Aviación comercial Defensa Digitalización Espacio I+D+i Industria Sostenibilidad

Así será 2022: Aumentan las entregas de aviones y crece el gasto en defensa

Deloitte ha presentado su informe anual sobre las perspectivas de mercado de la industria aeroespacial y de defensa. La conultora internacional ve con optimismo 2022, con una previsión de aumento de las entregas de aviones comerciales, nuevas fusiones y un aumento del gasto en defensa.

Tres son las concluiones que invitan al opitimismo del estudio de Deloitte: Se prevé un incremneto de las entregas mundiales de aviones comerciales a lo largo de 2022, en línea con las previsiones  de los grandes fabricantes mundiales; el incremento del gasto en defensa con el foco puesto en el desarrollo de nuevas tecnologías y soluciones y la senda de nuevos procesos de consolidación de la industria sectorial.

Respecto al aumento de la entrega de aviones, tanto de nueva producción como del stock almacenado de unidades cuya entrega se aplazó en 20220 y 2021, el informe de Deloitte estima que a medida que se recupere la demanda de viajes, se espera que aumenten las tasas de fabricación, especialmente de las familias de aviones de pasillo único. El avance de la tasa de vacunación a nivel global, añaden desde la consultora, hará que los viajes en avión internacionales, especialmente los intercontinentales, crezcan de manera progresiva, lo que conllevaría que también se acelerara el ritmo de recuperación de entrega de aviones de doble pasillo. Otras de las consecuencias beneficiosas para el mercado con el aumento de los viajes en avión, será el incremento del mercado de recambios y componentes de aviones, generando mayores ingresos de los servicios postventa de mantenimiento, reparación y revisiones de flota. Esta recuperación se acentuaría en el segundo semestre del año.

INNOVACIÓN, LA CLAVE DE LA RECUPERACIÓN

La crisis por la pandemia de Covid-19 ha supuesto un antes y un después en la industria aeroespacial, de defensa y el transporte aérea. Todos los expertos coinciden en que ciertos drivers de esta industria, que se mantenian aletargados por la buena situación del mercado, se acelerarán tras la pandemia. Dos de ellos marcarán los procesos de este sector durante 2022 y años futuros: Innovación y sostenibilidad. «La industria aeroespacial y de defensa, señalan  desde Deloitte, se centraá en la innovación para el «desarrollo de nuevas tecnologías y soluciones, crear nuevos mercados y ampliar las oportunidades de crecimiento.» Añadiendo que la trasnformación digital y la fábrica inteligente allanarán el camino con nuevas tecnologías que mejoran la eficiencia y la productividad, «acelaerando el tiempo de comercialización y reduciendo los tiempos del ciclo».

Respecto a la sostenibilidad, Deloitte destaca que  2022 podría ser el año en el que las empresas del sector afiancen su compromiso con la descarbonización, no solo en sus operaciones, sino también en sus productos. Para ello, las empresas del sector deben aprovechar las tecnologías avanzadas y centrarse en mejoras tecnológicas y operativas para desarrollar alternativas al combustible tradicional, aconsejan desde la consultora.

Las emisiones producidas por los aviones en vuelo representan el 70% de la huella de carbono total del sector. Calcular y reducir este tipo de emisiones es clave, por lo que las empresas del sector deberían considerar prometedoras tecnologías; como los combustibles sostenibles elaborados a partir de materias primas renovables y las nuevas tecnologías de propulsión. El informe señala que implementar soluciones económicamente viables y escalables requerirá de apoyo regulatorio en forma de incentivos.

Según Jordi Llidó, socio de Deloitte responsable de la industria de fabricación, “la distribución global de las vacunas está contribuyendo a la normalización de los viajes aéreos, aunque la demanda se mantendrá moderada durante los primeros meses de 2022. La industria aeroespacial y de defensa ha resistido la disrupción provocada por la pandemia gracias a las sólidas carteras de pedidos y se espera que en 2022 las empresas del sector se centren en reconstruir los flujos de ingresos, aumentar la agilidad en las operaciones y recalibrar las redes de suministro para atender las demandas cambiantes del mercado.”

DEFENSA, CRECIMIENTO ESTABLE

El informe de Deloitte detecta un aumento de la demanda de equipos militares en 2022, especialmente aviones de combate no tripulados, soluciones cibernéticas y de inteligencia, así como de equipos hipersónicos. Se espera que el gasto mundial en defensa crezca alrededor de un 2,5% este año, ya que las principales potencias mundiales continúan fortaleciendo sus fuerzas armadas en respuesta a las tensiones geopolíticas.

La industria de defensa ha permanecido más aislada del impacto global de la Covid-19 que la industria aeroespacial comercial. Así, el gasto militar mundial en 2020 ascendió a 1,98 billones de dólares, un 2,6% más que en 2019; alcanzando el 2,4% del PIB mundial en 2020, frente al 2,2% del año anterior. Esta cifra representa el mayor aumento interanual desde la crisis financiera y económica de 2009. El incremento del gasto militar viene determinado por el empuje de países como EEUU, China o Rusia.

El informe destaca el proyecto presupuestario del presidente Biden en materia de defensa, que ha solicitado un presupuesto de 753.000 millones de dólares para ladefensa nacional para el año 2022, un 2 por ciento superior al aprobado en 2021, o los planes del nuevo gobierno alemán, que anunció, en boca  de su ministra de Defensa, Christine Lambrecht, un aumento del gasto en defensa hasta el 3 por ciento del PIB alemán, como viene pidiendo Estados Unidos y la OTAN desde hace años.

Para Deloitte, las prioridades en el gasto de defensa a nivel muncial serán la interoperabilidad dentro de los ejércitos, los gobiernos, entre las naciones y con la industria para hacer frente a amenazas inciertas; los sistemas de información; nuevos sistemas inteligentes y mantener la autonomía estratégica, espcialmente en algunas zonas del mundo.

El gasto militar de China y Rusia ha hecho encender todas las alarmas, ante el nuevo eje de alianzas tejido por estas dos super potencias. Así, señalan desde Deloitte, el gasto militar de China, el segundo más alto a nivel mundial, estimado en 252.000 millones de dólares en 2020, aumentó un 1,9% en 2019 y un 76% durante la década 2011-2020., creciendo de manera continuada desde hace 26 añositar de China ha aumentado
durante 26 años consecutivos, la serie más larga de aumentos ininterrumpidos. El gasto militar de Rusia también aumentó un 2,5% en 2020 hasta  alcanzar los 61.700 millones de dólares, lo que representa el segundo año consecutivo de crecimiento.

MAS LANZAMIENTOS

Por lo que respecta a la industria espacial, el documento identifica tres áreas clave que podrían impulsar el crecimiento de los servicios espaciales: la industria de lanzamientos, los satélites y las nuevas tecnologías. Por un lado, la constante innovación seguirá reduciendo el coste de acceso a la órbita terrestre baja y los contratos de lanzamiento se seguirán abriendo al sector privado. También se esperan nuevos satélites y nanosatélites más pequeños, baratos y rápidos de producir que los satélites tradicionales. Por último, tecnologías como la creación rápida de prototipos y los servicios espaciales impulsarán el crecimiento de la industria este 2022.

En relación con la movilidad aérea avanzada, las empresas que desarrollan aviones eléctricos de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL) siguen recibiendo inversiones tanto de compañías aeroespaciales como de inversores de capital privado y ya han superado la etapa de I+D y actualmente están realizando pruebas piloto. Se estima que el mercado de la movilidad aérea avanzada alcance un valor de 115.000 millones de dólares anuales en 2035 solo en EEUU, por lo que las empresas del sector deben identificar modelos de negocio operativos y segmentos de consumidores donde se encuentran las oportunidades más significativas.

Oscar Martín, socio responsable de la industria aeroespacial de Deloitte, destaca la importancia de la digitalización y afirma que “las empresas deben apostar por la innovación digital y priorizar una mayor eficiencia en sus procesos de ingeniería, fabricación y cadena de suministro mediante la implementación de hilos digitales y soluciones para la fábrica inteligente. Las iniciativas digitales pueden ayudar a las compañías a identificar puntos críticos y oportunidades de mejora mediante la captura y el análisis de datos en todo su ciclo de fabricación”. El socio de Deloitte concluye que “sin duda el PERTE para el sector aeroespacial previsto por el Gobierno, será un elemento clave para ayudar a la transformación del ecosistema español.”

PINCHA AQUÍ PARA DESCARGAR EL INFORME COMPLETO

Esther Apesteguía

1 comentario

Haz click aquí para escribir un comentario

  • Lógico , es justamente lo que era lo más positivo y evidente y que ya indiqué en uno de mis últimos comentarios .

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies