turismo

Cuatro de los 10 mejores destinos cinematográficos del mundo están en España

Febrero es el mes del cine y para celebrarlo la agencia Rumbo.es ha lanzado un recorrido por los mejores destinos cinematográficos, entre ellos están Mallorca, Granada, Tenerife y Las Palmas.

Febrero es sin duda el mes del cine por excelencia. De hecho,  dos grandes eventos se celebran el próximo mes: la 91 edición de los Óscar y la 33 ceremonia de los Premios Goya. A las películas nominadas se les suman los recuerdos de aquellas que nos han hecho reír, llorar, temblar, vivir, soñar…. y ¡Viajar! ¿Quién no se ha dejado llevar a París o Nueva York a través de alguna película? ¿O a los lugares más recónditos del planeta?

Las películas han sido la carta de invitación para muchos a conocer nuevos lugares y vivirlos en primera persona. En conmemoración, la agencia online Rumbo.es ha elaborado un recorrido por los mejores destinos cinematográficos para visitar este mes de febrero, en el camino también hacen parada en España.

Nueva York: la ciudad de lo inverosímil

Si hay algo que ha demostrado el cine es que en Nueva York puede pasar de todo, hasta ver correr fantasmas por sus calles, como ocurre en “Los Cazafantasmas” (1984).  La ciudad también es magia y encanto, sin duda la que transmite “Desayuno con diamantes” (1961), galardonada con dos Óscar. Pero el recorrido de esta ciudad debe ser sí o sí, por lo menos una vez, en un “cab”, esos coches amarillos protagonistas de “Taxi Driver” (1976).

Punta Cana: de la travesía pirata a la guerra

Su entorno paradisíaco fue testigo de enfrentamientos piratas y hasta de combates de la Guerra de Vietnam. La Isla Sanoa es uno de los rincones del mundo por donde navegó el excéntrico Jack Sparrow durante su travesía en “Piratas del Caribe” (2003), nominada a seis Óscar. Lo curioso es que esta isla, hace ya muchos años, fue escenario de combates entre verdaderos piratas caribeños que buscaban conquistar tesoros y tierras. Y, por si fuera poco, esta zona cuenta con una geografía tan rica que, a tan solo pocos kilómetros, tuvo lugar (de forma ficticia) la Guerra de Vietnam. Francis Ford Coppola escogió el Río Chavón (un entorno más selvático) para relatar parte de la tragedia de “Apocalipsis Now” (1979), reconocida con dos estatuillas.

La Habana: el refugio de los Transformers

Que los “autobots” tomen La Habana ya no es sorpresa para nadie. Michael Bay escogió esta pintoresca ciudad para “Transformers 5” (2017), apenas pocas semanas después de que sus calles sirvieran de pistas de carreras para “A todo gas 8” (2017).

Dubai: el desierto (no tan) desconocido

Hollywood se ha encargado de mostrarnos el desierto de una forma que nunca nos imaginamos.  Pregunten a Tom Cruise, quien sobrevivió intacto a una tormenta de arena en “Misión Imposible: Protocolo Fantasma” (2011), tras haber trepado por uno de los espectaculares rascacielos de Dubai. Pero los humanos no han sido los únicos en tener afrontar las dificultades del desierto. Los droides de “Star Wars: Episodio VII – El despertar de la Fuerza” (2015) saben lo que supone sobrevivir a batallas épicas en este tipo de contextos únicos en el planeta.

París: el despertar de la pasión y el apetito

La ciudad de la luz, el amor y el cine. París es un museo al aire libre que sirve de plató para cualquier historia… hasta de una rata cocinera. “Ratatouille” (2007) es una película que no fue rodada como tal en las calles de París por ser de animación –de hecho, se llevó el Óscar en esta categoría— pero sí supo captar la esencia de la capital francesa desde un lugar especial: los fogones. Para los más enamorados, está “Moulin Rouge” (2001), la historia de amor ganadora de dos Óscar que encandiló los corazones de medio mundo con el inolvidable beso entre ‎Nicole Kidman y; ‎Ewan McGregor‎. Un cabaret que hoy despierta encanto pero que, a comienzos del siglo XX, fue descrito por el escritor ruso Andréi Bely como la “taberna del infierno”, donde los licores eran servidos por el “mismísimo diablo”.

Ámsterdam: lugar de amigos y grandes planes

La Ámsterdam de Van Gogh ha sido testigo de infinidad de historias. La de dos eternos amigos unidos a través de un perro, como pasó en “Truman” (2015), de Cesc Gay, una de las películas hispano-argentinas más galardonadas (5 Goyas y otros muchos reconocimientos). También esas calles fueron testigo de los grandes planes (mejor dicho: golpes) que prepararon los ladrones más divertidos y sofisticados del cine en “Ocean’s Twelve” (2004).

ESPAÑA, UN DESTINO DE CINE

Granada: enclave de la última cruzada

Cualquiera que vaya a Granada quizás algunas zonas le puedan resultar familiares. Eso es porque seguramente son uno de los millones de fans de “Indiana Jones y la última cruzada” (1989) ganadora de un Óscar. La Sierra de la Alfaguara y la estación de tren de Guadix fue uno de los lugares que Steven Spielberg escogió para su rodar esta icónica cinta de aventuras. Pero no como Granada, ya que el reconocido director decidió convertirla de un día para otro en la ciudad turca de Iskenderun.

Mallorca: el escenario ideal para todo

“Mallorca tiene una belleza muy fácil de aprovechar”. Así describió a esta isla Luis García Berlanga, director de la obra maestra del cine español “El Verdugo” (1963). Sus bellezas naturales, el sol resplandeciente casi todo el año y la particular alegría de su gente cautivaron a los ojos del cineasta. Además, ha sido capaz de seducir además a un profesor universitario en “La isla del holandés” (2000) que, a pesar de haber sido deportado a este lugar, quedó atrapado por la magia de sus cuevas y los secretos que se esconden tras este enclave del Mediterráneo.

Tenerife: el gran plató por descubrir

No es Sudamérica, ¡es Tenerife! Coches van y vienen a toda velocidad. La adrenalina está a punto de llegar a sus límites máximos. Así es “A todo gas 6” (2013), esa película que eleva a mil los sentidos. La trama se desarrolla en Sudamérica, pero lo no muchos saben es que algunas esas escenas fascinantes de Vin Diesel y Paul Walker fueron rodadas en Canarias, en lugares como Garachico, Icod de Los Vinos, San Juan de la Rambla, Buenavista del Norte y Guía de Isora,

Las Palmas: donde es posible el amor

Las Palmas de Gran Canarias fue testigo de una de las más conmovedores: la de Kilian y Bisila, en “Palmeras en la nieve” (2015), una de las reinas de los Goya con dos estatuillas. La historia se desarrolló en el Parque Rural de Doramas, en el municipio de Teror. Allí se encuentra la famosa Finca de Osorio donde se recreó una plantación de cacao de Guinea Ecuatorial, además se plantaron más de 400 palmeras y 9 edificaciones, construyendo un paraje natural único en la isla. Buena noticia: ¡la finca se puede visitar! Y todos los fans empedernidos del libro y la película pueden revivir esta idílica historia de amor. Seguro que también los habitantes de Arucas, Gáldar, Guía y Telde están abiertos a mostrar las bellezas de estas ciudades y los rincones que sirvieron de plató.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies