Portada » Éxito de las pruebas del Airbus C-295 demostrador de Clean Sky 2
Aviación sostenible Aviones experimentales Fabricantes I+D+i Industria nuevas tecnologías Sostenibilidad

Éxito de las pruebas del Airbus C-295 demostrador de Clean Sky 2

El C-295 modificado como demostrador tecnológico para Clean Sky 2 en vuelo.
El C-295 modificado como demostrador tecnológico para Clean Sky 2 en vuelo.

Airbus está a punto de completar las pruebas en vuelo del C-295 modificado como demostrador para el programa Clean Sky 2 y los primeros resultados ya muestran muy buenas perspectivas.

El prototipo del CASA (hoy Airbus) C-295 casi ha completado la campaña de ensayos en vuelo previstas como demostrador tecnológico para el programa europeo Clean Sky 2. El primero de estos vuelos ocurrió el 26 de enero pasado, y hasta ahora se han completado una decena de vuelos, restando uno o dos más.

Este avión, el primer prototipo del C-295, ha sido modificado una y otra vez por CASA primero, y después por Airbus, para probar nuevos equipos y sistemas, y ahora para estas ha recibido (principalmente) unos nuevos winglets, conjunto de flaps y aerofrenos.

Nacho Lombo
Nacho Lombo

Nacho Lombo, uno de los pilotos de Airbus que ha participado en los vuelos de prueba nos explicó que antes de poner en vuelo el C-295 con sus modificaciones realizaron otra serie de ensayos en el simulador de desarrollo que han servido además para optimizar el tiempo en vuelo, ya que, con las modificaciones que se han hecho en el ala, se ha reducido la capacidad de combustible. “La campaña, sorprendentemente, ha sido muy dinámica ya que el avión vuela  prácticamente igual que lo que hemos visto en el simulador. El avance en la apertura de la envuelta de vuelo y las maniobras que teníamos que hacer para obtener los datos para ver que la modificación es acorde a lo que queríamos en cuanto a leyes de mandos y aerodinámica, ha ido muy bien ya que con un número reducido de vuelos hemos obtenido muchos datos para sacar las conclusiones del programa”.

Sobre el comportamiento aerodinámico del avión en vuelo, Lombo nos señaló igualmente que: “El avión se comporta de forma un poco distinta al avión anterior. Yo diría que tiene unas características aerodinámicas mejores. En los primeros vuelos de apertura de envuelta fuimos probando las distintas configuraciones de flaps barriendo distintas velocidades para sentirnos cómodos en ese ambiente, antes de efectuar diversas pérdidas en todas las configuraciones, en las que hemos obtenido los nuevos datos de los niveles máximos de sustentación, hemos medido las capacidades de cambio de ángulo de viraje y de asiento y hemos medido las actuaciones de vuelo de una forma más precisa para tener los datos para validar el modelo y comprobar que la modificación cumple los objetivos”.

En su opinión, y a la espera del análisis completo de los datos recogidos en los vuelos, con los cambios en la plataforma (el avión), “hemos demostrado una eficacia aerodinámica muy grande”.

También nos explicó las ventajas de haber usado el prototipo del C-295 en lugar de haber desarrollado un nuevo demostrador: “Es mucho más rápido integrar una tecnología en un avión antiguo y demostrar que dentro de ese avión funciona, y luego garantizar que se podrá usar en el futuro en un avión más ecológico”. Del avión en sí, destacó que el C-295 es un avión superflexible, que tiene un montón de sistemas que se pueden modificar. En concreto sobre este prototipo “Es un avión al que hemos hecho tantas modificaciones y que conocemos tan bien después de tantos años que nos ha resultado relativamente sencillo incluir la nueva tecnología”.

Además de las modificaciones en el ala que hemos señalado, en el cockpit se han añadido dos nuevas pantallas de presentación. En una se muestra el estado de los mandos de vuelo. Cada eje tiene, según nos cuenta Lombo, “al menos dos computadores principales y uno de backup, y luego está alimentado por sistemas hidráulicos cruzados para garantizar que en cualquier fallo tenemos una recurrente de sistemas suficiente para garantizar la seguridad”.

La segunda pantalla muestra el sistema eléctrico,en el que hemos introducido dos baterías de emergencia muy potentes que incluso en caso de fallo total del motor, tendríamos potencia eléctrica suficiente para volar el avión para aterrizar o para arrancar los motores. Además hemos reforzado el sistema hidráulico que ahora es triple para garantizar la suficiente redundancia para que incluso con un doble fallo hidráulico tengamos suficiente mando para controlar el avión”.

Luis Calvo

Añadir comentario

Haz click aquí para escribir un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies