aviones militares

El Boeing KC-46 reposta en vuelo al KC-46

Los dos Boeing KC-46A usados durante la prueba de repostaje en vuelo para la certificación de esta capacidad.
Los dos Boeing KC-46A usados durante la prueba de repostaje en vuelo para la certificación de esta capacidad.

Boeing ha completado uno más de los hitos marcados en el desarrollo de su avión cisterna KC-46A cuando uno de estos ha repostado en vuelo a un segundo ejemplar

Este repostaje se produjo durante un vuelo de tres horas y 48 minutos desde el aeropuerto Boeing Field de Seattle. El trasvase de combustible se produjo a razón de 4.540 litros por minuto, con un  total de 66.225 kg (unos 88.800 litros). El repostaje se ha realizado con la pértiga ventral. El Boeing KC-46 podrá también repostar a aviones equipados con sondas mediante los pods subalares o uno central, dotados de mangueras y cesta (por ejemplo los aviones desarrollados para la Marina de EE.UU. como el F/A-18, y los aviones militares desarrollados en Europa con capacidad para ser reabastecidos, como el Eurofighter o el A400M. En este caso, la velocidad de transferencia es de algo más de 1.500 litros por minuto.

Esta prueba se realizó durante los ensayos necesarios para lograr la certificación de la FAA del KC-46A y forma parte de de una serie para comprobar que el modelo puede recibir combustible tanto de él mismo como de los cisternas KC-135 y KC-10 en servicio con la USAF. Dentro de estas pruebas los KC-46 que se están usando en el programa de certificación han realizado ya 68 contactos con otros cisternas como avión receptor, con casi 250.000 kg de combustible recibidos.

Hasta ahora los B-767-2C y KC-46 que se están usando en las pruebas acumulan más de 2.700 horas en el aire con más de 2.500 contactos de repostaje con aviones F-16, F/A-18, AV-8B, C-17, A-10, KC-10 y KC-46.

Nuevos retrasos en el KC-46A

Este hito se ha cubierto mientras Heather Wilson, secretaria de la Fuerza Aérea ha acusado a Boeing de estar más pendiente de entregar aviones civiles que de avanzar en el KC-46. «Una de nuestras frustraciones con Boeing es que están mucho más enfocados en su actividad comercial que en hacer esto bien para la Fuerza Aérea y entregar estos aviones a la Fuerza Aérea. Y ese es el mensaje que les dimos en Seattle la semana pasada” declaró Wilson a finales de marzo. A esto desde Boeing respondieron señalando que «No hay mayor prioridad en The Boeing Company en este momento que la entrega del KC-46. Boeing ha continuado demostrando su compromiso de entregar estos cisternas tan pronto como sea posible y creemos en nuestra asociación con la Fuerza Aérea de los EE. UU

En una declaración ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Wilson y sus equivalentes del Ejército y Armada se puso de manifiesto las discrepancias entre la USAF y Boeing a la hora de ver el programa. Desde la USAF están seguros que algunos de los problemas aparecidos durante las pruebas en vuelo retrasarán la entrega de los primeros aviones. Desde Boeing por el contrario siguen afirmando que la entrega se realizará dentro de los plazos establecidos.

Wilson manifestó ante el comité que «Les hemos pedido que pongan a su equipo A en esto para solucionar estos problemas y entregar este avión a la Fuerza Aérea«.

Boeing se había propuesto entregar el primer KC-46A a la USAF antes del final de 2017, cerca de un año antes de la fecha límite del contrato pero no pudo cumplir este plazo autopropuesto. El contrato de compra de los KC-46 indica como clausula obligatoria que Boeing debe haber entregado 18 KC-46A certificados y nueve pods de repostaje antes del final de octubre de 2018. Todo parece indicar ahora mismo que no será hasta finales de la primavera de 2019 cuando se cumpla este compromiso según indican desde la USAF. Este retraso supondría penalizaciones económicas para Boeing.

«La Fuerza Aérea estima que es más probable que la primera entrega de aviones ocurra a finales del año 2018. Esta evaluación se basa en los riesgos conocidos y los impactos previstos asociados con las certificaciones de aeronavegabilidad y a la ejecución de pruebas de vuelo más lentas de lo esperado. La Fuerza Aérea continuará trabajando con Boeing para tratar de mitigar los retrasos en el calendario, cuando corresponda, para agilizar el programa», dijo la Fuerza Aérea en un comunicado a principios del pasado mes de marzo.

Luis Calvo

1 comentario

Haz click aquí para escribir un comentario

  • Vaya que sorpresa si hubieran elegido el A330MRTT ya tendrian unos cuantos aviones operativos en la flota , pero no tenian que hacer una licitacion a medida para que Boeing se llevara el premio .

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies