Defensa

Australia sale de compras militares

Uno de los Boeing EA-18G del Escuadrón 6 de la Fuerza Aérea de Australia.
Uno de los Boeing EA-18G del Escuadrón 6 de la Fuerza Aérea de Australia.

El Departamento de Estado de EE.UU. ha autorizado la posible venta a Australia de aviones Boeing EA-18G y helicópteros Sikorsky MH-60R.

El Gobierno de Australia ha sido autorizado por el Departamento de Estado de EE.UU. para negociar la compra de nuevas aeronaves para sus fuerzas armadas de acuerdo con el proceso estadounidense de ventas de equipos militares a otros países. Esta autorización se recibe una vez que la Agencia de Cooperación en Seguridad de Defensa comunica su visto bueno a ello al Congreso de EE.UU.

En este caso, Australia quiere comprar 12 MH-60R a Sikorsky, y a la Marina de EE.UU. un Boeing EA-18G Growler (del lote de producción 38 o posterior).

Estado en el que quedó el EA-18G australiano tras su incendio.
Estado en el que quedó el EA-18G australiano tras su incendio.

El EA-18G, se ha valorado en 125 millones de dólares, incluyendo su modificación al estándar australiano, los vuelos de prueba precisos y demás trabajos precisos para ello.

Este avión servirá para sustituir a uno de los 12 que Australia comenzó a recibir en 2015. Concretamente al matriculado A46-311, que quedó destruido el 27 de enero de 2018 en la base aérea de Nellis (EE.UU.), cuando se incendió en tierra durante las maniobras Red Flag.

En el caso de los 12 Sikorsky MH-60R, tendrán un coste de 985 millones de dólares, incluyendo 30 motores (seis de repuestos y los 24 instalados en ellos), y diversos equipos como radares, sistemas de selección de tiro, navegación, y autodefensa, radios, lanzacohetes, ametralladoras GAU-21, repuestos, equipos de prueba, documentación, formación, y apoyo en los vuelos de entrega, entre otros.

Sikorsky MH-60R de la Marina de Australia.
Sikorsky MH-60R de la Marina de Australia.

Estos helicópteros para la Marina Australiana se unirán a los 24 que ya operan los escuadrones 725 y 816. Además de incrementar la flota, servirán para sustituir a los 6 NH90 que posee. Estos NH90, como los que opera el Ejército y los Tigre de este último nunca han terminado de funcionar en Australia. De hecho, para sustituir a los Tigre, Australia recibió ya en julio el permiso para la compra a Boeing de 29 AH-64E Apache.

Además de problemas de disponibilidad de los NH90, un “importante” defecto de los NH90 para las fuerzas armadas australianas es que su puerta es demasiado estrecha, según se informó al Parlamento australiano, para que la ametralladora instalada dentro, pueda disparar mientras las tropas descienden del mismo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies