Movilidad Aérea Urbana

Boeing invierte 450 millones de dólares para el EVTOL de Wisk

EVTOL aurónomo que está desarrollando Wisk con el apoyo de Boeing.
EVTOL aurónomo que está desarrollando Wisk con el apoyo de Boeing.

Wisk ha recibido 450 millones de dólares de su accionista Boeing para el desarrollo de un EVTOL.

Boeing ha decidido acelerar su apuesta por un EVTOL para movilidad ciudadana, inyectando 450 millones de dólares en la empresa Wisk, en la que entró como accionista en junio de 2019.

Wisk comenzó sus estudios sobre un taxi aéreo autónomo hace más de una década, y en este tiempo, ha completado más de 1.500 vuelos con cinco configuraciones diferentes (generaciones como las llaman en la empresa) de aviones eléctricos de despegue y aterrizaje vertical (EVTOL)  y confía en ser la primera empresa en lograr certificar su modelo de producción con la FAA.

Wisk se lanzó como Zee Aero, que se fusionó con Kitty Hawk Corporation y con la entrada de Boeing cambió su nombre a Wisk. Su fundador fue Larry Page, cofundador de Google.

El objetivo es certificar un taxi aéreo eléctrico que vuele solo con supervisión humana. Es decir, que su piloto automático sea lo que controle el vuelo, quedando el piloto como mero vigilante listo para intervenir en caso de un problema.

El modelo final, de 6,4 metros de largo y 11 de envergadura, cuenta con 12 motores eléctricos que mueven otras tantas hélices para el despegue y aterrizaje vertical, además de un motor que nueve una hélice impulsora para el movimiento horizontal. Podrá volar a hasta 5.000 ft sobre el terreno y su autonomía, con las baterías actuales es de unos 40 kilómetros más reservas, con una velocidad de crucero de 160 km/h.

La nueva inversión de Boeing permitirá a Wisk, según han anunciado, acelerar el proceso de desarrollo, incluyendo la puesta en marcha del proceso de producción y certificación.

Aunque desde Wisk no dan todavía una fecha de posible certificación o de entrada en servicio (como tampoco del número de pasajeros que podrá llevar), sí señalan que cinco años después de la certificación esperan tener una de las mayores flotas de aeronaves capaces de realizar vuelo autónomo, con unos 4 millones de vuelos al año en unos 20 mercados clave.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies