Empresas Industria

TEDAE: la facturación cayó un 19 por ciento en 2020

El impacto en la actividad económica e innovación del sector de la defensa en España justifican el impulso por parte de las instituciones públicas.
El impacto en la actividad económica e innovación del sector de la defensa en España justifican el impulso por parte de las instituciones públicas.

La Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio (TEDAE) ha presentado los resultados de estos sectores en 2020.

2020 fue el año del desastre para toda actividad industrial. No hace falta decir mucho más.

Sin embargo, el conjunto de 90 empresas que forman TEDAE lograron capear, en cierta forma, el temporal y facturaron 11.400 millones de euros en 2020, lo que representa un descenso de “tan solo”, un 19 por ciento respecto a 2019. Además se generaron 5.500 millones de euros en otros sectores de la economía, según se señala en el informe anual que ha elaborado la consultora KPMG y que se ha presentado en Madrid.

Todo ello ha supuesto la aportación de 16.500 millones de euros al PIB nacional, y que la aportación de estas industrias haya pasado a representar del 1 al 1,5 por ciento de este. Por lo que al PIB Industrial, las empresas de TEDAE representan el 5,8 del total, solo por detrás de la industria del automóvil (6,8 por ciento), y las manufacturas metálicas (6,7 por ciento).

Según dicho informe, 47.693 personas trabajaron en 2020 para las empresas de TEDAE de forma directa. Esta cifra es inferior en unos 10.000 empleos a la cifra de 2019. Si sumamos el empleo indirecto e inducido, llegamos a los 193.000 trabajadores en 2020 según el informe de KPMG.

Por lo que al empleo directo se refiere, el sector de la aeronáutica civil generó el 39 por ciento de este; la aeronáutica de defensa el 30 por ciento; la defensa naval el 13 por ciento; espacio el 10 por ciento; la defensa terrestre el 6 por ciento; y la seguridad el 2 por ciento restante.

Además, el salario medio anual bruto fue de 41.493 euros, un 82 por ciento por encima de la media nacional en 2020.

Regresando a la facturación anual, entre otros aspectos destacados, se señala que casi el 55 por ciento de la facturación correspondió a exportaciones, frente al 61 por ciento de 2019.

TEDAE 2020
Sector
Aeronáutica
Defensa
Espacio
Seguridad
Total
Facturación 8.141.219 6.723.502 965.057 164.467 15.994.245
Exportaciones 4.309.756 3.622.400 636.232 4.476 8.572.864
Exportación (% del total) 52,9 53,9 65,8 2,7 53,59
Impuestos pagados 1.586.957 1.397.196 225.308 47.612 3.257.073
Inversión en I+D+i 1.377.404 1.248.018 178.284 37.225 2.840.931
Aportación al PIB (%) 1,0 0,8 0,1 0,0 1,5

Cifras en miles de euros.

Comparando con 2019, el informe recoge que la facturación del segmento de la defensa terrestre creció un 15 por ciento; la defensa naval un 1 por ciento, el espacio repitió facturación; la facturación de seguridad cayó un 9 por ciento; la aeronáutica de defensa bajó un 12 por ciento, y la aeronáutica civil se desplomó un 36 por ciento. El PIB español cayó un 11 por ciento respecto a 2019.

Ricardo Martí Fluxá, presidente de TEDAE durante su intervención.
Ricardo Martí Fluxá, presidente de TEDAE durante su intervención.

En el apartado de I+D+i, la inversión de las empresas asociadas en TEDAE, cayó un 9 por ciento respecto a la cifra de 2019, quedando en poco menos de 1.127 millones de euros– Casi 100 millones más que lo que la industria farmacéutica española invirtió en este concepto en 2020. Un descenso claramente inferior al 19 por ciento que cayó la facturación de estas.

Ricardo Martí Fluxá, presidente de TEDAE señaló en su intervención en la presentación que: “Tras un año realmente duro para la industria en general, las cifras del informe son alentadoras a la hora de afrontar el reto de apoyar la recuperación económica. Es un compromiso en el que nuestras empresas están inmersas. Juntos, y en colaboración con Administración, recuperaremos la posición de liderazgo internacional que le corresponde a España y nuestras industrias y por la que llevamos tantos años trabajando”.

Martí Fluxá también ha reclamado, una vez más, que “por la relevancia de estos sectores para la economía española y su recuperación”, es necesaria “una política de estado que, con visión de largo plazo, garantice las inversiones que consoliden estos sectores estratégicos”.

En el informe de KPMG se señala: “Hasta la crisis del COVID-19, los sectores TEDAE eran unos de los sectores industriales con mayor crecimiento en los últimos años en España, evidenciando tres puntos clave en una situación de estabilidad económica: Son sectores económicos que impulsan la economía; evidencian el grado de dependencia que tiene la industria española”, y que “nuestra economía de la industria de defensa, seguridad, aeronáutica, y espacio aumenta progresivamente, y además, a futuro, gracias a los importantes esfuerzos en innovación y desarrollo, estos sectores han desarrollado una importante resiliencia (incluso durante los peores años de la crisis económica y financiera anterior donde estas industrias continuaron creciendo a un ritmo cercano al 2 por ciento CAGR), las expectativas son que este peso siga aumentando, y que estos sectores tengan un papel fundamental en el crecimiento y recuperación de España a medio plazo”.

De cara al futuro, en su informe, KPMG señala “Se espera que con una situación económica estable como la vivida en los últimos 5 años, el conjunto de los sectores TEDAE vuelvan a ser un motor de la economía española. El contexto actual de incertidumbre por la situación generada por el COVID-19 dificulta prever el impacto que va a tener a corto plazo en la industria de defensa, seguridad, aeronáutica y espacio. Será necesario que las empresas del sector adopten medidas específicas para sostener su actividad y, por tanto, la de los sectores afectados. Además, existen factores externos que serán clave en la recuperación, como, por ejemplo los Presupuestos Generales del Estado, sobre todo para sectores como el de la defensa, cuyo demostrado impacto en la actividad económica e innovación justifican el impulso por parte de las instituciones públicas. También las restricciones al tráfico aéreo internacional afectan directamente a la aeronáutica civil, por lo que, en función de la evolución de estas, las empresas del sector serán capaces de mantener o avanzar en su actividad”.

Galo Gutierrez se dirige a los asistentes.
Galo Gutierrez se dirige a los asistentes.

El cierre de la presentación ha estado a cargo de Galo Gutiérrez, director general de Industria y Pequeña y Mediana Industria del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Este además de destacar el relativo buen comportamiento del sector, recordó la aportación económica de su ministerio a los programas especiales del ministerio de Defensa y reclamó el lanzamiento de nuevos, una vez que los presupuestos comprometidos ya se han gastado en gran parte y estos se acercan a su final, y tras las declaraciones de Esperanza Castaleiro, secretaria de Estado de Defensa en una comparecencia ante la Comisión de Defensa del Congreso en noviembre de 2020 dedicada al anteproyecto de los presupuestos para 2021. En estas señaló que ante el agotamiento de esos fondos, no se contemplaba ninguna adquisición con cargo a este tipo de fondos hasta al menos 2028.

Finalizó reafirmando el compromiso del ministerio de Industria para apoyar a los sectores de las industrias de TEDAE.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies