Portada » Ahora sí: despega el FCAS con la adjudicación de los contratos de desarrollo de la Fase 1B
Aviones militares Defensa Drones Industria Ministerio Defensa

Ahora sí: despega el FCAS con la adjudicación de los contratos de desarrollo de la Fase 1B

Alemania, España y Francia, países lanzadores del FCAS, acuerdan la firma de un contrato por valor de 8.000 millones de euros que garantiza el despegue del programa.

Ahora sí. Los países lanzadores del Futuro Avión de Combate, FCAS por sus siglas en inglés, firmaron en París el contrato para iniciar la Fase 1B del programa, por un valor estimado de 8.000 millones de euros.

Según informó el ministerio de Defensa en un comunicado a última hora de la tarde de ayer,el contrato que pone en marcha la siguiente fase del proyecto NGWS/FCAS ha sido adjudicado a los socios industriales del proyecto: Dassault Aviation, en Francia, Airbus Defense and Space GmbH y Airbus Defense and Space SAU, en Alemania, Indra, en España, y al consorcio y Eumet (Joint Venture entre Safran Aircraft Engines y MTU Aero Engines). Cada país tiene una participación igualitaria en el programa del 33,3 por ciento, aunque España fue la última en adherirse al mismo. El ministerio de Defensa adelantaba en su comunicado que la oficialización de la firma del contrato se llevará a cabo en los próximos días en Madrid en un acto simbólico.

El contrato, valorado en unos 8.000 millones de euros, tendrá por objeto preparar y realizar las demostraciones de los distintos sistemas del NGWS. Uno de los principales hitos de estas demostraciones será el primer vuelo del demostrador del New Generation Fighter (avión de combate de nueva generación), que se espera para el año 2028.

Las demostraciones permitirán la validación de los conceptos y tecnologías para el NGWS operacional, cuyo desarrollo se iniciará a finales de la década de 2020. El valor de la primera fase de este contrato, que abarca unos 36 meses de actividades, supera los 3.000 millones de euros. Se basa en el acuerdo firmado por Francia, Alemania y España el 30 de agosto de 2021. La Direction Générale de l’Armement actúa como órgano de contratación para los tres países.

El contrato para el desarrollo de esta fase, que movilizará como decimos 8.000 millones de euros para la industria europea, se firma con un año de retraso por los enfrentamientos entre Francia y Alemania sobre el papel de cada país en el programa. Estos problemas parecen ahora superados, según explicó el presidente y CEO de Dassault, Eric Trappier al diario Francés Le Figaro el pasado 1 de diciembre. En la entrevista Trappier afirmaba que: «Ahora podremos pasar a la siguiente fase de estudios, denominada 1B, para preparar el desarrollo de un demostrador, que debería volar en torno a 2029… Se nos ha confirmado nuestro papel de contratista principal y arquitecto del avión, y hemos obtenido protección para nuestros conocimientos técnicos y tecnologías industriales… Ser el arquitecto de un nuevo avión de combate es muy motivador para nuestra empresa, nuestros equipos, los de Airbus, nuestro socio principal, Indra, y nuestros socios de siempre, Safran, Thales y MBDA. Por no hablar de nuestro ecosistema de subcontratistas, en los tres países, que formarán parte de la aventura.«

Según declara el propio ministerio de Defensa, «La adjudicación de este contrato es un gran paso adelante. Demuestra la voluntad común de las naciones participantes y de sus industrias de superar numerosos obstáculos para avanzar juntos. Las tres naciones tienen la intención de celebrar esta adjudicación y lanzar simbólicamente las actividades durante un evento que podría tener lugar en Madrid.«

El lanzamiento del programa de un nuevo sistema de combate (NGWS) del que el FCAS es la piedra angular, fue firmado en 2017 entre Alemania y Francia, bajo liderazgo francés. España se unió al mismo en el año 2019, liderando el pilar de sistemas. El Gobierno español eligió a Indra como coordinador nacional del proyecto, ocasionando un duro enfrentamiento con Airbus en España.

IMPULSO A LA INDUSTRIA DE DEFENSA ESPAÑOLA

EL proyecto reúne a numerosas industrias en los tres países. Los principales actores industriales son Dassault Aviation, Airbus Defense and Space GmbH y Airbus Defense and Space SAU, Indra, Eumet (JV Safran Aircraft Engines- MTU), ITP, MBDA, SATNUS, Thales y FCMS.

En España es Indra el coordinador nacional del programa, y lidera el pilar de sensores a escala internacional, el pilar de la Nube de Combate a nivel español y colidera internacionalmente estos dos pilares transverales. El contrato suscrito ayer en París representa para Indra 600 millones de euros, a ejecutar en los próximos tres años, que sentará las fases de la Fase 2 del programa, dando continuidad al programa hasta 2029, finalizando con llos ensayos en vuelo de demostradores.

En el pilar de Sensores Indra trabajará con Thales y al consorcio alemán FCMS como socios principales. Este pilar está llamado a revolucionar el sector con una suite multiplataforma de sensores en red que ofrecerá capacidades y servicios colaborativos que multiplicará el valor de los datos y contribuirá al éxito de la misión.

En el pilar de la Nube de Combate trabajará con Airbus DS Alemania, como contratista principal, y con Thales como socio para el desarrollo conjunto del elemento habilitador clave del concepto de Sistema de Sistemas que permite capacidades colaborativas sin precedentes entre las plataformas conectadas

Los dos pilares transversales, encargados de la definición y selección de la arquitectura final a nivel Sistema de Sistemas (NGWS), así como todo el proceso de demostración y validación global a nivel NGWS, son coliderados internacionalmente por Indra, Dassault Aviation y Airbus DS Alemania. Finalmente, Indra lidera internacionalmente junto al resto de co-contratistas del programa la definición y despliegue de un entorno digital seguro para información clasificada de trabajo colaborativo para el programa.

Por su parte, Airbus DS España lidera nacionalmente la participación en el NGF e internacionalmente un pilar tecnológico enfocado en tecnologías de baja observabilidad; ITP Aero lidera nacionalmente el Motor del NGF; y SATNUS, consorcio constituido por las empresas españolas GMV, Sener y Tecnobit, lidera la participación nacional en el pilar de Remote Carriers y Manned-Unmanned Teaming (MUT), siguiendo el mismo esquema industrial que ya quedó establecido para la Fase 1A.

Según informa Indra, esta adjudicación de fondos, que lanza de forma definitiva el programa, supondrá la contratación de más de 400 personas en la tecnolófica española, que ascienden a 1.000 en el conjunto de las empresas españolas que participan en el programa. La compañía también ha anunciado que adjudicará un espacio específico para el desarrollo del FCAS, ubicado en Madrid.

Indra valora la adjudicación de este contrato como un paso de gigante para la industria de defensa española y es un éxito compartido. «La industria española ha consolidado una posición igualitaria tanto en lo relativo a la cantidad como a la calidad del trabajo que abordarán las industrias de Francia y Alemania. Esta importante participación dará un fuerte impulso a todo el tejido empresarial e innovador español, ya que requerirá la incorporación al proyecto de pymes, universidades, centros tecnológicos y de investigación de todo el territorio«, explica la empresa en un comunicado.

Para Indra, la participación temprana en la maduración de un amplio abanico de tecnologías duales más allá del estado del arte tendrá un gran impacto en toda la cadena de valor de la industria española, mejorando su competitividad, impulsando la transformación digital del sector y logrando un papel de máxima relevancia en Europa. «En este sentido, Indra, como coordinador nacional, trabaja también para asegurar el máximo retorno del programa para nuestro país y para garantizar la soberanía nacional sobre las tecnologías que el ministerio de Defensa ha definido como críticas«, concluyen en el comunicado.

Ignacio Mataix, consejero delegado de Indra, ha declarado que: “ Como corresponsable junto a los otros dos coordinadores nacionales de las actividades transversales que consolidan la arquitectura del sistema de sistemas NGWS y dan coherencia a los desarrollos de los pilares tecnológicos, líder internacional del pilar de Sensores y responsable nacional del pilar de la Nube de Combate, el liderazgo de Indra se extiende a los dominios más tecnológicos del mayor proyecto europeo de la defensa”.

Por su parte, el presidente de Indra, Marc Mutra, recuerda en el comunicado emitido por la empresa que: «Muchas de las tecnologías que se van a desarrollar al amparo de este ambicioso programa tendrán otros usos industriales en el ámbito civil que tanto Indra como España van a aprovechar. El FCAS es un proyecto de vanguardia, en el que tendremos que diseñar un futuro tecnológico ambicioso, y en el que tendrán que trabajar conjuntamente las grandes empresas, las pymes, los centros tecnológicos y las universidades. Además, está destinado a ser un caso de éxito de colaboración público-privada. «.

Añadir comentario

Haz click aquí para escribir un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies