Cursos de piloto comercial Formacion pilotos Inside Training Opinión

Aprender a volar en tiempos de pandemia

Tomás Marqués, presidente de la escuela de pilotos Aerotec, y de la Agrupación Española de Formación Aeronáutica, AEFA, pide en este artículo medidas a la Dirección General de Aviación Civil y AESA para permitir los vuelos de instrucción, con todas las medidas de seguridad e higiene necesarias para garantizar la salud de instructores y alumnos.

Tomás Marqués, presidente de Aerotec y AEFA.

Es la pregunta que todos nos hacemos ¿Cómo aprenderemos a volar en estos tiempos de pandemia?. Muchas escuelas de pilotos han optado por la enseñanza online, dotando a todos sus alumnos de un iPad y una licencia digital de libros de texto según ingresan en el curso ATPL, algo que venía sucediendo mucho antes de que el COVID-19 hiciera su aparición.

Pero el aula virtual es tan efectiva como lo sea el docente que hay al otro lado de la pantalla. Estudiar por tu cuenta siempre es una opción, pero la figura del profesor en directo, y participando de manera activa con los alumnos, sigue siendo de vital importancia, ya imparta su lección cara a cara o lo haga mediante videoconferencia.

Sin embargo, por mucho que avance la tecnología, hay una parte de la instrucción aeronáutica que es imposible de impartir a distancia: las clases de vuelo. Desde que se decretó el estado de alarma, se han prohibido todas las actividades docentes y eso incluye también los vuelos de instrucción. La decisión de suspender las clases estaba basada en evitar las lógicas aglomeraciones que se producen en las aulas, donde en algunos casos como el de la universidad, se podían juntar hasta un centenar de alumnos en una clase.

Contrastando con esa situación, en la instrucción en vuelo el número máximo de personas reunidas son dos, instructor y alumno, exactamente el mismo número de personas de las que hay en una cabina de un avión comercial de los que actualmente se les permite trabajar. Y en ocasiones ni eso, ya que parte de la formación consiste en los vuelos de alumnos en solitario.

En todos los demás países europeos las autoridades de aviación civil han tomado inmediatamente medidas para que las prácticas de vuelo continúen y los pilotos puedan así completar su formación: En Portugal y Dinamarca se han prorrogado licencias de vuelo y renovaciones, en Reino Unido se permite que las escuelas de pilotos continúen su actividad tomando las precauciones necesarias y recurriendo a la enseñanza online, en Bélgica se siguen permitiendo los vuelos de aviación ligera siempre  y cuando el entorno de la cabina esté debidamente desinfectado, y así, toda una infinidad de ejemplos.

«Desafortunadamente en España las autoridades no han adoptado hasta la fecha ninguna medida similar, dejando a nuestro sector en una clara desventaja frente a sus homólogos europeos.»

Sin embargo, eso no logrará hacernos cejar en nuestro empeño por superar esta crisis. Las escuelas que componemos AEFA hemos optado por aplazar e incluso disminuir las cuotas de pago de todos aquellos alumnos que tuvieran problemas económicos debido a la pandemia, así como complementar el salario de aquellos de nuestros empleados sometidos a un ERTE.

Entendemos que todos tenemos la responsabilidad de aunar esfuerzos para salir juntos de esta crisis, cuyas consecuencias no sólo atañen a la salud pública, sino también a la economía de millares de familias.

Sabemos que hay grandes retos por delante, pero también tenemos clara una cosa: Seguimos decididos a enseñarte a volar.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies