Organizaciones Premios

El COIAE anuncia los ganadores de su ‘Premio innovación aeronáutica 2019’

En 2018 Fernando Griñán fue reconocido con el segundo premio. Foto: Archivo, Premios 2018.

Un sistema que genera energía utilizando el calor de los planetas para impulsar misiones espaciales y, una “valla frangible” para campos de vuelo han sido los dos proyectos premiados por el COIAE este año.

El Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España (COIAE) ha anunciado los ganadores de su ‘Premio innovación Aeronáutica 2019’: Patricia Revuelta, reconocida por un “sistema alternativo de potencia para misiones al espacio profundo” y Fernando Griñán, por su proyecto de una “valla frangible”, que recibirán sus galardones durante el acto que se celebrará el próximo 20 de septiembre en el Instituto de la Ingeniería de España.

La innovación planteada por la ingeniera aeronáutica, Patricia Revuelta, alumna de máster de la Universidad Europea, se centra en suministrar energía a los nanosatélites, “CubeSats”, utilizando el calor que los planetas generan, para convertirlo en movimiento mediante un motor térmico “Stirling”, transformar ese movimiento en impacto con una manivela y, el impacto, en electricidad con generadores piezoeléctricos. El jurado ha valorado muy positivamente este proyecto «que podría ayudar a permitir que la exploración del espacio profundo sea mucho más accesible y asequible». 

Esquema del «circuito de almacenamiento de energía».

Por su parte, el ingeniero aeronáutico, Fernando Griñán, ha inventado una “valla frangible”, con modelo de utilidad patentado, que da solución a los requisitos normativos de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que exige que todo elemento elevado fijo en el área de movimientos de los aeropuertos sea frangible.

Valla frangible.

El jurado determinó «que esta invención soluciona un problema existente: la imposibilidad de vallar en campos de vuelo de aeropuertos cumpliendo la normativa y en condiciones de seguridad, de una manera muy sencilla de implementar. Durante todo el desarrollo del equipamiento de aeropuertos en el siglo XX y XXI, se ha logrado hacer frangibles todas las balizas, postes portabalizas, letreros, torres, etc. a excepción de las vallas, las cuales son necesarias para realizar, entre otros, los cerramientos de obras y de áreas de mantenimiento». 

En concreto, este diseño abre la posibilidad de vallar en campo de vuelos, con todas las garantías de Seguridad Operacional, todos los trabajos de obras y mantenimientos, las áreas críticas de las radioayudas, los recorridos peatonales, etc. conservando, garantizando y aumentando la seguridad. Con este nuevo diseño, se consigue no dañar la aeronave más de lo estrictamente necesario, así como oponer una resistencia calibrada de cara a minimizar los daños a pasajeros y a la propia aeronave.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies