10 AÑOS PRIMER VUELO A400M aviones militares

Indra, la aviónica que protege al A400M en zona hostil

Indra es uno de los doce principales suministradores tecnológicos que han convertido al A400M,avión de transporte militar, en el más avanzado de su clase en el mundo.

El A400M ha sido preparado para volar en zonas de conflicto y aterrizar prácticamente en cualquier lugar. Solo así puede cumplir con su misión: proyectar la fuerza de un ejército a cualquier punto del planeta de forma ágil y rápida. Los sistemas de Indra se encargan de proteger la aeronave y de facilitar su interoperabilidad con todos los aliados.

En los diez años que han pasado desde que despegase por primera vez en vuelo de pruebas de la planta de ensamblaje de Sevilla, el A400M ha dado respaldo a numerosas misiones en zonas de riesgo como Afganistán o el Sahel.

En todas estas operaciones, el sistema de autoprotección DASS  un sistema desarrollado por un consorcio europeo en el que Indra ha participado  desarrollando el alertador radar y los cables de radio frecuencia y vídeo de la compañía, se ha encargado de proteger el avión, alertando de ataques y posibilitando las contramedidas para neutralizarlos.

La compañía también ha dotado a la aeronave, hoy orgullo de la industria y ejércitos europeos, del sistema IFF que le permite operar con seguridad al ser discriminado en tiempo real entre plataformas enemigas y aliadas.

Otro de los elementos determinantes para el éxito de las misiones en las que participa es el sistema MIDS LVT (Multifunctional Information Distribution System – Low Volume Terminal) de Indra.

De él depende la sofisticada capacidad de la plataforma para intercambiar datos de forma fluida con otras unidades en tierra, mar o aire y multiplicar su inteligencia y conciencia situacional.

Todos estos sistemas juegan un papel fundamental para asegurar la supervivencia de un avión que puede llegar a transportar hasta 120 soldados o, en su lugar, varios carros de combate, helicópteros o toneladas de material, en ocasiones destinados a ayuda humanitaria.

Los A400M del Ejército Español estarán además blindados con tecnología de Indra frente a ataques con MANPADS, unos lanzamisiles portables muy utilizados por grupos terroristas. Indra está integrando en las unidades españolas su sistema InShield, que detecta el lanzamiento de misiles y utiliza un haz láser para cegar el sistema de guía térmico y desviarlo.

Ya en tierra, entre los sistemas de apoyo a la operación de la aeronave, Indra ha contribuido al programa A400M en el desarrollo del Sistema de Soporte de Prevuelo (PFMSE, Pre Flight Message Support Environment). Este elemento se encarga de generar y validar los datos de misión del sistema de autoprotección DASS y, entre otras funciones, comprueba que responderá convenientemente en caso de que el avión sea atacado.

Como empresa puntera en sistema de simulación en todo el mundo, Indra también ha participado en el desarrollo del sistema que entrena a los pilotos.

Aproximadamente un tercio del simulador ha sido diseñado y desarrollado por los ingenieros de la tecnológica, incluida la base de datos visual, el sistema de operaciones del instructor, el sistema de planificación de la misión, todo el entorno táctico en el que se desarrollan los ejercicios o la estación de debriefing en la que se analizan una vez completados.

Los pilotos aprenden a bordo de estos simuladores a sacar el máximo partido a una aeronave de más de 45 metros de longitud por 42 de envergadura y 80 toneladas que es capaz de cubrir distancias de 8.700 kilómetros a una velocidad de crucero de 900 km/h.

———————————————————————————————————–

Aeronaves convertidas en ‘sistemas de sistemas’

Indra ha equipado en las últimas décadas con su tecnología a aeronaves tan avanzadas como el Eurofighter, los AWACS, el F18 o los helicópteros Tigre, entre otras muchas.

A medida que los escenarios de conflicto se digitalizan cada vez más, la compañía va ganando progresivamente peso en la industria aeronáutica.

Hoy en día las aeronaves de combate necesitan avanzados sistemas de defensa electrónica para penetrar en el espacio aéreo del enemigo; requieren sensores más eficaces y difíciles de detectar; deben interoperar con las plataformas aliadas que actúan en su entorno, ya sean tripuladas o no tripuladas; mientras que la ciberdefensa se ha convertido en un nuevo ámbito de la defensa. Todo ello hará de la próxima generación de aeronaves auténticos ‘sistemas de sistemas’.

En línea con este concepto, la compañía acaba de ser nominada por el gobierno español como coordinador nacional industrial para el desarrollo del Futuro Sistema de Combate Aéreo (FCAS) que estará basado en un avión de última generación que operará junto a varios drones (Remote Carriers) y se integrará en una nube de combate (Combat Cloud) que le permitirá intercambiar datos con otras unidades, operando en su conjunto como un “Sistema de Sistemas”.

Indra participará como uno de los tres socios europeos que impulsarán este proyecto de defensa, el más ambicioso puesto en marcha en Europa hasta la fecha y el más exigente tecnológicamente. Se trata del programa que situará a la industria española en una nueva era.

—————————————————————————————————————

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies