Empresas Industria

Indra pierde 65,2 millones de euros en 2020

En 2020 Indra logró, entre otros, un contrato para suministrar sistemas de defensa electrónica para el NH90.
En 2020 Indra logró, entre otros, un contrato para suministrar sistemas de defensa electrónica para el NH90.

Los 65,2 millones de euros perdidos en 2020 por Indra pueden considerarse un buen resultado a la vista de la situación de otras muchas empresas del sector.

Los ingresos de Indra cayeron en 2020 un 5 por ciento aunque tanto la contratación neta como la cartera de pedidos crecieron un 4,7 y un 15,9 por ciento respectivamente según acaba de publicar la empresa, que ha anunciado unas pérdidas económicas de 65,2 millones de euros, frente a un beneficio de 121 millones en 2019.

En ese comunicado, Fernando Abril-Martorell, presidente ejecutivo de Indra señala el impacto del COVID-19 en las cuentas: “Los resultados del ejercicio 2020 se han visto profundamente afectados en la rentabilidad por la crisis global originada por el COVID-19, reflejada principalmente en retrasos en los proyectos en curso y en la toma de decisiones de nuestros clientes, ante el severo deterioro macroeconómico de los principales países donde operamos, y por el impacto de las provisiones del plan de acción que la compañía puso en marcha a mitad de ejercicio para afrontar la crisis y los cambios estructurales en las necesidades de nuestros clientes.

El efecto de la crisis en nuestros negocios ha sido desigual. Nuestro negocio de Transporte y Defensa ha sufrido un impacto mayor en los ingresos y en la rentabilidad subyacente (excluyendo los impactos extraordinarios) por el mayor volumen de retrasos sufridos, aunque la demanda de nuevos proyectos ha tenido un comportamiento muy positivo, tal y como refleja la contratación y la cartera acumulada. Minsait, por su parte, ha tenido un impacto menor en ingresos, aunque sí es elevado en su margen operativo, sufriendo además una mayor debilidad en la demanda, que es debida en este caso también a factores estructurales de transformación en el tipo de servicios que demandan nuestros clientes.

A pesar de este entorno tan difícil, merecen destacarse la buena evolución de la contratación y la generación de caja durante el ejercicio. La cartera alcanza su nivel histórico más elevado fundamentalmente por la contratación de Transporte y Defensa”.

Abril-Martorell finaliza señalando que “pensamos que el nivel de partida de nuestra cartera y balance, junto con los ahorros que deberíamos ser capaces de materializar de nuestro plan de acción, deberían permitirnos recuperar los niveles pre-crisis en este año, tal y como reflejan nuestros objetivos para 2021, y retomar la política de retribución al accionista en este ejercicio”.

PRINCIPALES CIFRAS ECONÓMICAS
2020
2019
Variación (%)
Contratación neta 3.858 3.686 4,7
Contratación Transporte y Defensa 1.800 1.476 21,9
– Defensa & Seguridad 521 566 -7,9
-Tráfico Aéreo 599 623 -3,9
Contratación Minsait (TI) 2.058 2.210 -6,9
Ingresos 3.043 3.204 -5,0
Ingresos Transporte y Defensa 1.120 1.189 -5,8
Ingresos Minsait (TI) 1.924 2.015 -4,5
Cartera de pedidos 5.229 4.511 15,9
Cartera de pedidos Transporte y Defensa 3.600 2.983 20,7
Cartera de pedidos Minsait (TI) 1.600 1.507 6, 2
Resultado neto -65,2 121,4 -153,7

Cifras en millones de euros.

La división de Transporte y Defensa supuso un 37 por ciento de los ingresos obtenidos en 2020: un 20 por ciento por contratos relacionados con el transporte y el tráfico, y un 17 por ciento por contratos de defensa y seguridad.

España, con 1.581 millones de euros en ventas en 2020 (0,6 por ciento menos que en 2019) supuso el 52 por ciento del negocio, seguida por América (593 millones y un descenso del 10,8 por ciento) y Europa (565 millones y un crecimiento del 3 por ciento), con el 19 por ciento cada región. El 10 por ciento restante se repartió entre Asia, Oriente Medio y África, que facturaron 303 millones de euros, con un descenso del 5 por ciento respecto a 2019.

Desde Indra destacan como principales contratos obtenidos en 2020 los firmados con el ministerio de Defensa español para sistemas de defensa electrónica y radares para las fragatas F110, vehículos de combate 8×8, helicópteros NH90 y actualización del simulador Chinook; y en Europa (Radar MK1 del Eurofighter). Igualmente los firmados con Polonia, India, Bahréin y Omán sobre control del tráfico aéreo. Con todo señalan que el negocio de defensa y seguridad tuvo un descenso de su facturación del 7,8 por ciento en moneda local, y tráfico aéreo del 5,9 por ciento.

Por otra parte cifran en 33 millones de euros en 2020 los costes de los despidos de personal, frente a 19 millones un año antes. Indra cerró 2020 con 47.980 empleados, 2.369 menos, el 4,7 por ciento, que al finalizar 2019. De ellos, 27.476 (el 57 por ciento del total, y un 4,3 por ciento menos que en 2019) tienen sus puestos de trabajo en España; 16.094 (34 por ciento del total y 6,7 por ciento menos) en América; 2.336 (5 por ciento del total, y con un crecimiento del 1,9 por ciento respecto a 2019) en Europa; u 2.074 (4 por ciento del total y 0,9 por ciento menos que en 2019) en el resto del mundo.

Para este 2021 recién comenzado Indra espera llegar a los 3.200 millones en ingresos, recuperando básicamente el nivel de 2019.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies