización es la piedra angular. Su objetivo, realizar una operación más eficiente, segura y respetuosa con el medioambiente.

Bienvenidos al IBAS Turnaround 3.0. Iberia Airport Services -IBAS- ha desarrollado una herramienta innovadora de gestión operacional, Kepler, que unifica todas las aplicaciones usadas tradicionalmente en una sola y que permite planificar los recursos, hacer un seguimiento en tiempo real de la operación, gestionar facturas y analizar datos. De esta forma, los procesos aeroportuarios se realizan de una forma más eficiente y ágil, puesto que Kepler integra información interna y externa de diferentes sistemas en tiempo real.

“Actualmente disponemos de esta herramienta en 25 aeropuertos. Nos permite tener una visión 360o de todos los procesos y, al mismo tiempo, parametrizar los estándares de cada aerolínea cliente de manera única y personalizada”, señala Alma Azinhais, manager de Transformación de Iberia Airport Services.

Operaciones conectadas

IBAS está explorando nuevas vías para acelerar la digitalización desarrollando herramientas colaborativas en propio. Entre ellas, los chats compartidos entre todos los agentes implicados en la asistencia del avión, tanto externos como internos, que facilitan la comunicación y la colaboración de los equipos. O la creación de bots a medida para facilitar la consulta procedimientos, normativa o regulaciones durante la operativa.

Iris, hojas de carga inteligentes

Al mismo tiempo, Iberia Airport Servicies está desarrollando una herramienta, IRIS, para elaborar las hojas de carga de forma automática. Se trata de un nuevo sistema más intuitivo y ágil, cuya principal novedad recae en que solo se requiere intervención manual cuando hay algún tipo de incidencia.

La hoja de carga se genera de forma automática integrando los datos de check-in y carga, lo que confiere una mayor precisión.  De esta forma se mejoran las incidencias, se reducen los tiempos entre operaciones y, además, se establecen conversaciones mucho más directas. Además, gracias a la firma digital de la Instrucción (LIR) y la hoja de carga, se ahorra tiempo en esos momentos más críticos de la escala.

 Mototok, salida autónoma

IBAS cuenta en los aeropuertos de Madrid y Barcelona con tractores de empuje por control remoto para realizar la maniobra de retroceso de los aviones (push back). Se trata del primer operador de handling que utiliza estos nuevos remolcadores en España. Estos funcionan con baterías totalmente eléctricas, son capaces de levantar hasta 95 toneladas y alcanzan una velocidad punta de 5,4 kilómetros por hora.

Enrique Robledo, director del aeropuerto de Madrid para Iberia, señala que “en la actualidad, disponemos de cuatro unidades en Madrid y otras cuatro en Barcelona, y tenemos previsto contar con una flota de 30 equipos en los próximos años. Es una clara apuesta por la innovación y la sostenibilidad, ya que la electrificación de los equipos de handling nos va a permitir reducir las emisiones de CO2”.

Además, a principios de marzo, IBAS comenzó también con las pruebas en aviones regionales, convirtiéndose en el primer agente de handling del mundo en utilizar este tipo de Mototok en aviones de hasta 100 plazas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies