Empresas Industria

Airbus pierde casi 2.700 millones de euros entre enero y septiembre

Aunque los pedidos de aviones comerciales en Airbus en 2020 van bien, no ocurre lo mismo con las entregas.
Aunque los pedidos de aviones comerciales en Airbus en 2020 van bien, no ocurre lo mismo con las entregas.

Airbus cierra los primeros nueve meses de 2020 con pérdidas de 2.700 millones de euros y un descenso en su facturación del 35 por ciento.

Tras los primeros nueve meses de 2020, ya podemos observar el avance en la adaptación de nuestro negocio al nuevo entorno de mercado originado por el COVID-19. A pesar de que la recuperación de los viajes en avión va a ser más lenta de lo previsto, en el tercer trimestre hemos hecho converger la producción y las entregas de aviones comerciales, y hemos detenido el consumo de efectivo acorde con nuestro objetivo. Además, la provisión contabilizada en concepto de reestructuración refleja que nuestras conversaciones con los interlocutores sociales y las partes interesadas han avanzado positivamente” es el resumen que Guillaume Faury, presidente de Airbus ha hecho sobre los resultados económicos de Airbus para los primeros nueve meses del año 2020, en los que la compañía ha perdido 2.686 millones de euros, cuando en el mismo período de 2019 ganó 2.186 millones de euros.

Estas pérdidas sitúan a Airbus casi a la par de Boeing que ayer anunció sus resultados, en los que perdió, al cambio, 3.000 millones de euros.

En estos nueve meses los ingresos de Airbus han sido de 30.161 millones de euros, un 35 por ciento menos de los de los primeros nueve meses de 2019. El descenso se debió, básicamente al negocio de aviones comerciales cuyos ingresos en el periodo cayeron un 43 por ciento respecto a un año antes, mientras que los de Airbus Helicopters descendieron un 2 por ciento y los de Defensa y Espacio un 20 por ciento.

Con respecto al tercer trimestre del año, los ingresos fueron de 11.213 millones, un 27 por ciento menos que un año antes, mientras que perdió 767 millones frente a unos beneficios de 989 millones en el tercer trimestre de 2019.

Airbus aviones comerciales ha visto descender sus ingresos en el trimestre un 43 por ciento, quedando en 7.738 millones. Helicópteros descendió solo un 4 por ciento su facturación, que quedó en 1.290 millones de euros; y defensa y espacio un 11 por ciento, facturando 2.385 millones.

Por divisiones, Airbus aviones comerciales duplicó en estos nueve mees los pedidos netos obtenidos en comparación a las cifras de 2019: 300 aviones frente a 127, cerrando el período con una cartera de 7.441 aviones pendientes de entrega.

Sin embargo, en lo importante, las entregas, que es cuando Airbus contabiliza el ingreso por la venta de cada aeronave, sumaron un 40 por ciento menos: 341 aviones frente a 571 de un año antes.

En el tercer trimestre de 2020 las entregas sumaron 145 aviones, 57 de ellos en el mes de septiembre. En los primeros 9 meses de 2019 las entregas habían sumado 571 aeronaves, 71 de ellas en septiembre.

Guillaume Faury señaló que la crisis está afectando de forma diferente a cada aerolínea, por lo que están hablando con todos y cada uno de sus clientes sobre el futuro para buscar la mejor solución para cada uno de ellos.

En el caso de Airbus Helicopters, sus pedidos descendieron un 17 por ciento en estos nueve meses respecto a los primeros nueve de 2019: 143 frente a 173 mientras que las entregas fueron de 169 aparatos frente a 209 un año antes.

La división de defensa y espacio por su parte, como hemos señalado, ingresó un 10 por ciento menos: 6.936 millones de euros frente a 7.706 millones. Desde Airbus atribuyen principalmente este descenso a un menor volumen de negocio de la parte de sistemas espaciales y el impacto del COVID-19 en las actividades de producción. En estos nueve meses de 2020 se vendió un A330MRTT y se entregaron 5 A400M.

Este A330 y la contratación de la producción de varios satélites elevaron la facturación de la división hasta los 8.200 millones de euros en este tercer trimestre de 2020.

Desde Airbus destacan que las medidas para adaptar las factorías a las nuevas normas de distanciamiento social, además de desinfección de todas las instalaciones ante el COVID-19 han tenido un coste 1.000 millones de euros. También cifran en unos 135 aviones comerciales los que no se habían podido entregar a finales del período como consecuencia del COVID-19.

Con todo ello, en los resultados de estos nueve meses, Airbus ha incluido una serie de cargos extra:

1.200 millones de eurosrelativos al plan de reestructuración de toda la compañía, de los cuales 981 millones de euros fueron para Airbus, y 219 millones de euros fueron para Airbus Defence and Space. Esta cantidad tiene en cuenta las medidas gubernamentales de apoyo. Refleja el estado más actual de las negociaciones con los interlocutores sociales, por lo que puede ser revisada”.

358 millones de euros relacionados con el coste del programa A380.

374 millones de euros por desajuste de pagos previos a la entrega en dólares y a la valoración del balance.

128 millones de euros de otros costes, como los de cumplimiento

También explican que “El resultado financiero refleja principalmente unas pérdidas de 291 millones de euros netos relacionados con los instrumentos financieros de Dassault Aviation, así como la revaluación de la inversión inicial reembolsable de 236 millones de euros, principalmente debido a la modificación de los contratos de Francia y España para ajustarse a los tipos de interés y referencias de evaluación de riesgos que la Organización Mundial del Comercio considera adecuados. También incluye el deterioro de un préstamo a OneWeb reconocido en el primer trimestre”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies