Aerolineas Aviación comercial Aviación sostenible Biocombustibles España Sostenibilidad

Iberia se une a Cepsa para producir biocombustibles

De izquierda a derecha, Javier Sánchez-Prieto, presidente de Iberia; Maarten Wetselaar, consejero delegado de Cepsa y Carlos Gómez, consejero delegado de Iberia Express.
De izquierda a derecha, Javier Sánchez-Prieto, presidente de Iberia; Maarten Wetselaar, consejero delegado de Cepsa y Carlos Gómez, consejero delegado de Iberia Express.

Los presidentes de Iberia e Iberia Express y el consejero delegado de Cepsa han firmado un nuevo acuerdo para avanzar en la descarbonización del sector aéreo.

Tras dos vuelos con biocombustible en diez años (sin contar vuelos de entrega de nuevos aviones), Iberia quiere acelerar su presencia en el desarrollo de los combustibles de origen sostenible (SAF por sus siglas en inglés), y para ello ha firmado con CEPSA un acuerdo para avanzar en el desarrollo, investigación y prueba en vuelo de combustibles de origen sostenible y otras alternativas energéticas como el hidrógeno renovable y la electricidad, “para fomentar la movilidad sostenible de aviones y de la flota de vehículos que les prestan servicios en aeropuertos”.

El acuerdo, que también incluye a Iberia Express, según han explicado desde Iberia: «Contribuye a los Objetivos para el Desarrollo Sostenible número 7 (garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna), 8 (promover el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo y el trabajo digno)y 13 (adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos)” de la Agenda 2030.

Cepsa lleva más de 10 años produciendo biocombustibles en sus centros “y desarrolla estudios pioneros a nivel mundial para convertir residuos y aceites usados en combustibles de origen renovable de alto valor energético”.

Este acuerdo sigue al que Vueling, también propiedad de IAG como Iberia e Iberia Express, firmó en términos similares con Repsol hace dos meses, forma parte también de los esfuerzos de Iberia para cumplir su compromiso de operar un mínimo de un 10 por ciento de sus vuelos con combustibles de origen sostenible en 2030 y lograr cero emisiones netas en 2050. Igualmente “está en línea con el conjunto de medidas Fit for 55 de la Comisión Europea, que incluye una iniciativa legislativa denominada ‘RefuelEU Aviation’, que pretende impulsar la oferta y demanda de biocombustibles de aviación en la Unión Europea, alcanzando un uso del 2 por ciento en 2025, del 5 por ciento en 2030 y del 63 por ciento en 2050”.

Así, según señalan también desde Iberia: “Para lograrlo, el Grupo Iberia está desarrollando su estrategia medioambiental sobre tres pilares: operaciones más eficientes −donde se incluyen todas las iniciativas de renovación de flota, reducción del consumo de combustible y electrificación de sus vehículos, entre otras−; una experiencia de viaje más sostenible para sus clientes −a través de la digitalización de servicios, la eliminación progresiva de plásticos a bordo, el desarrollo de su sistema de gestión de residuos y la compensación de la huella de carbono−; y su compromiso con la transición ecológica de la aviación, sobre todo, a través de su colaboración en la investigación y desarrollo de combustibles de origen sostenible”.

Finalmente, destacar también que desde Iberia valoran el acuerdo explicando que con él, Cepsa «se convierte en un proveedor estratégico para el Grupo Iberia, que se asegura el acceso preferente a un combustible escaso (biojet), logrando así la aerolínea una ventaja competitiva tanto para clientes como para inversores».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies