Aerolineas Aviación comercial Aviación sostenible Biocombustibles España nuevas tecnologías Sostenibilidad

Vueling hace su primer vuelo con SAF

Directivos de Vueling, Repsol y Aena frente al EC-NAJ antes del vuelo a Sevilla usando SAF.
Directivos de Vueling, Repsol y Aena frente al EC-NAJ antes del vuelo a Sevilla usando SAF.

Vueling y Repsol han completado entre Barcelona y Sevilla el primer vuelo de esta aerolínea low coat usando combustible de aviación sostenible.

Con motivo del comienzo del Tourism Innovation Summit en Sevilla, Vueling ha realizado su primer vuelo usando combustible de aviación sostenible (SAF por sus siglas en inglés) para alimentar los motores del Airbus A320neo EC-NAJ, uniendo Barcelona y Sevilla en el vuelo VLG2224.

En los 76 minutos que ha durado el vuelo (calzos a calzos), Vueling estima que se ha evitado emitir 2,5 Tm de CO2 entre el uso del SAF y el menor consumo de los motores frente a los de la primera generación del A320. En este caso el SAF ha sido elaborado por Repsol a partir de aceites vegetales sostenibles en sus instalaciones en Tarragona.

Unos 63 kg de esas 2,5 Tm no emitidas se han debido, según Vueling a diversas iniciativas de reducción de peso. Entre estas, destacan el uso de asientos de pasaje más ligeros; y la digitalización de la documentación de sus aviones, -eliminando 75 kg de papel por vuelo. Otros 81 kg se han ahorrado gracias al uso de configuraciones de flaps, niveles de vuelo y velocidades óptimas para cada fase del vuelo.

Coincidiendo de este vuelo, Vueling y Repsol han firmado un convenio de colaboración para crear un grupo de trabajo “y avanzar en la introducción del combustible sostenible en el día a día de la operativa de la compañía aérea”.

El pasado mes de enero, Repsol completó en dichas instalaciones un primer lote de biocombustible a partir de biomasa, compuesto por 10.000 toneladas de combustible de aviaciónel equivalente al consumo de 145 vuelos entre Barcelona y Los Ángeles, y con un contenido bio inferior al 5 por ciento para poder cumplir con los requisitos de calidad establecidos por las especificaciones internacionales. Su uso como combustible sostenible de aviación evitará la emisión de 630 toneladas de CO2 a la atmósfera, lo que equivale a 55 vuelos Madrid-Barcelona”.

Carga de combustible en el Airbus A320neo de Vueling para el vuelo a Sevilla.
Carga de combustible en el Airbus A320neo de Vueling para el vuelo a Sevilla.

Al mismo tiempo, que se realizaba el vuelo, en Glasgow, durante la Conferencia de Cambio Climático (COP26) se debatía sobre la transición global hacia el transporte de cero emisiones. Desde Vueling señalan que creen “que los Gobiernos deberían fomentar la investigación y desarrollo de este tipo de combustibles para que su uso se pueda acelerar y los resultados sean inmediatos”.

Marco Sansavini, presidente de Vueling ha valorado este vuelo como “un gran paso en nuestro compromiso por la reducción de emisiones de CO2 y la utilización del 10 por ciento de SAF en 2030”.

Repsol anunció hace poco más de un año que en 2023 se pondrá en marcha la primera planta de biocombustibles avanzados de España, que estará en Cartagenay tendrá una capacidad de 250.000 toneladas anuales de biocombustibles producidos a partir de residuos y válidos para coches, camiones y aviones”. También en la factoría de Petronor en Mueskiz (Vizcaya) “Repsol tiene previsto construir una de las mayores plantas del mundo de combustibles sintéticos, utilizando hidrógeno renovable y CO2 como únicas materias primas. Esta instalación se pondrá en funcionamiento en 2024 y tendrá una capacidad de más de 2.100 toneladas anuales”.

MALETAS DE PAGO

Este vuelo ha coincidido además con el anuncio de Vueling de que los pasajeros que vuelen con la tarifa Basic, las mas barata que ofrece, dese el 23 de noviembre, tendrán que pagar un extra por llevar su equipaje en la cabina de pasaje si supera los 40 x 20 x 30 cm. Además también podrán llevar sus compras aeroportuarias. equipaje y compras deben caber bajo el asiento delantero.

El coste para llevar una pieza extra que no supere los 55 x 20 x 40 cm y 10 kg de peso, comenzará desde los 8 euros por trayecto, dependiendo de la ruta y tamaño de la maleta. Esto debe contratarse en la web de Vueling antes de entregarla en el mostrador de facturación. De no hacerse así, el equipaje será retirado en la puerta de embarque y llevado a la bodega del avión, por lo que el pasajero deberá pagar 25 euros.

Los pasajeros que hayan adquirido sus billetes con las demás tarifas, y aquellos que «viajen con niños menores de dos años, las personas con necesidades especiales y los clientes premium seguirán teniendo los dos bultos incluidos para llevarlos a bordo, independientemente del tipo de tarifa escogida» señalan desde Vueling.

Los pasajeros con equipajes de más de 55 x 20 x 40 cm y/o  10 kg de peso, con las tarifas Optima, TimeFlex y Family, deberán pagar entre 8 y 35 kg según el peso si lo hacen online, o a razón de 12 euros por kg en el mostrador de facturación en el aeropuerto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies