Aviación sostenible medio ambiente nuevas tecnologías

ERA contra la prohibición de vuelos cortos en Europa

Francia fue el primer país europeo en proponer prohibir los vuelos cortos.
Francia fue el primer país europeo en proponer prohibir los vuelos cortos.

La asociación de aerolíneas regionales de Europa se muestra en contra de suprimir los vuelos de menos de 500 km en Europa.

Desde que Francia decidió prohibir los vuelos que pudiesen hacerse en tren en menos de dos horas y media, son varios los países europeos que han propuesto medidas similares.

Sin embargo, para ERA, la Asociación de Aerolíneas de la Regiones Europeas, estas medidas podrían, “en última instancia, obstaculizar, en lugar de ayudar, los esfuerzos por un futuro de transporte aéreo más sostenible, ya que las mejoras tecnológicas para la aviación regional, junto con los combustibles de aviación sostenibles, ofrecen la mejor y más rápida solución para la descarbonización del sector para 2050”.

Según los datos de la asociación, las rutas de menos de 500 km sólo representan un 4,3 por ciento de las emisiones del transporte aéreo europeo:una parte muy pequeña, por lo que estas medidas no tendrán un impacto medioambiental sustancial”.

Los aviones regionales serán los primeros en incorporar nuevas tecnologías verdes y sostenibles.
Los aviones regionales serán los primeros en incorporar nuevas tecnologías verdes y sostenibles.

Para esta: “El sector regional se encuentra justificando su propio propósito de existencia: proporcionar conectividad. Las aerolíneas miembros de la ERA conectan partes de Europa en las que el transporte aéreo es vital y a menudo el único modo de transporte disponible para los habitantes de regiones remotas, islas y zonas dispersas. Además, el segmento de corta distancia está creando el impulso necesario hacia la descarbonización del sector, proporcionando el campo de pruebas para las nuevas tecnologías que permitirán la transición ecológica hacia una industria más sostenible. Los aviones eléctricos y de hidrógeno, por ejemplo, estarán disponibles primero en las rutas de corta distancia para 2035 y luego en las rutas más largas después de 2050”.

El tren no es tan verde como lo pintan: “La construcción de nuevas infraestructuras y redes ferroviarias tiene un importante impacto de CO2 en el medio ambiente y es un ejercicio medioambiental, financiero y que requiere mucho tiempo. La aviación ya ha avanzado en el desarrollo de tecnologías innovadoras con un impacto medioambiental limitado o nulo, y estará preparada para integrarlas en el mercado en un plazo de tiempo mucho más corto que el necesario para construir una nueva red ferroviaria”, afirman desde ERA.

Con todo ello, piden de nuevo la mejora de la gestión del tráfico aéreo mediante la correcta aplicación del Cielo Único Europeo, que podría reducir las emisiones en más del doble que prohibir los vuelos cortos, en torno al 10,2 por ciento, y  a la Unión Europea y los Estados miembros, “que se centren en soluciones que realmente puedan aportar reducciones de CO2, y no obstaculicen el progreso con iniciativas como la prohibición de rutas de corta distancia”.

La construcción y mantenimiento de las vías del ferrocarril tienen un gran impacto medioambiental.
La construcción y mantenimiento de las vías del ferrocarril tienen un gran impacto medioambiental.

En palabras de la directora general de la asociación, la española Montserrat Barriga: «Prohibir las rutas aéreas es peligroso, ya que puede considerarse bueno para el medio ambiente, pero en realidad no lo es por muchas razones. En primer lugar, las rutas con la alternativa equivalente en tren son muy pocas y, en la mayoría de los casos, la red ferroviaria ya tiene la cuota de mercado de todos modos. En segundo lugar, la iniciativa puede dar lugar a un aumento de los pasajeros que optan por utilizar sus coches para llegar a su destino. En tercer lugar, muchas compañías aéreas regionales operan rutas con poco tráfico, por lo que es poco probable que las redes ferroviarias sustituyan a sectores que no son en absoluto rentables. Por último, el transporte de corta distancia será el primer sector en probar y desplegar tecnologías verdes. Por lo tanto, no es eficaz reducir las emisiones de CO2 prohibiendo las rutas de corta distancia y crea un sentimiento contra la aviación entre el público. Es importante que la Unión Europea y los Estados miembros se centren en soluciones que realmente puedan aportar reducciones de CO2, y no obstaculicen el progreso y el potencial de las mismas con este tipo de iniciativas. Nuestra industria se toma en serio sus responsabilidades medioambientales y hará lo necesario para alcanzar sus objetivos, pero no podemos hacerlo solos. Necesitamos un marco político de apoyo para alcanzar la descarbonización«.

Luis Calvo

2 comentarios

Haz click aquí para escribir un comentario

  • Las justificaciones que da ERA son absurdas.
    Solo se prohibirian vuelos si hay 3 de 3 horas o menos.
    Islas no se ven afectadas.
    APOYO esta prohibicion.
    EL tren contamina muchisimo menos.
    Es el futuro del planeta.
    Un vuelo Madrid -Valencia en 320 quema 2.000 litros, un AVE el equivalente a 600 litros y lleva mas del doble de personas.
    Está claro el asunto

  • Jajajajaj lo que es querer joder. Al ERA lo único que le interesa son las ganancias perdidas a causa de las nuevas medidas. Jajaja hasta creen que se preocupan por el medio ambiente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies