Aerolineas Aviación comercial Norteamerica

Delta vuelve a dedicar un avión a sus empleados

El A321 que Delta ha dedicado a sus empleados en el hangar donde se le aplciaron los vinilos con las letras en rojo con los nombres de estos.
El A321 que Delta ha dedicado a sus empleados en el hangar donde se le aplciaron los vinilos con las letras en rojo con los nombres de estos.

Delta ha presentado un Airbus A321 pintado con un enrome “Gracias” en inglés en su fuselaje, en cuyas letras ha incluido el nombre y apellido de sus 90.000 empleados.

Delta ha querido agradecer de dos formas a sus empleados el buen año 2019.

Por una parte repartiendo “a los empleados elegibles” 1.600 millones de dólares de los beneficios obtenidos (cada uno de ellos recibirá el equivalente al 16,7 por ciento de su salario), que se suman a los 6.500 millones de dólares que les ha repartido en los últimos cinco años.

Ed Bastian, presidente ejecutivo de Delta ha manifestado: “Delta no sería nada sin nuestros 90.000 empleados en todo el mundo. Se merecen todo el crédito de nuestro éxito, y estamos orgullosos de reconocer su extraordinario trabajo con un pago de 1.600 millones de dólares, marcando el sexto año consecutivo en que las ganancias compartidas de Delta superan los 1.000 millones de dólares”.

Detalle de una de las letras con los nombres de los empleados de Delta.
Detalle de una de las letras con los nombres de los empleados de Delta.

La segunda parte del agradecimiento fue la presentación del Airbus A321 N391DN con un “Thank you” en letras rojas a lo largo de su fuselaje. Letras que incluyen en orden alfabético, los nombres y apellido de los más de 90.000 empelados de la aerolínea. En el morro además luce un “dedicado a los mejores empleados y clientes del mundo”.
Además, Delta al mismo tiempo anunció inversiones por valor de 1.000 millones de dólares a lo largo de diez añospara avanzar en la sostenibilidad de los viajes aéreos y convertirse en la primera aerolínea neutral en carbono a nivel mundial”.

Spirit of Delta, el Boeing 767 que Delta dedicó a sus empelados y que se conserva en el museo de la aerolínea.
Spirit of Delta, el Boeing 767 que Delta dedicó a sus empelados y que se conserva en el museo de la aerolínea.

Entre estas inversiones destacan la renovación del 25 por ciento de su flota con aviones más eficientes a lo largo de los próximos cinco años. Apoyar el desarrollo y producción de biocombustibles. Limitar voluntariamente sus emisiones de gases de efecto invernadero al nivel de 2012. Continuar con sus programas de reciclado (desde 2007 se han reciclado más de 1,36 millones de toneladas de aluminio recuperadas de la basura de a bordo. Las ganancias obtenidas por el reciclado se donan a la ONG Habitat for Humanity). Eliminación de los plásticos de un solo uso (desde 2018 se ha reducido este tipo de basura en los aviones y salas VIP en más de 316 toneladas). Apoyo a los programas de sus empleados para mejorar la sostenibilidad medioambiental. Continuar con su programa de compensación de emisiones por parte de sus pasajeros, que voluntariamente pueden hacerlo donando a uno de los cuatro programas elegidos; así como en diversos proyectos del movimiento “Ciudadanos Globales”. Colaborar con la FAA y la industria en la modernización del control del tráfico aéreo y en otros programas tecnológicos que ayuden a la reducción de las emisiones, como por ejemplo cambiar su sistema de entretenimiento a bordo a uno sin cables, reduciendo el peso de los aviones en aproximadamente medio kilogramo por asiento. Y finalmente en transparencia participando en principales marcos y estándares de divulgación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies