Aviones Aviones comerciales Fabricantes Industria

Boeing 737 MAX, no antes de mediados de 2020

Aviones Boeing 737 MAX aparacados a la espera de su entrega, en primer plano dos de Turkish Airlines.º
Aviones Boeing 737 MAX aparacados a la espera de su entrega, en primer plano dos de Turkish Airlines.

Boeing ha emitido un nuevo comunicado sobre la vuelta al servicio del B-737 MAX, en el que de nuevo tiene que reconocer que la paralización sigue para largo.

Cada pocos meses Boeing emite un nuevo comunicado sobre el retorno al servicio del B-737 MAX. Y todos ellos son calcados, salvo una fecha, que va cambiando según pasa el tiempo.

En el último por ahora, como siempre recuerda que son la FAA y otras autoridades aeronáuticas quienes determinarán cuando el B-737 MAX volverá al servicio, y que “Para ayudar a nuestros clientes y proveedores a planificar sus operaciones, les proporcionamos periódicamente nuestra mejor estimación de cuándo los reguladores comenzarán a autorizar la puesta a tierra del 737 MAX”.

Y la fecha que cambia, la que estiman será el momento en que las autoridades volverán a reinstaurar el certificado de aeronavegabilidad es, ahora, mediados de 2020.

Pero evidentemente, al no ser una fecha ni impuesta por Boeing, ni confirmada por esas autoridades, señalan: “Esta estimación actualizada se basa en nuestra experiencia hasta la fecha con el proceso de certificación. Está sujeto a nuestros intentos continuos de abordar los riesgos de programación conocidos y los desarrollos posteriores que puedan surgir en relación con el proceso de certificación. También explica el riguroso escrutinio que las autoridades reguladoras están aplicando correctamente en cada paso de su revisión del sistema de control de vuelo del 737 MAX y el proceso de la Junta de Evaluación de Operaciones Conjuntas que determina los requisitos de capacitación de los pilotos”.

En unos días, cuando Boeing anuncie los resultados económicos del último trimestre de 2019, la compañía ha anunciado que darán más información sobre sus esfuerzos para «el regreso seguro del B-737 MAX al servicio«.

Mientras, se ha ido sabiendo que Boeing está negociando con varios bancos préstamos por valor de 10.000 millones de dólares, de los que ya habría firmado algo más de la mitad. Este dinero tendría como finalidad cubrir gastos derivados de la paralización de estos aviones. Estos gastos incluirían los de los acuerdos con las aerolíneas sobre los costes de mantener los MAX parados, incluyendo la necesidad de alquiler otros aviones para sustituirlos o haberse visto obligadas a cancelar vuelos o rutas por falta de estos aviones.

Ejemplos de estos acuerdos pueden ser el alcanzado con Turkish Airlines por el que Boeing pagará a esta 225 millones de dólares: 150 millones como compensación y 75 millones para la formación adicional que deberán recibir los pilotos y gastos de repuestos para los aviones. No olvidemos que aunque no vuelen, y estén en condiciones de almacenamiento, se sigue teniendo que hacer algunos trabajos de mantenimiento sobre ellos de forma periódica.

Aeroméxico también ha anunciado un acuerdo confidencial (es decir que no van a decir el importe) para compensar al menos en parte los 830 millones de dólares que le ha costado ya la paralización.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies