Seguridad y accidentes

Accidente de un Embraer E190 de Aeroméxico

Posición final del avión. Los motores quedaron arrancados en el terreno junto a la pista en la esquina superior derecha de la imagen.
Posición final del avión. Los motores quedaron arrancados en el terreno junto a la pista en la esquina superior derecha de la imagen.

El Embraer E190 XA-GAL que cubría la ruta de Durango a Ciudad de México ayer 31 de julio con el número de vuelo AMX2431 se accidentó al tratar de despegar, incendiándose una vez todos los ocupantes habían abandonado la aeronave.

Los 99 pasajeros (88 adultos, nueve menores y 2 infantes) y 4 tripulantes a bordo del Embraer E190 XA-GAL de Aeroméxico Connect, filial de Aeroméxico en el vuelo AMX2431 lograron abandonar el avión después de que el avión se accidentase en el aeropuerto de Durango y el acabase incendiado fuera de la pista.

Las informaciones todavía son contradictorias sobre el desarrollo de los hechos. Unas fuentes señalan que el despegue fue abortado por un fallo de motor más o menos en el momento de alcanzar V1, la velocidad que determina si un despegue debe continuarse o abortarse en caso de un problema. Otras señalan que el avión había llegado a irse al aire y que cayó al suelo en un lateral de la pista al ser impactado por una corriente de aire descendente nada más despegar.

En cualquier caso, ambos motores se separaron de sus anclajes quedando en el lateral izquierdo de la pista, junto a la cabecera 25 en los 250 últimos metros de la pista, mientras que el resto del avión acabó a unos 250 metros del final del asfalto y ligeramente a la izquierda de lo que sería la prolongación de la pista 03 por la que despegaba y girado casi 90 grados con respecto al eje de la pista.

Labores de extinción del incendio tras el accidente.
Labores de extinción del incendio tras el accidente.

El accidente ocurrió a las 15:15 locales y todos los ocupantes pudieron abandonar los restos del avión, aunque un número de ellos (diferente según las fuentes, dos de ellos al menos graves) tuvieron que ser trasladados a hospitales. El avión terminó destruido por un incendio que se propagó tres o cuatro minutos después de haber sido evacuado.

En el momento del accidente pasaba sobre el aeropuerto una tormenta con la base de las nubes a menos de 2.000 ft.

El avión, matriculado XA-GAL como indicamos, tenía el número de serie 190-173 y fue entregado el 21 de mayo de 2008 a US Airways que lo operó con la matrícula N960UW. El 29 de octubre de 2009 fue vendido a Republic Airways que lo matriculó N167HQ el 23 de diciembre siguiente, operando hasta julio de 2014 para Midwest Airlines primero y Frontier después. El 27 de julio de 2014 se incorporó a la flota de Aeroméxico Connect.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies