Fabricantes Industria

Boeing podría anunciar pronto el traslado del B-787 a Charleston

Interior de la cadena de montaje del Boeing 787 en Charleston.
Interior de la cadena de montaje del Boeing 787 en Charleston.

En unas semanas,  coincidiendo con el anuncio de los resultados trimestrales, Boeing podría anunciar que todos los B-787 Dreamliner se montarán e Charleston.

La decisión de Boeing de cerrar una de las dos cadenas de montaje del Boeing 787 Dreamliner podría estar a punto de tomarse según varios analistas estadounidenses.

Boeing lleva barajando, incluso desde antes de la pandemia del COVID-19, la posibilidad de cerrar una de las dos cadenas de montaje del B-787 como medida para reducir los gastos del programa. En 2018 se llegaron a montar 14 aviones al mes entre ambas factorías y en 2021 está previsto que la producción baje a 6 al mes.

Tras el lanzamiento del B-787 en 2003, en octubre de 2009 se decidió la apertura de una segunda línea de ensamblaje, que finalmente fue instalada en la localidad de North Charleston (Carolina del Sur),  que forma parte del área urbana de Charleston.

Esta segunda cadena de montaje se diferencia de la de Everett, al norte de Seattle, en que los aviones progresan en forma de “U” el lugar de una sola fila continua, y en que en ella se montan todos los B-787-10, la versión de fuselaje más largo del modelo. Los series 8 y 9 se montan en ambas cadenas.

Una ventaja para Boeing es que los trabajadores de Carolina del Sur no están afiliados a ningún sindicato, a diferencia de los del estado de Washington, lo que da más libertad a Boeing a la hora de gestionar la planta. Precisamente, desde uno de esos sindicatos, el International Association of Machinists, se ha acusado a Boeing de querer obtener concesiones de los sindicatos con su amenaza de cerrar la planta de Everett.

No olvidemos que en ella se lleva a cabo el montaje de los demás aviones de dos pasillos de Boeing, y que en 2021 se cerrará la cadena del B-747, el modelo que dio inicio a esta factoría hace más de de 50 años. Si se dejase de producir el B-787 allí también, el que es mayor edificio del mundo por volumen interno (casi 13,4 millones de metros cúbicos)  quedaría para la producción de los B-767 y B-777, de los que en 2021 está previsto producir al mes 3 y 2 aviones respectivamente.

En cualquier caso, la decisión sigue abierta por el momento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies