helicoptero Seguridad y accidentes

Cables y una tripulación muy afortunada

Cada año decenas de helicópteros tienen encuentros desagradables con cables, en la mayoría de los casos, como aquí todo termina con un gran susto.

Una máxima entre los pilotos de helicópteros dice que si hay una torre o poste de alta tensión, teléfono o similar, debes pasar por encima de ella ya que nunca puedes saber de dónde vienen o a dónde van los cables que sujeta.

Desde 1963, las estadísticas muestran que en EE.UU. este tipo de accidente ha causado el 5 por ciento de las pérdidas de helicópteros civiles y militares. Según la FAA y el NTSB, entre 1970 y 1979 fueron 208 los helicópteros que colisionaron con cables en Estados Unidos. 88 aparatos resultaron destruidos y 120 dañados de forma importante, pero lo que es peor, 37 personas fallecieron y 52 resultaron heridas graves.

 

Daños eléctricos e la grúa externa.
Daños eléctricos e la grúa externa.

 

Entre 1986 y 1996, un estudio de estas estadísticas señala que los helicópteros accidentados por esta causa fueron unos 90, en torno al 5 por ciento de los accidentes ocurridos a helicópteros civiles.

Entre 1996 y 2000 fuero 50 de los 934 accidentes registrados, el 5,45 por ciento. En estos, 17 aparatos quedaron destruidos y 33 gravemente dañados. En 15 accidentes hubo fallecidos y en nueve heridos graves.

Quemaduras eléctricas en el radomo del helicóptero.
Quemaduras eléctricas en el radomo del helicóptero.

Otro estudio señala que entre 1994 y 2018, igualmente en EE.UU., 124 personas perdieron la vida como consecuencia del choque de los rotores o algún elemento de un helicóptero con uno o varios cables.

Un análisis de lo ocurrido en todos estos casos, señaló que en el 83 por ciento de los accidentes por impacto contra cables, estos se produjeron en condiciones de cielos despejados y visibilidad ilimitada.

Los daños recibidos se se asemejan a los del impacto de un rayo.
Los daños recibidos se se asemejan a los del impacto de un rayo.

Por otra parte, algunos de esos trabajos señalaron que el 76 por ciento de los accidentes podían haberse evitado con algún tipo de sistema de alerta; en un 49 por ciento equipos cortacables podían haber funcionado; y en un 56 por ciento una formación específica de los pilotos podía haberlo evitado igualmente.

Arriba, sobre el parabrisas, uno de los cortacables con los que va equipado el aparato.
Arriba, sobre el parabrisas, uno de los cortacables con los que va equipado el aparato.

Ahora, el video que incluimos, publicado en redes sociales, acompañado de las imágenes, muestra claramente el peligro de los cables y los tipos de daños que pueden causar.

En este caso, todo parece indicar que los pilotos estaban más pendientes del rescatador y el náufrago que colgaban de la grúa y en depositarlos en tierra que en vigilar la presencia de cables.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies