Aviones militares cazas Defensa I+D+i Industria Industria 4.0 Ingenieria

BAE Systems enseña cómo será el Tempest

Maqueta del Tempest probada por BAE Systems en su túnel de viento en Warton.
Maqueta del Tempest probada por BAE Systems en su túnel de viento en Warton.

BAE Systems ha comenzado a probar en el túnel de viento las posibles configuraciones del Tempest, la competencia del FCAS.

Los primeros diseños conceptuales del Tempest, el caza de nueva generación que BAE Systems, junto a Leonardo, están desarrollando para las fuerzas aéreas de Reino Unido e Italia han llegado a los túneles de viento para su evaluación y validación. En concreto al de BAE Systemas en Warton.

Tras varios meses trabajando sobre conceptos digitales para el diseño de la aerodinámica del Tempest, BAE Systems dio el paso de crear los gemelos físicos de estos y comenzar sus pruebas para comprobar que el comportamiento aerodinámico de los mismos responde a lo simulado con las versiones digitales.

Para BAE Systems, este paso fue muy importante de cara a la entrada en servicio del modelo hacia 2035, al tiempo que han indicado desde la firma británica que “Los conceptos demuestran cómo los ingenieros líderes están adoptando uno de los mayores desafíos de ingeniería de Gran Bretaña para la próxima década más rápido que nunca utilizando un enfoque digital”.

 

Vista inferior de la maqueta del tempest evaluada en el túnel de viento.
Vista inferior de la maqueta del tempest evaluada en el túnel de viento.

Las maquetas que se han probando físicamente fueron producidas por impresión 3D. Con ellas se comprobó, como decimos, las cualidades aerodinámicas del diseño, en este caso a hasta velocidades superiores a dos veces la velocidad del sonido.

Tras una primera serie de pruebas, los ingenieros de diseño están ahora evaluando los resultados obtenidos para refinar el diseño.

Paul Wilde, director de Tecnologías de Célula del Tempest ha señalado: “Al adoptar un enfoque completamente digital del desafío que nos ha planteado el gobierno del Reino Unido, estamos transformando la forma en que trabajamos y agregando un valor increíble al programa. Podemos lograr lo que tradicionalmente hubiera tomado varios meses en varios días. Como resultado, estamos trabajando más rápido para el futuro y estamos utilizando el entorno virtual para crear un sinfín de oportunidades para que nuestros ingenieros experimenten sin límites y con la mente abierta, clave para la innovación futura del programa”.

BAE Systems y Leonardo, junto a Rolls-Royce y MBDA, socios del programa, están trabajando juntas para “explorar más de sesenta áreas tecnológicas en total, experimentando con diferentes ideas que van desde la forma física de un avión hasta los sofisticados sensores que se convertirán en el cerebro de un sistema futuro” ha declarado también Wilde.

Parte superior de la maqueta probada en el túnel de viento del Tempest.
Parte superior de la maqueta probada en el túnel de viento del Tempest.

Al mismo tiempo que trabajan en el diseño y definición del Tempest, en la factoría de BAE Systems en Warton están trabajando en lo que denominan la factoría del futuro. Se tratará de una factoría 4.0 en la que se usarán daos provenientes de robots inteligentes, bases de datos de la cadena de suministro y maquinaria de producción unida digitalmente para lograr una mayor eficiencia y exactitud en la producción.

Por su parte Michael Christie director del FCAS en BAE Systems ha manifestado: “El gobierno del Reino Unido nos ha planteado un desafío importante, pero el programa cuenta con algunas de las mentes más audaces y brillantes a bordo, que están rompiendo hitos a un ritmo acelerado y desarrollando tecnologías y técnicas que cambiarán las reglas del juego para la industria de defensa del Reino Unido y más allá”.

Con los datos obtenidos en las pruebas en el túnel de viento, junto a los obtenidos en diversos trabajos de investigación a lo largo del programa, las empresas participantes en el Tempest, reunidas bajo el nombre de Team Tempest, deberán entregar próximamente un primer esquema de un caso de negocio al gobierno británico antes de pasar a la fase de compra de aviones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies