Empresas Espacio

Virgin Orbit prueba en vuelo su cohete LauncherOne

Virgin Orbit, otra de las empresas espaciales de Richard Branson realizó ayer 25 de mayo un primer lanzamiento de pruebas de su cohete LauncherOne destinado a poner en órbita satélites de entre 300 y 500 kg.

Exíto parcial. Así se puede definir la prueba que Virgin Orbit completó el 25 de mayo de su nuevo lanzador LauncherOne en el que fue su primera suelta del avión nodriza y puesta en marcha del motor de su primera etapa.

LauncherOne es un cohete diseñado para ser lanzado desde un avión nodriza, en este caso un Boeing 747-400 que perteneció a la flota de Virgin Atlantic, y que ha sido modificado y equipado para esta misión a lo largo de los últimos años.

El B-747-400 hace uso para el transporte y lanzamiento del cohete del punto extra de anclaje de motores que el avión dispone entre el motor número 2 y el fuselaje. Este punto, que tienen todos los B-747 así como otros modelos de aviones, sirve para la colocación temporal de un motor para su traslado por vía aérea.

Se trata de un cohete de dos etapas de algo más de 21 metros de largo y 25.900 kg de peso al lanzamiento. La primera etapa cuenta con un motor diseñado para funcionar tres minutos y acelerar el lanzador hasta cerca de 13.000 km/h. La segunda etapa por su parte está equipada con un motor diseñado para funcionar hasta seis minutos en varios encendidos, acelerando el cohete hasta los 280.000 km/h.

El cohete fue cargado en el B-747-400 en la base de Virgin Orbit en el aeropuerto de Mojave (California), desde donde el avión y su carga se dirigieron a la zona de lanzamiento sobre el océano Pacífico.

Tras una serie de comprobaciones el cohete fue soltado de su anclaje, tras unos metros de caída libre, para separarse del avión nodriza se encendió el motor de la primera etapa, siendo la primera vez que esto se probaba en vuelo. Sin embargo poco después se detectó una anomalía que llevó a los técnicos a proceder a la destrucción del cohete.

Los ingenieros de Virgin Orbit están analizando la telemetría recibida para saber exactamente cómo ocurrió el problema y corregirlo de cara al próximo lanzamiento. El segundo LauncherOne está en sus últimas fases de integración en la factoría de la empresa en Long Beach, así como otra media docena de cohetes en diversas fases de fabricación.

En abril de 2020 el Péntagono otorgó a Virgin Orbiter un contrato por 35 millones de dólares para el lanzamiento en tres vuelos de 44 cubesat, con el primero de ellos no antes de octubre de 2021.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies