Fabricantes Industria

Airbus contra los aranceles de Estados Unidos

Las ayudas declaradas ilegales por parte de la OMC a Airbus y Boeing son el origen de la disputa entre la Unión Europea y Estados Unidos.
Las ayudas declaradas ilegales por parte de la OMC a Airbus y Boeing son el origen de la disputa entre la Unión Europea y Estados Unidos.

Las nuevas “contramedidas” autorizadas a Estados Unidos a imponer sobre productos de la Unión Europea preocupan a Airbus y espera se eviten.

La guerra comercial entre Airbus y Boeing y sus denuncias cruzadas ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), y la posterior entre Estados Unidos yChina y Europa, con las amenazas de implantar aranceles a numerosos productos y materias primas procedentes de los otros, puede tener un precio muy alto para conjunto de la economía mundial según estiman desde Airbus.

Guillaume Faury Airbus CEO
Guillaume Faury Airbus CEO

Guillaume Faury, consejero delegado de Airbus ha manifestado que “Airbus seguirá trabajando con sus socios, clientes y proveedores estadounidenses para abordar todas las posibles consecuencias de dichos aranceles, que supondrían una barrera para el libre comercio y tendrían un impacto negativo no solo para las aerolíneas estadounidenses sino también para el empleo, los proveedores y los viajeros aéreos en aquel país. Por consiguiente, Airbus confía en que EE.UU. y la Unión Europea puedan llegar a una solución negociada antes de que ocasionen graves perjuicios para la industria aeronáutica, las relaciones comerciales y la economía global”.

Esta situación ha dado un paso más hacia el conflicto comercial después de que la OMC haya tomado su decisión sobre “el nivel de contramedidas que autoriza a los Estados Unidos a imponer sobre productos procedentes de la Unión Europea

Así, desde Airbus reconocen que: “Si el Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR) decide imponer aranceles a la importación de aviones y/o de componentes aeronáuticos, se creará una situación de inseguridad y alteración no solo para la industria aeroespacial, sino también para el conjunto de la economía mundial”.

Ahora queda que en unos meses la OMC determine el importe de los aranceles que la Unión Europea “podrá imponer a los productos estadounidenses que importe, incluidos los aviones Boeing, en la causa paralela que se sigue sobre la ilegalidad de subvenciones concedidas a Boeing”. Según continúan explicando desde AirbusLa OMC ha establecido ya que EE.UU. no hizo nada por remediar unas subvenciones ilícitas que resultan gravosas para Airbus. Esto otorgará a la UE motivos para exigir medidas compensatorias contra productos estadounidenses que podrían superar la cuantía de las sanciones impuestas por los Estados Unidos”.

Sobre los citados perjuicios que pueden suponer estos aranceles, desde Airbus continúan: “Estos aranceles impuestos por ambas partes […] repercutirían en unos costes más elevados para la adquisición de aviones nuevos por parte de las aerolíneas de ambos lados. La aviación es una industria global, como lo demuestra el hecho de que cerca del 40 por ciento de las compras de Airbus de productos aeronáuticos se realizan a proveedores aeroespaciales de Estados Unidos. Esta cadena de suministro sostiene 275.000 puestos de trabajo americanos en 40 estados con un gasto que solo en los últimos tres años ha alcanzado la cifra de 50.000 millones de dólares. Si se aplican los aranceles, la totalidad de la industria mundial sufrirá sus consecuencias.

Trabajos de instalación de uno de los winglets en el primer Airbus A350 para la estadounidense Delta.
Trabajos de instalación de uno de los winglets en el primer Airbus A350 para la estadounidense Delta.

La única manera de evitar los efectos negativos de tales aranceles sería que Estados Unidos y la Unión Europea encontraran una solución a esta ya dilatada disputa mediante un acuerdo negociado. Airbus sigue instando a la Administración de Estados Unidos y a la Comisión Europea a encontrar una solución a la misma con el ánimo de preservar la libre competencia en igualdad de condiciones y el libre comercio que han probado ser beneficios para el público y esenciales para una exitosa y próspera industria aeronáutica en todo el mundo”.

La lista publicada de los bienes que podrían ser gravados por Estados Unidos incluye productos de Alemania, Francia, España y Reino Unido por valor de 25.000 millones de dólares, mientras que la lista europea suma 20.000 millones de dólares. Estas listas no suponen que automáticamente se vayan a imponer las nuevas tasas de importación a todos los productos incluidos en las mismas. En la lista estadounidense se incluye un cargo extra del 10 por ciento para los aviones

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies