Aviones militares Defensa Industria TEDAE

La industria aeronáutica, defensa, espacio y seguridad inició su recuperación en 2021

TEDAE, la asociación que engloba a las principales empresas de aeronáutica, defensa, seguridad y espacio de España anunció durante su Asamblea General, que todos los sectores TEDAE facturaron 11.600 millones de euros.

Los sectores TEDAE comenzaron a recuperarse ligeramente el pasado año. Frente a la facturación de algo más de 11.400 millones del año 2020, uno de los peores por la crisis del COVID, las empresas de la asociación elevaron su facturación ligeramente, sumando un total de 11.594 millones de euros de ventas. Desde el año 2019, el año anterior a la pandemia, el sector ha perdido en total  más de 2.500 millones de euros de facturación.

Por sectores, sigue siendo el de Aeronáutica, civil y de defensa,  el que más aporta a la facturación, conun total de 8.104 millones de euros, le sigue el sector de la defensa  naval y terrestre, con 7.065 millones de facturación, seguido de espacio, 979 millones y seguridad, cuyas ventas ascendieron el pasado año a 184 millones de euros.

El empleo también experimentó cierta recuperación en el año 2021 frente al 2020, sumando un total de 49.625 empleos directos, frente a los 47.693 registrados en 2020. Otras cifras relevantes de la actividad fueron las ventas de exportación, que sumaro nel 47 por ciento de la facturación, con una inversión del 10 por 100 en I+D+i, representando ya el 9,3 por ciento del PIB industrial y una productividad que es 2,5 veces superior a la media de la industria española.

Otro de los datos relevantes de la memoria es la distribución por tamaño de empresas 72% PyMEs; 22% MID-CAPS y solo un  6% son grandes empresas.

En su valoración sobre el comportamiento sectorial en 2021, Ricardo Martí-Fluxá, presidente de TEDAE, explica, tal y como se recoge en la memoria: «Un año más, nuestros sectores han demostrado ser estratégicos para la economía y esenciales para la sociedad. Por ese motivo, desde TEDAE hemos seguido trabajando para consolidar una financiación estable y continuada que permita a nuestras empresas proseguir en la vanguardia tecnológica. Nuestros desarrollos, siempre competitivos, permiten a España mantener su autonomía tecnológica y ser referente mundial en muchos sectores de la industria.»

Respecto al sector aeronáutico, civil y de defensa, que es como decimos el que más aporta en términos de facturación,8.104 millones de euros, 56 por ciento ventas de aeronáutica de defensa y 44 por ciento civil, vio atisbos de recuperación el pasado año. Con 714 centros productivos repartidos por todo el territorio nacional, estas empresas emplean a más de 33.000 personas, venden el 44 por ciento en el exterior, y dedicaron durante el pasado año un 9 por ciento de su facturación a actividades de I+D+i.

Alfredo Martínez, vicepresidente de Aeronáutica de TEDAE, afirma en la memoria de TEDAE, publicada esta misma semana que, el mercado interior no puede absorber muchos más incrementos, por lo que, afirma: «Sin duda alguna la clave para seguir creciendo, está en la competitividad y en un país con la estructura salarial de España la competitividad viene asegurada por la tecnología y esta por las capacidades técnicas existentes y el soporte del Estado en el desarrollo de las mismas. En este sentido, es absolutamente imprescindible que iniciativas como el “Plan Tecnológico Aeronáutico” se perpetúen en el tiempo ya sea con fondos europeos, como actualmente, o nacionales, como en el resto de los países del entorno. LUFO, CORAC o ATI, son una realidad en otros países de la que venimos hablando hace demasiado tiempo. Pero, además, cuando muchas de las actividades del PTA están dirigidas a la descarbonización este objetivo no finaliza en el año 2023, como los fondos Next Generation EU; el no darle continuidad financiera que permitiera alcanzar los objetivos de descarbonización previstos, sería malgastar esos fondos y dejar a España sin huella industrial en la aviación descarbonizada.»

En su análisis, Martínez también destaca el distinto comportamiento que han tenidos los mercados civil y de defensa, explicando que:»En aviación comercial acabamos el año con un 71% de vuelos con respecto a finales de 2019, de los cuales los referidos a vuelos domésticos alcanzaron el 78% pero los internacionales solo alcanzaron el 56%. Esto supone que nos estamos moviendo entre los escenarios bajo y base elaborados por Eurocontrol en octubre de 2021. Además, el efecto de la variante Omicron empezaba a reducir esa recuperación y todavía no sabíamos lo que el escenario de la invasión rusa de Ucrania iba a traer consigo en cuanto a cierre de espacios aéreos y cancelación de operaciones con determinadas compañías. Por lo tanto, sí hemos podido observar atisbos de recuperación, pero mucho más leves de lo esperado. A finales de marzo de 2022 las cifras se situaban en 74% global, de los cuales el 78% en domésticos y 66% en internacionales.»

Respecto a la aeronáutica de defensa, el vicepresidente de Aeronáuticade TEDAE explica que:»La aviación de Defensa, sin embargo, muestra señales de recuperación con la firma ya anunciada el pasado año por parte del Gobierno de España de determinadas adquisiciones para sus Fuerzas Armadas y de Seguridad, comprometidas principalmente con Airbus, pero que afectan a toda la cadena de valor, así como la entrada en tres programas europeos de Aeronáutica de Defensa, FCAS/NGWS, Eurodrone y Tigre MKIII. Además, la firma del contrato de 56 aviones C295 por parte de India ofrece expectativas en un mercado con alto potencial y hasta ahora poco aprovechado.» Sin olvidar la reciente firma de los 20 nuevos Eurofighter para el Ejército del Aire, que se anunció después de que la memoria estuviera publicada.

 

 

Esther Apesteguía

1 comentario

Haz click aquí para escribir un comentario

  • cuando veo estos artículos veo cada vez más patente la desconexión o la diferente realidad entre los directivos y los curritos. Eso, o vivimos en realidades paralelas. Qué poco se parece esto a lo que vivimos el resto. O tal vez hablan para los inversores y los accionistas, y por eso la realidad es tan distinta de la que vivimos «la base productiva del tejido industrial», vamos, los que cada vez cobramos menos y cubrimos uno solo el trabajo de dos o tres (y son lentejas,o lo aceptas o a la calle, y algunos no tenemos edad para reciclarnos… otra vez)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies