EASA

EASA restringe el uso de los motores PW1100G-JM de los Airbus A320neo

EASA ha emitido una directiva urgente que limita el uso de motores de la familia Pratt & Whitney PW1100 de la familia A320neo.

 

Un «elevado» número de motores parados en vuelo y despegues abortados por problemas en un motor ha llevado a que la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) emitiese el pasado viernes 9 de febrero una directiva de aeronavegabilidad que afecta  a los aviones Airbus A320neo y A321neo equipados con determinados motores Pratt & Whitney PW1127G-JM, PW1127GA-JM, PW1130G-JM, PW1133G-JM, o PW1133GA-JM con número de serie P770450 o superior.

Según las primeras investigaciones de EASA de los incidentes, que continúan para determinar la causa raíz, estos ocurrieron con un grupo determinado de motores que cuentan con una modificación en un sello de del eje trasero del compresor de alta presión, por lo que, de manera urgente se decidió emitir la directiva sin esperar al final de las mismas ya que se considera que podría darse el caso de un fallo doble de motor en vuelo. Esta directiva se considera preliminar y “no se descarta que se emitan nuevas directivas de aeronavegabilidad”.

Así, esta directiva ordena que en los aviones con dos motores afectados por la misma uno de los dos por lo menos debería ser sustituido por un motor no afectado tras no más de tres ciclos de vuelo desde la emisión de la directiva; y además cualquier avión con al menos un motor afectado perdió la calificación ETOPS.

Estas normas no afectan a aviones con motores CFM LEAP 1A o con los Pratt & WHitney citados pero con números de serie inferiores al señalado.

Por su parte, Pratt & Whitney respondió a esta directiva de seguridad señalando que continuaban evaluando el impacto de la misma. “A mediados de 2017 implementamos un cambio de ingeniería con el objetivo de mejorar la durabilidad de un sellado del motor. Los motores con esta modificación comenzaron a entrar en servicio en diciembre de 2017. A finales de enero y principios de febrero de este año, cuatro de estos motores no se comportaron como se anticipaba”, señalan desde Pratt & Whitney. “Se trata de 43 motores instalados en 32 aviones. 21 cuentan con un motor con esta modificación y 11 con los dos motores. Aproximadamente se han entregado otros 55 motores a las cadenas finales de montaje de Airbus para su instalación en nuevos aviones”.

Pratt & Whithey finalizan señalando que trabajan con Airbus en una solución y que están “trabajando para evaluar un plan general industrial y de entrega para minimizar la interrupción del cliente”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies