Civil Drones

Aurora Flight Sciences sigue ampliando su flota de aviones Centaur

Uno de los dos nuevos Cenatur con el color gris obtenido por el nuevo sistema de producción en materiales compuestos.
Uno de los dos nuevos Cenatur con el color gris obtenido por el nuevo sistema de producción en materiales compuestos.

La filial de Boeing especializada en UAV, Aurora Flight Sciences, ha ampliado su flota de aviones Diamond DA42, de pilotaje opcional, ahora menos visibles.

Aurora Flight Sciences (filial de Boeing desde 2017)  y Diamond Aircraft llevan colaborando una década en el Centaur, un DA42 equipado para poder operar tanto con un piloto a bordo, como controlado desde una estación terrestre, lo que se denomina pilotaje opcional. El primer vuelo del modelo ya configurado fue en enero de 2011 y en agosto de 2012 se completó el primer vuelo autónomo de un Centaur. Por entonces el ministerio de Defensa suizo ya había adquirido un ejemplar que le sería entregado en diciembre de ese año.

Además la propia Aurora opera una flota de seis aviones de este tipo, a los que se acaban de unir dos unidades más, estas un tanto especiales. Se trata de los dos primeros Diamond que se han pintado en lo que Diamond ha denominada “gris de vigilancia pasiva”, y que en realidad es un color que se obtiene directamente al fabricar el avión gracias a una nueva resina usada para pegar las capas de fibra de carbono que lo forman, y que según el fabricante permite obtener casi cualquier color, salvo el negro.

Este color, similar al que usan muchos aviones militares como camuflaje, permite a los aviones pasar más desapercibidos durante las misiones de vigilancia.

Los aviones han sido completamente pre-equipados en la factoría de Diamond antes de su entrega, de tal forma que el personal de Aurora tendrá que hacer unos trabajos mínimos para la instalación de los equipos de control remoto.

El Centaur puede ser equipado con equipos de misión específicos para cada una que deba desarrollar. Por ejemplo, desde Diamond señalan que la montura en el morro puede portar torretas con sensores electro-ópticos e infrarrojos de hasta 15 pulgadas de diámetro y 65 kg de peso, mientras que en la panza puede llevar un radar de búsqueda o equipos de comunicaciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies