COVID19 Empresas Industria

COVID-19:  Boeing pide ayudas gubernamentales

Boeing ha capitalizado ya todo el préstamo que pidió por el B-737 MAX y ahora solicita más ayudas para la industria aeroespacial de EE.UU. en general.

La crisis del COVID-19 se ha sumado a la del B-737 MAX, lo que ha llevado a Boeing a pedir al gobierno de Estados Unidos ayudas millonarias para la industria aeroespacial.

Boeing ha anunciado que estaba en conversaciones con el Gobierno estadounidense para que este apoyase con créditos y préstamos a la industria aeroespacial local, que se compone de más de 2,5 millones de empleos en el país en 17.000 empresasmeeting pods

Serían de decenas de miles de millones de dólares la cantidad que sería necesario aportar según los primeros comunicados de Boeing. Posteriormente Boeing cifró en un mínimo de 60.000 millones los que serían necesarios. Señalaron que en torno al 70 por ciento de sus ingresos  son canalizados a sus suministradores como pagos por sus servicios.

Sólo el conjunto de las aerolíneas del país han solicitado por su parte una ayuda de unos 50.000 millones de dólares, más de tres veces lo que necesitó tras el 11S, en forma de préstamos respaldados por el gobierno, subsidios en efectivo u otras medidas, incluida la desgravación de impuestos y tarifas.

En un movimiento separado, Alexandre de Juniac, presidente de IATA, ha cifrado en entre 150.000 millones y 200.000 millones de dólares las ayudas de distintos tipos que necesitarán las aerolíneas de todo el mundo , y que en este 2020 las pérdidas de las aerolíneas estarán en torno a los 40.000 millones de dólares, más o menos al mismo nivel que en la crisis de 2008/2009.

El tráfico aéreo mundial está cayendo como en ninguna crisis anterior.
El tráfico aéreo mundial está cayendo como en ninguna crisis anterior.

Según Boeing las previsiones a largo plazo de la industria estadounidense en su conjunto son buenas, pero por la crisis del coronavirus, hasta que el tráfico de pasajeros no vuelva a los niveles normales, se deben tomar medidas para gestionar la presión que sufre. Por ello, “tener acceso rápido y pronto a liquidez pública y privada será una de las mejores formas en las que aerolíneas , aeropuertos, suministradores y fabricantes podrán tender un puente hacia la recuperación, y apreciamos como la Administración y el Congreso se están involucrando con todos los elementos de la industria de la aviación durante este momento difícil”, han declarado desde Boeing.

En IATA consideran que sus previsiones del peor escenario posible presentadas hace menos de dos semanas han quedado superadas. En ese momento estimaban que las aerolíneas perderían 113.000 millones de dólares en ingresos por la caída del tráfico, la cual situaban en un 16 por ciento. Con el cierre de fronteras decretado por cada vez más países, el tráfico aéreo ha caído o está cayendo hasta un 100 por ciento: “la realidad es que será claramente peor” señalan desde IATA. Esperan publicar unas nuevas previsiones la semana que viene.

Poco después de esta petición por parte de Boeing, el mismo presidente Trump declaraba durante una rueda de prensa queBoeing fue golpeado fuertemente de muchas maneras diferentes. Tenemos que proteger a BoeingAyudaremos a Boeing«. Trump no se limitó a hablar de los problemas de Boeing si no que hizo referencia a ayudar a todo el sector.

Según ha publicado la agencia Reuters, al otro lado del Atlántico, Airbus tendría unos 16.000 millones de euros disponibles en efectivo, pero sus gastos mensuales suman 5.500 millones de euros. Evidentemente Airbus sigue ingresando dinero cada día por la entrega de nuevas aeronaves y por la facturación de servicios a sus clientes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies