Aviones militares Defensa

Nueva evolución del bombardero Northrop Grumman B-21 Raider

La nueva imagen del B-21 publicada por la USAF lo muestra despegando de la base aérea de Edwards, donde estarán basados los primeros.
La nueva imagen del B-21 publicada por la USAF lo muestra despegando de la base aérea de Edwards, donde estarán basados los primeros.

La USAF ha publicado una nueva imagen del futuro bombardero stealth Northrop Grumman B-21.

La USAF ha publicado una nueva imagen, la tercera, del futuro bombardero Northrop Grumman B-21 Raider que debería volar a mediados de 2022.

Randall Walden, director de la Oficina de la USAF para capacidades rápidas, declaraba a la revista de la USAF en una entrevista el pasado mes de enero, que el segundo B-21 estaba ya en producción en la denominada Plata 42 en Palmdale (California) y que estaban aprovechando las lecciones aprendidas con el primero para mejorar el segundo. El segundo B-21 es la célula para ensayos estáticos.

Walden declaró en su entrevista que el primer B-21 se estimaba que volaría a finales de 2021, pero que ahora sería a mediados de 2022.

Como en el resto de la industria, el COVID-19 ha supuesto retrasos, pero, por ejemplo, Spirit Aerosystems, una de las empresas que suministran componentes estructurales para el B-21 trasladó personal del B-737 MAX al B-21 con la suspensión de la producción del primero para recuperar tiempo.

Primera imagen del B-21 que la USAF publicó en 2016.
Primera imagen del B-21 que la USAF publicó en 2016.

Además, parece que, también como en muchos proyectos, se han encontrado problemas de diseño. Se cita que en 2018 se encontró que la toma de aire de los motores y el conducto en “S” hasta estos causaba que estos perdiesen potencia, lo que llevó a tener que rediseñar esas zonas.

La USAF solo ha indicado que están enfocados “en escalar la infraestructura y la capacidad de fabricación en toda la base de suministro industrial para prepararse para la producción inicial a baja tasa”.

La USAF ha solicitado la compra de no menos de 100 aviones B-21 con un coste estimado de 639 millones de dólares (de 2019) por avión.

El B-21 se supone que es más pequeño que el B-2 y que tendrá un peso máximo al despegue en torno a la mitad que este dado que su tren de aterrizaje principal, según la segunda de las imágenes (la primera se publicó en febrero de 2016 y la segunda en enero de 2021), tiene dos ruedas en cada pata en lugar de las cuatro del B-2.

El B-21 podrá realizar misiones de largo alcance tanto con armamento  convencional o nuclear. Inicialmente sustituirán, desde 2026 o 2027, a los Rockwell (hoy Boeing) B-1 Lancer, y luego a los Northrop Grumman B-2 Spirit, para terminar formando la flota de bombarderos de la USAF junto al Boeing B-52 Stratofortress dotado de nuevos motores y sistemas electrónicos.

Segunda de las imágenes del B-21, hecha pública en enero de 2020.
Segunda de las imágenes del B-21, hecha pública en enero de 2020.

En la nueva imagen publicada, claramente estudiada y “acabada” para no dar muchas pistas no deseadas, destacan las ventanas del cockpit, con una configuración muy diferente. Las primeras mostraban la misma del B-2, con dos parabrisas rectangulares. Ahora, estos son triangulares y se han añadido unas laterales alargadas y curvadas.

Además, parece que la parte inferior es más abombada, lo que supondría una bodega para bombas y misiles de mayor tamaño. También parece indicar que podría haber habido cambios en el tren de aterrizaje.

Las tomas de aire de los motores no se ven, pero el morro parece más pronunciado y recuerda al usado en el UAV Northrop Grumman X-47. El borde de ataque también parece haber variado así como la sección transversal de las alas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies